Culto
El productor local que asesora a las figuras de Viña 2019

El productor local que asesora a las figuras de Viña 2019

Roberto Trujillo, director musical de Luis Fonsi, creó los nuevos shows de los colombianos Sebastián Yatra y Karol G.

El auge del pop latino en el mundo le ha abierto puertas y nuevas perspectivas a muchas estrellas de esta parte del mundo, pero también a otros profesionales de la música que trabajan en las sombras. Es el caso de Roberto Trujillo (35), quien en el último tiempo se ha convertido en uno de los productores chilenos más activos y solicitados de la industria, así como en pieza clave del éxito planetario de algunas de las grandes figuras de la música popular en español.

Desde 2017, Trujillo es el brazo derecho de Luis Fonsi, quien justo cuando “Despacito” se erigía como éxito global lo fichó como director musical. Una labor algo desconocida para el resto del mundo pero fundamental para el actual paradigma de la música, que consiste en diseñar la propuesta en vivo y los arreglos de una gira -o de un show en particular- para cada artista.

“La idea es tratar de traducir lo que ellos quieren y aprender también de ellos para llegar a un punto en que todos quedemos contentos”, sintetiza el músico, que luego de crear la gira Love and Dance, la misma que lo tuvo recorriendo cada rincón del mundo junto a Fonsi durante los últimos dos años, sumó nuevas colaboraciones para otras estrellas del pop en español: los colombianos Sebastián Yatra y Karol G, dos de las figuras internacionales del próximo Festival de Viña.

“Son dos artistas que están en un gran momento de sus carreras y súper involucrados en cada aspecto de ella”, comenta Trujillo, quien en el caso del cantante, uno de los más escuchados de la región en el último año, se hizo cargo de la dirección musical de su primera gran gira solista por Estados Unidos, realizada entre octubre y noviembre pasados.

Con Karol G, estrella ascendente de la música urbana y flamante ganadora del Grammy Latino a Mejor nuevo artista, la labor del productor chileno también ha sido sustancial: “Karol me llamó para hacerme cargo de su show en vivo. Quería empezar a usar una banda sólo de mujeres así que hice los arreglos de esa gira, la producción del show y también de su presentación en los Latin Grammy, donde cantó Mi cama”, detalla.

En una época en que los artistas pasan buena parte del año sobre los escenarios -hoy por hoy su principal fuente de ingresos-, el oficio de Trujillo, que en el mundo anglo realizan productores como Adam Blackstone y Rickey Minor, se ha vuelto cada vez más cotizado en la música latina. Así lo ve al menos el hijo del director de orquesta Roberto Trujillo Sibilla y nieto del pianista Valentín Trujillo, quien antes de saltar a la primera línea del pop en español trabajó con nombres locales como Ángel Parra Trío, De Kiruza y Myriam Hernández.

“Ojalá los artistas y la industria latina empiecen a entender que esta figura es un aporte a sus shows, independiente si es rock, pop o reggaetón”, comenta el músico, que comienza el 2019 trabajando junto a Francisca Valenzuela y preparando el concepto de la próxima gira mundial de Luis Fonsi.

Sobre el autor:

Andrés del Real |
Sub-editor de Espectáculos de La Tercera.