Culto
Los planes y preparativos para la esperada visita de Luis Miguel a Santiago

Los planes y preparativos para la esperada visita de Luis Miguel a Santiago

Para sus cuatro shows, la llegada del mexicano se estima para este fin de semana y de madrugada. Su hotel reforzará la seguridad y planea visitar la viña que lanzó su vino.

Luis Miguel es un hombre de costumbres. Y para su regreso a Chile luego de tres años, con cuatro conciertos en el Movistar Arena durante la próxima semana, el mexicano cumplirá con varios ritos que ha convertido en tradición en cada visita al país, con el hermetismo y el celo por su privacidad como denominadores comunes.

Así, se espera que el cantante llegue a la capital este fin de semana y lejos de los focos y la euforia de los fans, con un aterrizaje programado para la madrugada. Como es costumbre, el viaje lo hará en su avión personal -proveniente de Los Angeles, Estados Unidos, una de sus residencias-, y tras descender en el sector privado del aeropuerto y cumplir con los trámites de rigor, la idea es partir directo al mismo hotel donde se ha hospedado en la mayoría de sus visitas.

Si bien el primero de los recitales está fijado para el martes 19, el mexicano y su equipo de trabajo decidieron adelantar su llegada para afinar los detalles de las fechas en Santiago, las primeras de 2019 de la gira ¡México por siempre!, con las que el solista capitalizó el fenómeno provocado por la serie que Netflix estrenó el año pasado, aunque no se tendría contemplado el estreno del segundo ciclo para 2019. De hecho, pese a los retrasos y ripios vocales que mostró en algunos conciertos, la mayoría de las fechas en su país y Estados Unidos se agotaron.

Los músicos del Sol de México también llegarán días antes y de manera parcelada, con el fin de realizar varios ensayos y pruebas técnicas antes y durante el mismo martes 19. Se estima que el cantante participará en alguna de ellas.

En total, “Micky” reunirá a cerca de 50 mil asistentes en sus shows en Santiago (12.500 por noche, aproximadamente), los que agotó en tiempo récord. Con esto iguala su convocatoria de 2014, cuando también realizó cuatro fechas en el recinto del Parque O’Higgins.

Seguridad y salidas

Si bien estará instalado por lo menos una semana en Chile, cada detalle de la agenda de Luis Miguel se mantiene en extrema reserva. Por ahora no tiene agendadas entrevistas ni actividades promocionales.

Además, el hotel donde se hospedará alista un protocolo especial de seguridad, orientado a mantener a distancia a una fanaticada que, en el último tiempo, parece haber crecido.

Cercanos a la producción comentan que, a estas alturas, el mexicano conoce bien el país y no necesita guías ni actividades recomendadas, aunque se le proporcionarán todas las facilidades para cualquier salida. Una de ellas sería para visitar una viña en la ciudad de Santa Cruz, la misma con la que hace ocho años lanzó Único, su propio cabernet sauvignon. De hecho, el intérprete estaría interesado en retomar de cerca tal negocio, luego que la entidad relanzara el año pasado el producto para capitalizar el suceso de la serie.


La serie no volvería durante 2019

Más allá de su irregular desempeño en directo en el último tiempo, para nadie es un misterio el renacer artístico que significó para Luis Miguel el éxito de su serie biográfica, que reavivó el interés por su catálogo y ubicó su actual gira entre las más lucrativas de 2018 (con 1 millón y medio de dólares de ingreso promedio por ciudad, según Pollstar). Pese a esto, la segunda temporada de Luis Miguel, la serie no vería la luz este año. Así lo estiman fuentes ligadas a la producción y las últimas declaraciones de su protagonista, Diego Boneta, quien en su reciente paso por Chile dio a entender que aún no hay fecha para volver a grabar, y que esperan definir un guión que convenza a todas las partes. Por de pronto, el actor fue confirmado para protagonizar una serie de MGM que adaptará el cómic El Gato Negro, sobre un superhéroe latino.