Culto
Hollywood busca saldar su deuda con las cineastas

Hollywood busca saldar su deuda con las cineastas

En respuesta a que sólo el 4% de las películas más taquilleras de la última década fueron dirigidas por mujeres, el movimiento Time’s Up convocó a los estudios a un desafío.

En la revisión de las películas más taquilleras a nivel global de 2018, para llegar a una cinta dirigida por una mujer, es necesario descender hasta la casilla 49, donde aparece el filme de fantasía Un viaje en el tiempo, la primera superproducción de Ava DuVernay (Selma). El ejercicio con 2017, si se omite la exitosa Mujer Maravilla (el primer título de superhéroes filmado por una cineasta, Patty Jenkins), es calcado: Notas perfectas 3, de Trish Sie, se ubica 49.

Ampliando la mirada, sólo un 4% de las 1.200 películas con mayor recaudación de la última década fueron realizadas por mujeres. Pero eso podría empezar a cambiar. Gran parte de los principales estudios de Estados Unidos se han sumado al #4PercentChallenge (Desafío del 4 por ciento), al igual que estrellas como Reese Whiterspoon, Brie Larson y Chris Pratt, y directores/productores como J.J. Abrams, Paul Feig y Jordan Peele. La iniciativa consiste en algo simple pero que a Hollywood parece resultarle particularmente difícil: comprometerse a trabajar con una cineasta en un largometraje en los próximos 18 meses.

Creada por el movimiento Time’s Up en conjunto con el Annenberg Inclusion Initiative, la medida es parte de lo que han denominado #TIMESUPX2, campaña que busca que se “duplique el número de mujeres en puestos de liderazgo y en otros espacios donde están poco representadas”. La misma que también busca modificar otra realidad: este año los principales premios volvieron a omitir a directoras en sus nominaciones, luego que en 2018 Greta Gerwig (Lady Bird) se convirtiera en apenas la quinta mujer en ser candidata al Oscar.

Tras el llamado de Time’s Up, cuatro de los siete estudios de la MPAA (Asociación Cinematográfica de Estados Unidos, por sus siglas en inglés) se pronunciaron a favor, faltando Sony, Netflix y Fox (adquirida por Disney). Por cierto, una de las reacciones más llamativas vino de parte de Bob Iger, CEO de Disney, que anunció que el 40% de las películas que la compañía tiene en carpeta para los próximos años cuentan con una directora, un cambio radical en el rumbo de la firma, que en la última década sólo registró seis; la más reciente, Un viaje en el tiempo.

Al menos para ese estudio el giro se hace tangible con dos estrenos de 2019 codirigidos por mujeres: Capitana América, el primer filme de Marvel sobre una heroína (de Anna Boden y Ryan Fleck) y Frozen 2 (de Chris Buck y Jennifer Lee). La nueva versión de Mulan, de Niki Caro, llegará en 2020, y para su plataforma de streaming, Disney+, alista Stargirl, de Julia Hart. Además, Cate Shortland realizará la cinta sobre Viuda Negra.

Otros estrenos dirigidos por mujeres para este año son la nueva versión de Los ángeles de Charlie (de Elizabeth Banks y con Kristen Stewart) y la adaptación de Mujercitas que filma Greta Gerwig. Todos títulos de directoras que, luego del #4PercentChallenge, debieran verse notablemente incrementados en los próximos años.

Sobre el autor: