Culto
Alessandro Baricco: “Tengo fascinación por los personajes que desaparecen”

Alessandro Baricco: “Tengo fascinación por los personajes que desaparecen”

El autor italiano regresó a Chile para participar en el ciclo La Ciudad y las Palabras de la UC y en el Festival Santiago a Mil, donde mañana presentará su conferencia Mantova Lectures.

El auditorio de la Facultad de Arquitectura de la UC alcanzó su máxima capacidad. La convocatoria que logró la presencia del escritor italiano Alessandro Baricco en La Ciudad y las Palabras, ayer por la tarde, superó las expectativas. Conocido por su aprecio hacia los grandes clásicos de la literatura, el autor de Seda sorprendió a ese numeroso público, que salía incluso de la sala, cuando enumeró sus referencias literarias: Sergio Leone, John McEnroe y Los Simpson.

Con el ascendiente y la popularidad de una estrella que traspasa los límites de la literatura, el autor nacido en Turín en 1958 fue el primer invitado del año del seminario asociado al Doctorado en Arquitectura UC, que cuenta con el apoyo de La Tercera. A 10 años de su primera visita, en 2008, Baricco fue presentado por José Rosas, director del doctorado, y sostuvo una conversación con el dramaturgo Marco Antonio de la Parra.

“Somos la primera generación de escritores que escribimos libres, sin modelos narrativos”, dijo a propósito de su primera novela, La tierra de cristal.

Respecto de Mr. Gwyn, la historia de un escritor que deja la literatura por los retratos, dijo que siente atracción por los personajes que desaparecen. “Ocurre en este libro como en Novecento. Tengo una fascinación por esos personajes que no solo desaparecen físicamente sino también en su propio sueño. Yo también desaparezco en mis libros. Uno desaparece al escribir; es un gesto que te involucra más que la lectura”.

Baricco se refirió también a Homero, Ilíada, su homenaje a la obra maestra, y sostuvo que si bien trata de una guerra entre hombres, “tiene pequeñas historias donde los hombres son dulces e incluso tiernos, donde la grandeza humana vence al infierno”.

También habló de Seda, ese breve relato ambientado en Japón: contó que cuando la llevó a su editor, le prometió otra obra más extensa, City, que iba a generar más dinero. Ocurrió lo contrario: Seda se convirtió en su mayor éxito.

Su participación en La Ciudad y las Palabras no fue su única actividad en el día. Por la mañana dio una conferencia en torno a Mantova Lectures, el espectáculo que montará mañana en el Teatro Municipal de Las Condes y el sábado en Arica.

Un superhéroe

“Benvenuti”, dijo de entrada ayer en la mañana Baricco en un hotel de Vitacura. “Yo creo que se puede hacer preguntas en español, es posible que yo entienda, si no me traducen”, dijo el escritor, quien entre sus actividades en Santiago, compartió con la artista francesa Sophie Calle.

El autor de reconocidos libros llevados al teatro como Sin sangre (2003) se refirió a Mantova Lectures, que es parte del Festival Santiago a Mil. Allí, en el escenario, entre sus palabras y la proyección de imágenes, la figura central de su “storytelling” es el rey de Macedonia, Alejandro Magno.

“No me complica hablar de Alejandro Magno, una figura histórica mítica y universal como un superhéroe de Marvel. Más complejo sería dar una clase de Proust o Schumann”, dijo.

“Es difícil de explicar antes lo que va a pasar. Teóricamente es una clase de una hora y media, pero es una emoción, un viaje, por eso es importante el texto, la luz, la música y la puesta en escena”, contó Baricco sobre Mantova Lectures. “Este viaje que parte en Alejandro Magno, tres siglos antes de Cristo, después pasa a Barack Obama, y retorna a Alejandro Magno, es un típico viaje que tenemos que hacer, y me preguntaba qué saben los jóvenes aquí de Alejandro Magno”, señaló el autor del ensayo Los bárbaros (2008).

El año pasado llegó a librerías la continuación de ese volumen, The Game, que en español se editará en mayo por el sello Anagrama. “Es mucho mejor que Los bárbaros”, dijo entre risas. “He estudiado más. Es un libro más ambicioso. Reconstruye toda la revolución digital y trata de entender los cambios mentales que hemos hecho en esta revolución. También no era fácil encontrar una forma de narrar: y poder explicarle a mi madre y a mi hijo es un gran resultado”, agrega y cuenta que hay un capítulo en The Game dedicado a las redes sociales, para lo que se hizo cuentas en Facebook, Instagram y Twitter.


Sobre el autor: