Culto
La alcaldesa Cathy Barriga: una historia comparable a la ficción

La alcaldesa Cathy Barriga: una historia comparable a la ficción

La actual edil, que incursionó como modelo y bailarina en televisión, y que después fue emprendedora de vestuario y consejera regional antes de llegar al sillón maipucino; ha roto esquemas con su particular forma de ser. En Culto, críticos literarios y de cine comparan su personalidad con figuras femeninas de ficción, nacidas en libros, y que luego fueron llevadas al séptimo arte, señalando que la vida de la ex-integrante de Mekano podría ser considerada para llevarla a la pantalla.

Partió en el programa Chipe Libre de Chilevisión, para luego incursionar como Robotina en Maldita Sea, del extinto canal 2 Rock&Pop, en los ‘90. Mega (Mekano), Canal 13 (La granja VIP) y nuevamente la actual estación del grupo Turner (Fiebre de baile), la tuvieron en sus filas, hasta que decidió emprender en una tienda de ropa.

El próximo paso fue entrar a la arena política, área en la que su marido, Joaquín Lavín León -con quien se casó el año 2009- es actual diputado por el distrito N°8 (Colina, Lampa, Tiltil, Pudahuel, Quilicura, Maipú, Estación Central y Cerrillos). Primero lo hizo como consejera regional (CORE), de la Región Metropolitana, donde llegó a presidir la comisión de salud.

Pero la historia no termino ahí, ya que en octubre de 2016 fue electa alcaldesa de Maipú. Ella es Cathy Barriga, que con un estilo propio ha logrado posicionarse en el reñido mundo gubernamental. La edil, que no descarta ser candidata al sillón de La Moneda, tiene una historia personal que según Ana Josefa Silva, comentarista de cine y espectáculos, se podría guionizar, para llevarla a la pantalla.

“Desde que uno la tuvo a la vista y desde su matrimonio, toda su vida fue singular: con quién se casa, cómo se casa, la forma en qué elige casarse, también llama la atención, no es común”, enfatiza Ana Josefa a Culto, aludiendo a que en la ceremonia nupcial Cathy llegó a bordo de un carruaje tirado por caballos, al más puro estilo de princesa Disney, gusto que la alcaldesa no ha ocultado.

Ana Josefa precisa también qué el tipo de formato más apropiado, para reflejar en pantalla la actual vida de la alcaldesa de Maipú “es una miniserie reality, por ejemplo tipo Marie Kondo”  aludiendo a la serie en Netflix A ordenar (Tidying up), en donde la escritora japonesa lleva a la práctica la filosofía del orden y la limpieza, leit motiv de sus best sellers.

“Creo que ese es el mejor formato, porque básicamente es un documental, en que la cámara acompaña a una persona a distintos lugares y se va viendo lo que esa persona va haciendo y la interacción con otros. Se puede hacer una cosa en ese estilo y puede resultar muy simpático”, señala la periodista.

Cathy, Scarlett, Jo y Jane

La personalidad y el estilo de gestión que Cathy Barriga ha tenido al mando de la municipalidad de Maipú, también han sido motivo de comentarios. En redes sociales ha recibido críticas, pero también palabras a favor por parte de sus seguidores que suman más de 33 mil en su cuenta de Twitter, menos actualizada que su Instagram con más de 530 mil followers.

Al respecto, Ana Josefa Silva compara ciertos rasgos de Cathy con personajes literarios, que luego aparecieron en el cine: Scarlett O’Hara (Lo que el viento se llevó, de Margaret Mitchell), Jo (Mujercitas, de Louisa May Alcott) y Jane Bennet (Orgullo y prejuicio, de Jane Austen). Aunque, para Silva, la alcaldesa tiene una aproximación mucho mayor a las princesas Disney.

“Cathy tiene otra aproximación a la posibilidad de acceder al poder, y su presentación no es puramente externa. Esta cosa de princesa Disney que ella tiene, realmente lo siente. Porque si tú la miras hacia atrás es coherente. Por ejemplo, cómo fue su matrimonio tiene más que ver con las princesas Disney”, asevera la crítica de cine y series de televisión.

De los tres personajes mencionados más arriba, Ana Josefa señala que todas son mujeres decididas, como Cathy “que tiene esa impronta”, pero la ve más cercana a Jane Bennet (Orgullo y prejuicio): “Yo la asimilo más a ella, que es una mujer que toma decisiones, pero es más dulce, por decirlo así”. En cuanto a las otras dos, indica cuál es la principal diferencia con Scarlett O’Hara y Josephine March.

“Hay que ganarse a las personas y eso está en la personalidad de ella (Cathy Barriga), como no lo está en personajes como Jo o el personaje de Scarlett O’Hara, a quienes no les interesa conquistar o seducir a otros”, señala Ana Josefa, quien agrega que “a muchos les molesta que ella tenga todavía este aspecto de princesa Disney, pero es parte de su carácter y de su manera de ser”.

Finalmente, la periodista señala que “tanto el personaje de Scarlett O’Hara, como Jo y Elizabeth Bennet son muy rupturistas, van como de frente, de una manera que no veo a Cathy Barriga, a pesar de que es muy decidida. Pero no es la manera en que ella lo hace. Por eso es que la miro más como esos personajes más dulces”.

En tanto, el escritor y crítico literario, Camilo Marks, en su particular estilo, descartó que Cathy Barriga se asimile a Scarlett O’Hara “que es una mujer indómita, rebelde, en una época de guerra y que está enamorada toda la vida de un hombre y se casa con otro. Y no veo que Cathy Barriga haya hecho nada asociado con la palabra heroico o con la palabra coraje”.

Respecto a Jo, de Mujercitas, dijo que la alcaldesa de Maipú tampoco se asemeja al perfil de ese personaje de ficción. “Esa es la hermana menos agraciada de las cuatro hermanas bonitas, es simpática, es amorosa y cariñosa. Me gusta Louisa May Alcott, pero hoy es una escritora difícil de leer, bastante anticuada”, agregó el crítico.

Marks recordó la época en que la alcaldesa estuvo en el programa Maldita Sea, del canal 2 Rock&Pop, en los ’90, “que fue muy especial y muy transgresor, en una televisión que nunca se había visto en Chile y que nunca más se volverá a ver. Y aunque ella sea de ideas de derecha, viene de un medio muy progresista en lo ideológico. Y yo creo que lo es”.

Finalmente, el escritor se refirió al izamiento de una bandera mapuche en la Plaza de Maipú, que flameó junto a la bandera nacional días después del asesinato del comunero mapuche Camilo Catrillanca, el 14 de noviembre del año pasado. “Eso lo hacen pocos alcaldes”, enfatizó, agregando que Cathy Barriga es una figura “atractiva y muy mediática, pero eso en sí mismo no es malo”.

Sobre el autor:

Óscar Pérez Tapia |
Periodista. En Twitter es @opereztapia