Culto
“Basket Case”: cómo crear un hit con un ataque de pánico

“Basket Case”: cómo crear un hit con un ataque de pánico

El tercer single de Dookie, álbum que cumple 25 años, se inspiró en las crisis de ansiedad que sufría el vocalista de Green Day, Billie Joe Armstrong, por ello, su video se grabó en un hospital psiquiátrico real.

“¿Tienes tiempo para oír mis quejas?”. Así, solo con esa pregunta, mientras suena un acorde de guitarra, arranca “Basket Case”, el tercer single de Dookie, el álbum que Green Day lanzó el 1 de febrero de 1994, el que les permitió dar el paso a la masividad gracias a su distribución con la multinacional Reprise Records.

La canción, tal como varias de las registradas en el disco, trata de una experiencia del vocalista y líder de la agrupación, Billie Joe Armstrong. Desde su juventud el músico padeció de ataques de ansiedad, los que le producían una profunda angustia: solía despertar en medio de la noche y caminar por el vecindario para calmarse. Con los años, los exámenes médicos establecieron que tenía “Trastorno de pánico”, una enfermedad que produce repentinos episodios de miedo, muy intensos.

“La única forma que encontré para lidiar con esto, fue escribir una canción al respecto”, explicó el guitarrista en palabras citadas por el sitio soundonsound. La letra, de forma coherente con la música, deja en claro las sensaciones del vocalista: “Algunas veces me doy a mí mismo escalofríos/Algunas veces mi mente juega trucos en mí”.

Un oscuro sótano, con un sillón viejo y varias cajas de pizza vacías botadas en el suelo, fue el lugar donde Armstrong escribió el tema. Por esos días, el hogar del músico era el subsuelo de una casa de estudiantes en ruinas, en la villa universitaria de Berkeley, en California. Ese lugar era también la sala de ensayo de la banda y una suerte de centro de operaciones donde recibían a su manager y contestaban las llamadas telefónicas.

En cuanto a lo musical, es un tema con sonido seco, pues el trío quería emular la sonoridad de los grupos punk de los setenta.  “Es una gran canción. Como el resto de Dookie, tenía un estilo que todos copiaban, incluido Blink-182. La verdad es que estábamos haciendo lo que normalmente haríamos, pero se convirtió en una producción. Estilo que mucha gente trató de imitar”, comentó a Soundonsound, Neill King, el ingeniero de sonido de la placa grabada entre septiembre y octubre de 1993 en Fantasy Studios.

Contrario a lo que se piensa, “Basket Case”, no fue un éxito inmediato. Como no salió editado en un álbum single, no entró en la lista Billboard Hot 100, de hecho en Inglaterra apenas se empinó en el puesto 55. Pero fue la rotación del video en MTV y la intensa presentación de la banda en el Festival Woodstock 94′ el que le dio el impulso definitivo.

Siguiendo el espíritu del tema, el clip se filmó en las dependencias abandonadas de un hospital psiquiátrico, el Agnews Developmental Center, de Santa Clara. Fue nominado a los MTV Awards 95′ en las categorías de Video de Año, Mejor Video de un Grupo, Mejor Video Metal/Hard Rock, Mejor Video Alternativo, Video Revelación, Mejor Dirección, Mejor Montaje, Mejor Cinematografía y Elección de los Televidentes. Por desgracia, no ganó ninguna nominación.

Con los años, Billie Joe Armstrong le siguió dando vueltas al significado de la canción. “Es un himno para los bichos raros. Se trata de perder la cabeza. La mayoría de la gente ha tenido esa experiencia”, relató a Rolling Stone en 2017.

Sobre el autor:

Felipe Retamal N. |
Periodista de Culto. En Twitter es @feloretamaln