Culto
La entrevista que cambió la carrera de David Bowie

La entrevista que cambió la carrera de David Bowie

En 1972, el artista dio una entrevista donde se declaró gay, lo que le materializó el primer golpe mediático de su carrera y lo hizo ganar fama en EE.UU., a la par de su consolidación creativa.

En 1972, en Reino Unido, David Bowie materializó uno de los primeros grandes golpes de efecto en su carrera: empezó a utilizar a los medios de comunicación para sus propios planes publicitarios. En esa temporada, realizó una entrevista a Melody Maker, por esos días la más importante revista musical de la isla, la que cambiaría por completo la trayectoria del “Camaleón”.

“Aún cuando no estuviera vistiendo trajes sedosos comprados en Liberty’s y su largo pelo rubio ya no cayera onduladamente por detrás de sus hombros, David Bowie se veía delicioso”. Así inicia la entrevista –titulada “Oh you pretty thing”- del periodista británico Michael Watts, conversación en la que el cantante se declaró gay y lanzó la predicción de que se convertiría “en algo enorme antes de estrellarse contra la tierra”. Fue una de las primeras veces que un periodista del rubro –siempre inclinado a mirar la música sólo desde lo artístico y social- coqueteaba abiertamente con un entrevistado, y en la que un músico se declaraba abiertamente gay en un medio.

La entrevista marcó un punto de inflexión en su carrera, ya que el artista no sólo pasó a ser un símbolo de la comunidad homosexual; debido al impacto de sus palabras, su nombre ganó muchísima resonancia en EE.UU., el mercado más importante del planeta. Por tanto, la ambición de conquistar Norteamérica daba su paso más firme.

Los antecedentes

1972. Con una guitarra psicodélica, acompañada de un bajo, se inicia la canción “The Man Who Sold The World” (1970). Bowie acaba de lanzar el álbum con el mismo nombre, el que distribuyó 50 mil copias en Estados Unidos, donde pasó a ser conocido como el Bob Dylan inglés. Sin embargo, llegó la hora del despegue con su nuevo trabajo, Hunky Dory (1971), junto al guitarrista Mick Ronson, que según el periodista “combina un don irresistible para las líneas melódicas con letras”, las que van desde “narrativa directa, filosófica o alegórica”, dependiendo de la profundidad a la que se busca llegar.

En la entrevista se presenta un Bowie interesado por la mitología, ambivalente con su propia sexualidad, combinando roles femeninos y masculinos, y dice ser el creador del rock pantomímico en Estados Unidos.

“Lo importante es que yo no tenga que cargar con ello. Quiero seguir así hasta que la moda haya acabado. Solo soy un vándalo cósmico, supongo. Siempre tuve un estilo definido en cuanto a la ropa. Yo mismo la diseño. Yo diseñé esta. Es que no me gusta la ropa que se compra en las tiendas. No es que lleve vestidos todo el tiempo en cualquier caso. Cambio todos los días. No soy escandaloso, soy David Bowie”, dice en parte de la entrevista.

El artista, adelantado para su época, concluye la reunión con una visión un poco fatalista en relación al futuro.

“Me parece que creamos un nuevo tipo de persona de alguna forma: un niño que va a estar tan expuesto a los medios que estará perdido con relación a sus padres cuando tenga 12 años”.

La entrevista está disponible en el libro Bowie por Bowie, entrevistas y encuentros con David Bowie, publicado el 2018, editado por el escritor y periodista Sean Egan. Se puede encontrar en la Feria del Libro Chilena ($21.900).

Sobre el autor: