Culto
Spinetta poeta: la historia del único libro del Flaco

Spinetta poeta: la historia del único libro del Flaco

En 1978, el músico lanzó un volumen titulado Guitarra negra. Se trató de un compilado de poesías que el autor llevaba acumuladas hasta ese entonces.

“Como nadie tiene conciencia del «control» de los manuscritos, y aun de existir dicha conciencia, ésta no intervendría en mi obra, sino como referencia simbólica a la licitud de la temática, propongo que se olvide cada palabra a medida que ella se lea”.

Así reza el prólogo que Luis Alberto Spinetta escribió para Guitarra Negra, el libro que lanzó en 1978. Por esos entonces, el Flaco ya tenía una respetable carrera musical en Argentina, donde contaba a las bandas Almendra, Pescado Rabioso, Invisible, además de su material como solista.

El texto, publicado por la editorial Tres Tiempos, se trata básicamente de una compilación de poemas que Spinetta había acumulado hasta ese entonces.

En el libro Spinetta: crónica e iluminaciones, de Eduardo Berti, el autor de “Bajan” se refirió al volumen. “Cierta violencia se destapó en mí al escribir esos textos. El otro día alguien me dijo que Guitarra Negra parece un trabajo de taller literario y que es muy flojo. Por ahí coincido un poco con eso, aunque hay algunos poemas que me gustan”.

La relación del guitarrista con la literatura no era nueva. En 1971, realizó un extenso viaje de siete meses donde recorrió Brasil, EEUU y Europa, durante el cual decidió escribir una novela, la cual no fructificó.

“Creí que había escrito una novela paranormal, pero en realidad, releyendo los textos te das cuenta de que estaba bastante loco. No estaba todo lo bien como para hacer una obra genial”, dice en el citado libro.

Consultado por Berti sobre cómo se hubiese llamado la novela, el compositor de “Durazno sangrando” señaló: “Nunca le pude poner un título. Era casi un reportaje de locura, un diario de mi viaje y mis delirios. El hecho de haber escrito la mayoría de las páginas en una plaza de París fue muy significativo”.

Además, uno de sus clásicos álbumes junto a Pescado Rabioso se llama Artaud en honor al destacado poeta francés homónimo.

Caligramas y versos

El libro Guitarra Negra tiene poesías de variado formato. Algunas están escritas a la manera de la métrica tradicional de la poesía, en verso. Otras, están hechas a la manera de un caligrama, es decir, la composición de una imagen usando palabras. Sin embargo, en esta obra su uso no es un elemento intencional.

El poeta y director de la Sech, David Hevia lo explica: “En los caligramas, hay una propuesta de formar una imagen referente a lo que trata la poesía. Un ejemplo es Vicente Huidobro con su ‘Capilla aldeana’, donde el caligrama forma precisamente una capilla. En este caso, no me parece que sea así, creo que Spinetta solo juega con las formas”.

Hevia añade que de los músicos argentinos, el mejor escribiendo es Charly García. “En las letras de sus canciones se nota que es un tipo que lee mucho”.

Guitarra Negra (1978, Ediciones Tres Tiempos) no tiene un patrón claro a la hora de denominar los poemas. Algunos tienen nombre y otros un número romano. Incluso, eso se repite en las ocho partes del texto, pues todas se denominan de manera numérica correlativa salvo la última, que se nombra: “Escorias diferenciales del alma de la letra poética”.

Consultado por Berti, en 1988, si pensaba hacer otro libro, el Flaco contestó: “¡Sí! Tengo una carpeta que desborda de textos y poesías”.

Sobre el autor:

Pablo Retamal N. |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @pabloretamaln