Culto
José Maza: “La ignorancia hace que la gente se ponga muy imaginativa”

José Maza: “La ignorancia hace que la gente se ponga muy imaginativa”

El astrónomo aclaró que no hay un "lado oscuro" de la luna, sino que en rigor se trata de un lado oculto. Además explicó la importancia de las misiones New Horizons y Osiris Rex para comprender los orígenes del Sistema Solar.

En entrevista con Tercera Dimensión de La Tercera, el astrónomo José Maza se explayó sobre las misiones de exploración espacial que se han conocido en lo que va del año. En primer lugar, el científico se refirió a la importancia del arribo de la sonda Osiris Rex al asteroide Bennu. “Estudiar estos objetos, ver su composición química, es muy interesante para saber como era ese material que no dio origen a ningún planeta. Se busca entender como era el material que se aglutinaba para formar estos cuerpos”.

En su estilo didáctico, el autor de Marte: la próxima frontera (Planeta) también detalló los cambios en las nuevas misiones que exploran el material disperso en el espacio. “Hasta hace poco las naves iban y esencialmente les tomaban una foto, pero ahora van, se instalan arriba como un parásito, les chupan su “sangre”, la traen para acá y vamos a poder ver la muestra. Esto marca el futuro de la exploración espacial”, detalló.

New Horizons: clave en el origen del sistema solar

Respecto a la misión New Horizons que llegó hasta una roca en el Cinturón de Kuiper bautizada Ultima Thule, marcando el encuentro más lejano con un objeto del Sistema Solar, Maza detalló que su importancia radica en que el objeto está compuesto de material muy similar al que dio origen al sistema solar, debido a que su lejanía con el sol, es más difícil que le afecte la radiación. “Esta prístino, está impecable. El sistema solar se formó a partir de objetos como el Ultima Thule, entonces tener fotos a esa distancia es fantástico”, explicó.

El astrónomo estima que en febrero, se podrían conocer nuevas fotos de la roca, debido a lo limitado del ancho de banda del satélite.

Consultado respecto a qué se podría encontrar más allá del límite al que llegó New Horizons, el Premio Nacional de Ciencias Exactas detalló: “Eso nadie lo ha visto, pero entre mil y 10 mil unidades astronómicas estarían los comienzos del sistema solar. Habría una nube de cometas, llamada la Nube de Oort”.  Desde ese punto, esos cuerpos celestes iniciarían su recorrido, pese a que algunos se desvían a órbitas menores a causa de la influencia gravitacional de planetas grandes como Júpiter.

La atracción del lado oscuro de la luna

El 3 de enero la sonda china Hang’e-4 alunizó en la cara de la Luna que no mira hacia la Tierra. Respecto a la misión, José Maza destacó que la proeza “es llegar adonde otros no han llegado jamás”. Ello es porque no se trata de una proeza sencilla por la dificultad de emitir señales desde ese lugar. Por ello, el astrónomo detalló que los orientales debieron lanzar un aparato de comunicaciones que orbita el cuerpo celeste y está en conexión que la nave que se posicionó en suelo lunar.

Respecto a la fascinación que produce esta cara oculta del satélite natural, a la que se le han atribuido diversas cualidades, el científico detalló que “la ignorancia hace que la gente se ponga muy imaginativa, y empiezan a aparecer toda clase de teorías y tonterías”. A renglón seguido explicó que la Luna no tiene un lado “oscuro”, sino que simplemente por la atracción gravitacional de la Tierra, mira desde la misma posición a nuestro planeta.

La importancia de conocer más sobre esa zona de la luna, el académico detalló que ello puede aportar mayores posibilidades de observación espacial: “En el lado oculto, al no tener la Tierra, la noche que dura quince días sería oscura,  por lo que por ejemplo, si se tuviera un telescopio, aquellos fenómenos que duren cinco días, uno podría tenerlos día y noche. Acá uno observa ocho horas y luego tiene que parar porque sale el sol”.

Sobre el autor: