Culto
The Misfits: la última película de Clark Gable y Marilyn Monroe

The Misfits: la última película de Clark Gable y Marilyn Monroe

La cinta estrenada a principios de los 60, ha sido considerada un filme maldito por el trágico desenlace de sus protagonistas.

Es 1960 y el cineasta John Huston, conocido como el “titán de Hollywood”, se alista para dirigir su película número 17.

Huston llevará a la pantalla grande The Misfits, la historia de una mujer ad portas de divorciarse, que viaja hasta Nevada, lugar donde conoce a dos vaqueros. Esta se convierte en la excusa para el desarrollo personal de quienes relatan esta trama, compartiendo en común que ninguno de ellos encuentra su lugar en el mundo.

Grabada en una zona desértica con temperaturas cercanas a los 40 grados, este filme contó en los roles principales con Clark Gable, Montgomery Clift y Marilyn Monroe. La actriz, que estaba casada el guionista de a cinta -Arthur Miller-, tomó el personaje escrito exclusivamente para ella.

Créditos: United Artists

El rodaje comenzó en julio de ese año y finalizó a fines de noviembre, pero tuvo muchas dificultades para terminar la producción. Por un lado tenemos a Gable, conocido galán de cine y ganador del Oscar, quien a sus 59 años ya no estaba en las mejores condiciones, sobretodo por su afición al cigarrillo y los licores fuertes.

Al mismo tiempo, Marilyn estaba en la etapa más compleja de su carrera, con diferentes crisis que afectaban la continuación de las grabaciones. Monroe, la estrella del momento, se movía a gusto: faltaba con frecuencia al rodaje, tenía dificultades para poder concentrarse y para controlar su insomnio. Además, consumía fuertes dosis de fármacos y alcohol.​

Créditos: United Artists

Respecto a la película, la trama de 124 minutos gira en torno a la soledad , concepto que representaba el momento de quienes eran las estrellas de la producción. Los problemas de Gable y Monroe, eran conocidos por la crítica hollywoodense, quienes recuerdan las interpretaciones de estos por “por irradiar desesperanza”.

Además, la historia de Miller, está plagada de diálogos que expresan la melancolía escondida por los personajes. Por ejemplo, Roslyn, el personaje de su esposa, en un momento expresa: “Mi problema es que nunca me dura la felicidad, estoy condenada a estar sola, desde pequeña”. Una frase, que coincide con la historia de Monroe.

Tras el fin del rodaje, el 4 de noviembre de 1960, nada volvió a ser igual. Días después de terminar la grabación, Gable sufrió una trombosis coronaria y, 10 días más tarde, un fallo cardíaco terminó con la vida del actor, sin poder ver el montaje final.

Meses después, el destino de la joven Marilyn siguió el camino de su compañero de estudios. Una supuesta sobredosis cerró los ojos de la artista. Por mucho tiempo, The Misfists fue considerada una película maldita, por el drástico desenlace de sus protagonistas, según consigna DesertUSA.

Este registro, a más de cinco décadas de su estreno, se convierte en un legado único que unió a dos grandes íconos, aumentado el mito de estos artistas que marcaron la primera mitad del cine en el siglo XX.

Sobre el autor: