Culto
“Don’t look back in anger”: historia de uno de los mayores himnos de Oasis

“Don’t look back in anger”: historia de uno de los mayores himnos de Oasis

El quinto single del álbum (What's the story) Morning Glory, fue compuesto por Noel Gallagher casi por accidente durante una prueba de sonido de la banda. Su grabación ocasionó una de las mayores peleas con su hermano Liam. Años después se cantó durante el homenaje a las víctimas del atentado en el Manchester Arena, tras un concierto de Ariana Grande.

El 22 de abril de 1995, Noel Gallagher estaba aburrido durante la prueba de sonido de Oasis, de cara al concierto que darían esa noche en el Sheffield Arena -con Pulp de teloneros-. Despreocupado, tomó la guitarra acústica y comenzó a tocar una progresión de acordes que se le vino a la mente en ese momento.

El compositor de la banda  tocaba y cantaba una letra improvisada, cuando su hermano Liam le preguntó: “¿Qué estás cantando?”. Le respondió el silencio. Entonces el vocalista siguió: “¿Estás cantando ‘so Sally can wait’? es genial”. En ese instante, Noel tuvo parte de la letra.

“Luego recuerdo que volví al vestuario y la escribí. Todo vino muy rápido después de eso. Ahí apareció [el título] ‘Don’t Look Back In Anger’. De hecho la tocamos esa noche, frente a otras 18,000 personas.Me senté en un taburete con la guitarra acústica, como un idiota. Nunca hago eso ahora”, contó el músico a la revista Uncut en el año 2007. En esa sección más íntima, también cantó “Take me away” y “Talk Tonight”.

Ese concierto fue además el último del baterista Tony McCarrol con la banda. Si bien, él había participado en la grabación del disco debut Definitely Maybe (1994) su poca habilidad con el instrumento y la mala relación con los Gallagher gatillaron su salida. Lo reemplazó Alan White.

Otra versión indica que Noel comenzó a escribir la canción durante una visita al estudio The Manor en Oxford,  donde participó en la grabación del tema “I Walk on Gilded Splinters”, de Paul Weller.

Como sea, lo concreto es que “Don’t look back in anger” fue una de las canciones registradas para (What’s the story) Morning Glory (1995), el segundo largaduración de Oasis. Precisamente esta canción, el quinto sencillo de la placa, causó una de las mayores peleas entre los Gallagher.

Noel hizo elegir a Liam entre esta canción y “Wonderwall” para que hiciera la voz principal, pues él quería cantar una de las dos. El menor eligió la balada acústica, la que se grabó sin problemas. Como no se requería su presencia para la grabación del tema compuesto en Sheffield, éste decidió partir al pub del pueblo más cercano, Monmouth.

Con algo de alcohol en la sangre, el vocalista invitó a 30 parroquianos a seguir la fiesta en el estudio. El guitarrista, enfurecido, los echó y tras una fuerte discusión, los hermanos de Manchester acabaron a los golpes, incluso con un bate de cricket de por medio.

El single, que salió a la venta el 19 de febrero de 1996, tuvo como lados B a “Step out”, “Underneath the sky” y una versión de “Cum on feel the noize”, de Slade. La portada se inspiró en la historia de salida de Ringo Starr de los Beatles durante el White Album. A su regreso, el baterista encontró su instrumento cubierto de flores. Por ello se trajeron 10.000 claveles de Holanda y 3.000 de ellos se tiñeron de azul, para recrear los tres colores de la bandera de Gran Bretaña. El piano blanco que también aparece es un tributo a John Lennon, pues la introducción es un claro guiño a “Imagine”.

La portada del single “Don’t look back in anger”

Años después la canción se cantó después del minuto de silencio en honor a las víctimas del atentado en el Manchester Arena tras un concierto de Ariana Grande el 22 de mayo de 2017. Días después, la misma cantante entonó el tema junto a Chris Martin, de Coldplay, en el concierto One Love Manchester el que buscó recaudar fondos para las víctimas.

Sobre el autor:

Felipe Retamal N. |
Periodista de Culto. En Twitter es @feloretamaln