Culto
Javiera Mena: “En mucho tiempo no voy a volver a dar un show en Chile. Es como una despedida”

Javiera Mena: “En mucho tiempo no voy a volver a dar un show en Chile. Es como una despedida”

La artista chilena adelanta su última presentación del "Espejo tour" en el Centro de Eventos Blondie, repasa su gira internacional -que contempla un show en Coachella- y analiza la participación de la mujer en el mundo de la música chilena.

Presentaciones, nuevas canciones, ensayos, viajes al extranjero, planificaciones. Tras volver de sus vacaciones, Javiera Mena pareciera haber estado trabajando siempre. Al menos esa impresión es la que da al hablar con ella y al ver su actividad en redes sociales, donde se ve musicalmente activa.

La intérprete y compositora de “Luz de piedra de Luna” se presentará este sábado en el Centro de Eventos Blondie (más detalles al final de la nota), en un show que cerrará el tour promocional de Espejo, su último álbum de estudio a la fecha. “Me gustaría tocar canciones que no interpreto hace tiempo, aprovechando que la Blondie es un lugar especial. Siempre tocar ahí tiene un valor especial para mí”, relata la artista en conversación con Culto.

¿Habrá alguna novedad para la ocasión? “Tengo un invitado sorpresa, pero no lo voy a develar. Me gusta que las sorpresas se den ese día”, cuenta Mena. Sin embargo, el espectáculo tiene una particularidad más allá de servir como término de gira: será una despedida de los escenarios nacionales, ya que en el horizonte asoma un viaje por largo tiempo al extranjero, sin plazos definidos de retorno, según afirma la cantante.

En abril próximo, Javiera Mena se presentará en Coachella, festival que también contará con la participación de Mon Laferte y Tomasa del Real. Además de ello, ya tiene agendadas presentaciones en España. “En mucho tiempo no voy a volver a dar un show en Chile, así que esta presentación tiene esa cosa media sentimental. Y también es como una despedida, porque se viene un viaje importante”, adelanta, agregando que “obviamente la idea es venir, pero es un viaje largo el que se viene. Más largo quizá que los anteriores”. Por ello, espera este fin de semana que Blondie “explote, que la gente baile”.

Presente y futuro

Lanzado en abril de 2018, Espejo representa un cambio respecto de los álbumes anteriores de Mena, destacando su apuesta al mid-tempo y letras introspectivas, como ella misma cuenta, y su rol de productora en la pieza discográfica, siendo de paso también el primer trabajo de larga duración sin Cristian Heyne.

Ahora, ya con la última fecha de la gira promocional del álbum cerca y ya habiendo probado los temas en vivo, se anima a realizar un balance de la producción. “Se siente que hay una revisión de las mentes de las personas a mi nueva propuesta lírica. Entonces, eso ha sido muy bonito y mi show contiene varias canciones de ahí que, a pesar de que ya no estamos lanzando el disco, se quedaron y también funcionan muy bien en vivo. Las canciones también crecieron en vivo”, afirma la artista, añadiendo que siente una evolución tras Espejo.

A su vez, Mena ya tiene en su horizonte un nuevo disco. Durante las últimas semanas ha compartido imágenes en su cuenta de Instagram, donde mostraba su estudio de grabación y contaba a sus seguidores que estaba componiendo nueva música.

“Sí, estoy trabajando en nuevo material, totalmente. Estoy focalizadísima en eso, en el estudio. No tengo fecha, pero sí o sí este año voy a sacar singles y paralelamente estaré trabajando en el disco. Estoy muy a full, muy inspirada, así que la idea es ir lanzando de a poquito material este 2019”, asegura.

Una de las tendencias que ha marcado la carrera de Javiera Mena es la de las colaboraciones. Desde su primer álbum, con “Sol de invierno” junto a Gepe, a Espejo, con el dueto con Li Saumet de Bomba Estéreo en “Intuición”, la artista chilena cuenta que espera sumar un nuevo trabajo conjunto en alguno de sus próximos sencillos.

