Culto
El hombre de las mil caras: los pasos de Peter Gabriel por Genesis

El hombre de las mil caras: los pasos de Peter Gabriel por Genesis

Nadie puede negar que el aporte del inglés fue clave en los inicios de la banda. Su identidad musical y artística, lo llevó a convertirse en un intérprete completo en la etapa más psicodélica del conjunto a mediados de los 70.

Antes de ser una de las bandas pop más exitosas de los años 80 y 90, Genesis logró posicionarse como uno de los pioneros dentro del rock progresivo. Una de las claves que les permitió consagrarse en dicho estilo fue gracias al carisma de su cantante, Peter Gabriel.

Apodado “el hombre de mil caras” por los disfraces que utilizaba para interpretar cada tema, entre 1969 a 1975 lideró este conjunto que significó —según el libro Historia del Rock: la música que cambió el mundo (2016, Siruela)— una vuelta de tuerca dentro del rock en vivo.

Peter Gabriel caracterizado como flor durante la interpretación de “Willow Farm”, tema del disco Supper’s Ready.

Con melodías exuberantes creadas principalmente con guitarra acústica y piano, junto a letras que apostaban hacia lo colorido y lo fantástico, Genesis se instaló de forma exitosa con contenido poético y hermosas melodías, en medio de un círculo en que la psicodelia estaba en boga.

Dentro de los siete trabajos de estudios en los que participó el vocalista, hoy vinculado estrechamente al festival Womad, de su creación, destacan piezas extendidas sobre los 10 minutos, cantadas con intensidad dramática y con partes complejas para todos los instrumentos.

The Musical Box

Una de las composiciones que resume el aporte de Gabriel a la banda fue lanzada el 12 de noviembre de 1971. Este tema, parte del tercer álbum Nursery Cryme, proviene de la imaginación del vocalista, siendo considerada por críticos, tanto intelectual y musicalmente, como la canción más ambiciosa del grupo a la fecha.

“The Musical Box” aborda los temas de la muerte, la reencarnación y la lujuria, siempre de la mano de la faceta idílica que profesaba el intérprete en los escenarios. Es más, la letra evoca a una niña que decapita a su amigo con un palo de cricket, tal como aparece en la portada del disco. Peter Gabriel confesó que la historia representaba el desarrollo teatral de la banda y que eso especialmente era lo que más le agradaba.

Nursery Crime fue un álbum que logró una gran aceptación por parte del público, permitiendo que el grupo siga atrayendo más adeptos a sus locas melodías. La versatilidad de este tema, incluso la llevó a ser considerada para ser adaptada al séptimo arte.

El cineasta William Friedkin -quien recientemente había grabado El exorcista– alucinó al leer y escuchar la historia, por lo que llamó al agente de Charisma, la compañía independiente de Genesis, para concertar una junta con el autor de la historia. Aunque jamás se llegó a concretar.

Este no es el fin

Peter Gabriel no tenía algunos atributos de sus pares de la época como Bowie o Jagger, pero su histrionismo en el escenario comenzó a desencadenar rivalidades dentro de la banda.

Los roces con sus pares, entre ellos el entonces baterista Phil Collins, lo llevaron a dar aviso a sus compañeros de que después del tour del disco The Lamb Lies Down on Broadway seguiría su recorrido en solitario.

Este álbum conceptual es reconocido por contar con una historia muy complicada y un gran elenco de personajes, contando con letras escritas exclusivamente por Gabriel. Pese al éxito del último lanzamiento, ya no había vuelta atrás.

En palabras del músico, Genesis era algo más que un simple grupo, sino la banda que había formado cuando sólo era un adolescente en el colegio. La decisión del cantante fue toda una apuesta, que lo llevó por “no me da miedo el fracaso, hay mucho más que aprender en el fracaso que en el éxito”.

Genesis fue una experiencia irrepetible, que forjó los inicios del cantante que, al igual que su vieja banda, terminaría atrapado en las redes del pop de los 80.

Sobre el autor: