Culto
“Es un buen tipo mi viejo”: conflictos entre padre e hijo en la música

“Es un buen tipo mi viejo”: conflictos entre padre e hijo en la música

De Luis Miguel a Madonna, varias figuras de la canción han llevado una relación tensa con sus progenitores por diferentes razones.

Hace pocos días se conoció la demanda de la cantante Rihanna a su padre por el uso fraudulento de su nombre para negociar conciertos y acuerdos comerciales sin su consentimiento. Esta historia se suma a otras de larga data en que no necesariamente la relación filial fue un buen recuerdo para los artistas. En Culto recordamos algunas de ellas.

Luis Miguel y Luisito Rey

La serie biográfica sobre “El sol de México” reveló al gran público la compleja relación entre el cantante y su padre, el español Luisito Rey (interpretado en la serie por el catalán Oscar Jaenada), quien manejó su carrera desde su niñez. El ibérico, llamado Luis Gallego García, era un cantante de moderada fama, que no dudó en explotar el talento de su hijo. Controlaba con mano de hierro todos los aspectos de su vida, y según afirmó el ex director del Festival de Viña, Sergio Riesenberg, incluso le daba cocaína para que soportara la exigente agenda de presentaciones. Tras una violenta discusión, rompieron su relación y Luis Miguel le pidió al argentino Hugo López que lo representara.

The Beach Boys y Murry Wilson

En sus comienzos, la banda californiana era manejada por Murry Wilson, quien era padre de los hermanos Carl, Dennis y Brian, a quienes se les sumaban el primo Mike Love y su amigo Al Jardine. Murry, un músico frustrado, era un padre que maltrató de manera física y psicológica a sus hijos, especialmente a Brian, a quien le hacía críticas desalentadoras y le propinó una golpiza que lo dejó sordo de un oído. En 1964 fue despedido por el quinteto, a causa de su trato autoritario y sus oscuros manejos financieros. La historia se cuenta en la biopic Love & Mercy.

Michael Jackson y Joe Jackson

Joe, el patriarca del clan Jackson, era un hombre rudo. Fue boxeador, operario industrial y un músico frustrado, que apenas notó el talento de sus hijos mayores Tito, Jackie y Jermaine, comenzó a manejar su carrera. Michael, quien se sumó tiempo después, con los años relató los abusos físicos y psicológicos sufridos por parte de su progenitor, los que incluían golpes, gritos y maltratos. En 2010, tras la muerte del Rey del pop, Joe reconoció a Oprah Winfrey que fue un padre golpeador, pero que no se arrepentía de haberlo hecho. Pese a ello, su hija Janet, siempre le defendió. “Mi padre, mi increíble padre, me impulsó a ser lo mejor que podía ser”, dijo en los Premios de Radio Disney Music 2018.

Madonna y Silvio “Tony” Ciccone

Si hay un momento clave en la vida de la intérprete de “Like a virgin”, es la muerte de su madre cuando ella tenía cinco años. A partir de allí, mantuvo una tensa relación con su padre ítalo-americano Silvio “Tony” Ciccone, cuando este rehizo su vida al casarse con otra mujer, Joan, a quien ella no aceptó. Incluso en los días en que la cantante trataba de hacerse un nombre en Nueva York, prefería alimentarse de lo que encontraba en la basura, antes de pedirle ayuda. La canción “Oh, father”, incluida en el disco Like a prayer (1989) habla sobre él: “No puedes lastimarme ahora/Me alejé de ti/Nunca pensé que lo haría”. Sin embargo, con los años se reconciliaron.

Sobre el autor:

Felipe Retamal N. |
Periodista de Culto. En Twitter es @feloretamaln