Culto
El tardío reconocimiento a Paul Schrader en los Oscar

El tardío reconocimiento a Paul Schrader en los Oscar

Con una reconocida trayectoria como cineasta, el norteamericano fue nominado por primera vez a los premios de la Academia por su última producción. A sus 72 años, su motor es permanecer vigente, más por el gusto de trabajar, que por la ansiada búsqueda de la estatuilla dorada.

Taxi Driver o La última tentación de Cristo son cintas relevantes en la carrera de Martin Scorsese, las cuales sin la colaboración de Paul Schrader en su rol como guionista, jamás hubiesen existido.

Schrader tiene 72 años y ha tenido una carrera larga y variada en el mundo del cine. Dirigió un total de 23 película, pero quizás, First Reformed , su último trabajo lanzado en 2018, es el que ha causado mayor interés por parte de la crítica.

Esta historia nos muestra a un reverendo del ejército, que comanda una pequeña iglesia en el norte de Nueva York, pero vive a la sombra de la muerte de su hijo en Irak, 

El drama, dirigido y escrito por Schrader, ha sido calificado por la prensa especializada como un filme “totalmente nuevo y original”, entregando señales propias de un trabajo que sigue bajo los tópicos que siempre ha presentado en su carrera: la angustia existencial, la culpa y la necesidad de redención.

La cinta protagonizada por Ethan Hawke -la cual aún no tiene fecha de estreno en Chile- ha ganado varios premios, y la semana pasada se confirmó la nominación a Mejor guión original en la próxima edición de los Óscar, reconocimiento que había sido esquivo desde sus inicios como cineasta a principios de la década de los 70.

Reconocidos trabajos de Paul Schrader: Taxi Driver, Racing Bull, The last temptation of Christ y First Reformed.

Respecto al codiciado premio de la industria, Schrader conversó con Vulture semanas antes de saber que su último trabajo sería elegido entre los cinco mejores del año, algo que a este artista le parece extraño: “Sabes, no puedo realmente pensar en eso. Recuerdo haberle dicho a Marty (Scorsese) en un momento, porque estaba obsesionado con el premio, y le dije: ‘Si tu prioridad es obtener un Oscar, necesitas una nueva prioridad'”, afirmó al medio norteamericano.

Otro de los temas que conversó con el sitio web fue si éste se sentía decepcionado por su carrera, la cual ha pasado inadvertida dentro del público masivo, lo cual jamás ha sido una preocupación para él: “Fui muy, muy afortunado de haber tenido la validación, casi desde el principio. Lo que obtuve de Taxi Driver es lo que la gente hace para toda una carrera. Estás involucrado en una película que no muere. Eso golpea la diana del clima cultural. ¿Cómo planeas que eso suceda y cómo te sucede a ti cuando tienes 27 años?”.

Es más, el escritor detrás de cintas como Aflicction o Racing bull, siempre entendió que realizó este trabajo buscando algo más allá del reconocimiento. “La gente cree que hay un inconveniente porque piensan que vivirás en la sombra. Pero en realidad, es absolutamente liberador. No necesitaba que mi aptitud como cineasta fuera validada. Y conozco personas que pasó toda su vida desesperada por esa validación. La única presión ahora es hacer un buen trabajo. No importa cuántas fichas te queden, tienes que quedarte en la mesa. Esa es la cosa. No puedes dejar que te hagan salir de la mesa”, expresó Schrader.

Pese al comprensivo desinterés del cineasta de desprenderse de todo premio o reconocimiento, Paul Schrader por primera vez competirá el próximo 24 de febrero frente a otras  producciones como Vice, Green Book o Roma, todas estas también nominadas como Mejor película. Una suerte de aval a una trayectoria que ha entregado grandes producciones al inconsciente popular.

Sobre el autor: