Culto
El corazón de la cumbia chilombiana: grandes canciones de Chico Trujillo

El corazón de la cumbia chilombiana: grandes canciones de Chico Trujillo

A partir de la cumbia, la agrupación nacida en Villa Alemana ha explorado en la canción popular latinoamericana incorporando ritmos como el bolero, el ska y guiños a la música andina. De "La Medallita" a "Sin excusas" revisamos algunos temas del catálogo del grupo.

Desde su origen en un gira europea de La Floripondio, la banda oriunda de Villa Alemana tiene en la cumbia el punto de partida de una exploración sonora abierta a la incorporación de sonidos de la canción popular latinoamericana; una fusión que ha entregado canciones de gran aceptación masiva. En Culto revisamos algunas de ellas.

Gran Pecador

Este tema que da nombre al álbum de 2012 editado por el sello Oveja Negra, resume la inquietud de la agrupación por darle una identidad a su música, pues además de la instrumentación clásica de cumbia con percusiones y bronces, se oyen sonidos propios del subcontinente como el charango o la quena, lo que se hace aún más patente en las versiones de directo. Es decir la “cumbia chilombiana” de la agrupación hace guiños a la mejor tradición del rock de raíces de fines de los 60′.

Déjame decirte algo

Este es de los primeros temas originales que la agrupación trabajó de cara a su primera producción titulada Chico Trujillo y la señora imaginación (2001). Se trata de una composición en ritmo de bolero con guitarras eléctricas que recuerdan al sonido de la década de los sesenta. El tema gana fuerza con una sentida interpretación por parte de Aldo “El Macha” Asenjo, de una letra que narra con escenas muy claras, una historia de reproches: “Déjame decirte algo, a veces no me crees. Se encarga tu cara de decírmelo”.

La Medallita

Un tema creado por los colombianos Calixto Ochoa y Pedro Salcedo Ortega es el que abre el disco llamado Cumbia chilombiana (2006). La versión de los villalemaninos tiene un pulso más acelerado, aunque los arreglos instrumentales con instrumentos latinos y órgano le dan un aire más fresco. En Sudamérica también la canción también fue conocida por la versión del Cuarteto Continental, un conjunto originario del Perú.

 Loca

Es tal vez uno de los temas más conocidos del conjunto. Incluido en el disco Plato único bailable (2008), es un tema que trata sobre el fin de una relación narrada de forma fragmentada, con saltos temporales. El sonido del órgano le da un toque de dramatismo que es imposible no relacionar con la obra de Los Ángeles Negros en la década de los setenta. La agrupación también ha interpretado el tema con instrumentación acústica que por momentos hace guiños al bolero. Prueba de la versatilidad y dominio del cancionero latino de los músicos. El video oficial cuenta con una notable actuación de Fernando Farías.

Sin excusas

Otro ejemplo del interés de los villalemaninos por el bolero es “Sin excusas”, uno de los temas en ese estilo incluídos en Plato único bailable. Compuesto por “El Macha” Asenjo, también suele interpretarlo en los conciertos de Bloque depresivo, el combo que se dedica a los clásicos del repertorio romántico latino. “Yo no vengo a buscar/ni tampoco a pedir/una excusa ni nada/ vengo a decirte que estaba escrito/y que no nos salvábamos nada” reza la letra con aire a una conversación a corazón abierto, en un bar de mala muerte con cerveza barata.

Sobre el autor:

Felipe Retamal N. |
Periodista de Culto. En Twitter es @feloretamaln