La mujer en el escenario musical chileno

Están en carteles de festivales internacionales, suman visitas en YouTube, lideran en Spotify y, en este mismo punto, cuando desde los medios de comunicación se les busca confrontar, responden fuerte y claro diciendo que no les interesa competir, que prefieren disfrutar los proyectos artísticos y que el respeto debe primar por sobre todo (como lo hizo Denise Rosenthal hace un mes exacto en su cuenta de Twitter, tras las publicaciones dedicadas a comparar las estadísticas de reproducciones de canciones entre Mon Laferte y Paloma Mami en enero recién pasado). Las mujeres cada día adquieren mayor relevancia y voz dentro del panorama musical nacional.

“Yo creo que es importante que haya este compañerismo (…) he tenido varias conversaciones con artistas que nos pasa lo mismo. Existe este compañerismo por venir de un lugar, de un pasado histórico, un poco de… exclusión”, cuenta Mena al respecto, destacando de paso la “frescura” que han entregado al espectro musical las artistas -no solo nacionales-.

“Está bien que se abran los espacios, pero si nosotras mismas no nos la creemos, no nos ponemos a trabajar en el estudio, no nos ponemos a investigar de la ciencia que es la música, el cambio no va a ser profundo. De ahí viene el cambio, yo creo, desde la propia convicción de la mujer”, complementa.

La espada de Javiera Mena

Durante estos últimos días la artista fue reconocida con el Premio Maguey Ícono Queer, galardón que lo entrega el 34º Festival Internacional de Cine en Guadalajara a “personas que se han manifestado a favor de la libertad y de la igualdad, y que son emblema de una cultura diversa y transgresora”, según destaca el sitio oficial del FICG.

“Javiera es reconocida como un ícono de la comunidad LGBTQ”, destaca en otro de sus párrafos el festival mexicano. Por ello, la compositora también se da el tiempo para repasar el caso de Carolina Torres, quien semanas atrás fue víctima de un ataque lesbofóbico en Pudahuel. Mena repudió el hecho en Instagram, con una publicación donde pedía justicia y remarcaba que “la lesbiana siempre ha sido la invisible, por eso yo nunca lo he ocultado, esa es y seguirá siendo mi espada”.

“Lo que pasó con Carolina es una cosa que, al menos yo como lesbiana, me compete directamente y había gente que no se había enterado de esta golpiza. Entonces para mí es importantísimo decirlo”, relata la cantante.

Lo virtual y lo análogo

Javiera también se da tiempo para hablar de sus predilecciones a la hora de hacer música. En la conversación afirma estar “cada vez más metida en la parte de los sintetizadores reales análogos”, tratando de desapegarse de los instrumentos virtuales de estudio (VST, por sus siglas en inglés).

Sus inicios musicales, según relató en una entrevista radial en diciembre del año pasado, estuvieron ligados a un sintetizador virtual que corría en Windows 95 y 98 llamado TS-404. Luego pasó por Fruity Loops -ahora FL Studio-, software que funciona como estación de trabajo de audio digital (DAW, por sus siglas en inglés), y con ello también se sumergió en el mundo de los VST. “Toda mi vida he sido de VST”, cuenta. Sin embargo, pese a tener alguno infaltable para sus producciones, asegura que en el presente los está dejando de lado.

“Lo que pasa con los VST virtuales es que uno se pone goloso, empieza a bajarse 100 VST y al final no dominas ninguno. Yo creo que una buena manera de trabajar, para tener tu propio sonido, es tener tres o cuatro cositas y a esas sacarles el máximo provecho”, cierra Javiera Mena.


Javiera Mena en vivo, Espejo tour.
Entradas vía Blondieticket.
Sábado 2 de marzo, 21 horas, Centro de Eventos Blondie, Av. Libertador Bernardo O’Higgins 2879 -metro Unión Latinoamericana (línea 1)-, Santiago.

Sobre el autor:

Felipe Rojas |
Periodista de La Tercera