Culto
El crimen sin resolver de Cerati

El crimen sin resolver de Cerati

Se inspiró en un tema de Lennon, la configuró como una puñalada y pensó en cederla a Shakira. Perteneciente al disco Ahí Vamos de 2006, la triste balada es uno de los temas más recordados de su carrera solista.

Últimamente los días y las noches se parecen demasiado. Si algo aprendí en esta ciudad es que no hay garantías, nadie te regala nada. Todo podía terminar terriblemente mal. Pero este caso había que resolverlo. 

Con aquellas enigmáticas palabras, Gustavo Cerati da comienzo al video de su canción “Crimen”, un cortometraje musical inspirado en el cine noir y las películas policiales de los 50.

Perteneciente al disco Ahí Vamos de 2006 -el cuarto álbum de la voz de Soda Stereo- fue la canción que adquirió más fama, no solo de esa placa, también de su carrera en solitario.

Con una intensa introducción en piano, la voz de Cerati confiesa que está agotado de esperar sin saber nada de ella. Está destrozado porque sabe que ya la perdió, pero se empecina en saber contra quién.

“Es una canción de ruptura, pero la verdad es que la escribí en un momento de mucha felicidad. Siempre sucede que, al ser una persona conocida, están las preguntas ‘¿Con quién está?’, ‘¿Con quién no está?’, ‘¿Con quién va a estar?’ y parece que las relaciones son directas con eso. Y a veces me inspiro en cosas que están fuera del tiempo y del lugar”, dijo Gustavo Cerati sobre su canción.

Oh, los celos otra vez

“Remite a ‘Jealous Guy’, el tema de John Lennon, que para mí es la canción de amor por antonomasia. Como artista, puedo recrear o imaginar una situación, aunque no esté pasando por ella en ese momento. Y me hago carne de eso, porque cuando estoy escribiendo, hay momentos en que hasta se me llenan los ojos de lágrimas”, dijo el fallecido cantante.

Y es que el protagonista de su historia no soporta perder a su mujer y se obsesiona hasta descubrir con quién está. En el traje de un detective privado, la sigue hasta corroborar el crimen del que ha sido víctima. De hecho, su nombre original era otro.

“Este tema se llamaba ‘Celos’ y se la había mandado a Shakira por si le interesaba grabarla para su álbum. Los músicos de la banda me insistieron mucho en que la hiciera, pero yo me resistía un poco: la veía al borde de lo burdo y cursi”, explicó Cerati, pero la composición que en principio pensó ceder, se convirtió en uno de sus mayores éxitos.

Desgarradora por sí sola y desoladora como videoclip, “Crimen” es el reflejo de la desesperación post quiebre, un tema que siempre atrajo al músico argentino: “La canción es un rompecorazones de entrada, una especie de puñalada. Me gusta mucho escribir sobre conflictos de relación… no lo puedo evitar, me atrae. Aún cuando no tenga esos conflictos en mi vida (…) Pero siempre van a tener una idea autobiográfica de mis letras”.


Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov