Culto
Sorpresa y terror: la creación de la música de Jurassic Park

Sorpresa y terror: la creación de la música de Jurassic Park

La banda sonora del filme se basó en la premisa de recrear la sensación de asombro al ver dinosaurios reales. Arreglos para orquestas, sonidos de percusión y el uso de sencillos motivos, fueron algunos de los recursos usados por John Williams para su trabajo.

El jeep se detiene en un bosque. El Dr.Grant (Sam Neil) mira al descampado. De golpe se levanta y se quita con torpeza los anteojos, como si necesitara confirmar lo que está frente a sus ojos. Con un movimiento brusco llama la atención de su compañera de expedición, la Dra. Sattler (Laura Dern). Ambos están anonadados. Frente a ellos, aparece un enorme braquiosaurio.

De fondo, suena la melodía “Theme from Jurassic Park”, compuesta por John Williams, la que tiene el motivo característico que se escucha en diferentes momentos del filme de 1993, dirigido por Steven Spielberg

En una entrevista a la revista especializada Film Score Monthly, el músico explica porqué empleó el motivo en diferentes partes de la cinta. “Creé un tema para el parque en sí, que podría usarse en varios lugares diferentes.  Así, cuando se orquesta de manera diferente, puede transmitir la belleza de lo que los personajes estaban viendo al principio. Por eso cuando los pasajeros en el jeep pasan por el grupo de dinosaurios por primera vez, este es el tema que utilicé”.

La idea de Williams era que la música lograse “capturar una sensación de asombro y fascinación” al contemplar un dinosaurio vivo en la naturaleza. En el documental The Making of Steven Spielberg’s Jurassic Park, el compositor detalla que la partitura debía transmitir “la inmensa felicidad y exaltación” del primer encuentro.

Pero el compositor también tuvo que trabajar con otro tipo de emociones, no tan agradables. En la escena en que los velociraptors persiguen a los niños en la cocina, la pieza mantiene la sensación de amenaza solo con un motivo de cuatro notas, muy similar a lo que había hecho para Tiburón (1975). En este caso, sin embargo, el arreglo no es tan sobrecargado respecto al tema central.

Otro momento es la escena del robo de los embriones por parte del personaje Dennis. En esa secuencia la mezcla resalta el trabajo de las percusiones, las que acumulan la tensión del momento. Con muy poco, el maestro consigue poner en la música los apurados pasos del corrupto funcionario del parque.

El momento de mayor tensión de la banda sonora se da en la secuencia final en que los científicos y los niños huyen de los velociraptors, cuando de pronto aparece el T-Rex. Al respecto, Williams explicó a Film Score. “La música para el Tiranosaurio Rex tenía que ser absolutamente aterradora. Quería transmitir la sensación que tendrían dos niños si se encontraran con tal bestia. Muy oscura”.

A diferencia de otras producciones, Spielberg no pudo asistir al proceso de grabación del soundtrack, pues se encontraba en Polonia rodando La lista de Schindler. Por ello, el compositor le enviaba cassettes con la música tocaba por él al piano. Cada vez que se levantaba e iba al plató, el director escuchaba con atención las grabaciones.

Meses más tarde, el hombre tras E.T le pidió al artista que creara la música del filme ambientado en la persecución judía durante la segunda guerra mundial. Williams no quería, pues aseguraba que no se sentía preparado para enfrentarse a la historia. “Búscate uno que sea mejor que yo”, le dijo. “Lo sé. pero todos están muertos”, le dijo el cineasta.

Sobre el autor: