Culto
Bohemian Rhapsody y Roma triunfan en la noche de los Globos de Oro

Bohemian Rhapsody y Roma triunfan en la noche de los Globos de Oro

El retrato de Freddie Mercury se impuso como Mejor Película, mientras la cinta del mexicano Alfonso Cuarón ganó premio Mejor Película Extranjera y Mejor Dirección.

Fue una de las ediciones más polémicas en la historia de los Globos de Oro. En 2018 la 75° versión de los premios que entrega la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, estuvo teñida por la manifestación masiva de la comunidad de actores y actrices quienes vistieron de riguroso negro en respuesta al escándalo por las denuncias de abuso sexual en contra de prominentes figuras como Harvey Weinstein y Kevin Spacey, usando el slogan Time’s Up (llegó la hora). Un año después de la tormenta parece haber llegado la calma y ya en las horas previas al evento en el Hotel Beverly Hilton de Los Angeles, durante la alfombra roja, no se veía rastro de la otrora campaña contra el abuso en Hollywood.

La ceremonia partió con el discurso de los presentadores Andy Samberg (Brooklyn Nine-Nine) y su compañera, la actriz Sandra Oh, quien sí hizo una sentida referencia a la transformación que está sufriendo la industria con lo que ella llamó “los rostros del cambio” y la cámara se enfocó en actrices como la mexicana Yalitza Aparicio (Roma) y Regina King, quien justamente se quedó con el galardón a Mejor Actriz Secundaria por If Beale Street could talk, la película de Barry Jenkins (Luz de luna) que adapta la novela de James Baldwin.

La actriz además marcó uno de los puntos altos de la noche al decir que desde ahora solo realizará proyectos que respeten un 50-50 la equidad de género.

En términos de favoritismo corrían casi a la par, sin embargo, al final Bohemian Rhapsody se impuso como la cinta de la noche al quedarse con los galardones de Mejor Película en Drama y Mejor Actor, para Rami Malek, en la piel de Freddie Mercury. Su rival Nace una estrella, del director y actor Bradley Cooper, fue la gran perdedora de la noche. De cinco nominaciones sólo ganó en una: Mejor canción para Shallow, interpretada y compuesta por su protagonista Lady Gaga, que perdió como Mejor Actriz frente a Glenn Close (La esposa).

La otra favorita indiscutida de la noche Roma, cinta en blanco y negro que retrata la infancia de su director el mexicano Alfonso Cuarón, se quedó con el galardón a Mejor Película en Lengua Extranjera y Mejor Dirección. “Este filme no hubiera podido ser posible sin los colores específicos que me hicieron quien soy”, dijo el cineasta de 57 años, antes de lanzar un “gracias familia, gracias México”.

La tercera nominación que tenía Roma era Mejor Guión, que fue para Green book: Una amistad sin fronteras. El filme que retrata a un pianista que contrata a un guardaespaldas en una gira por la América profunda durante los 60, fue la más premiada de la noche, sumando los galardones de Mejor película musical o comedia y Mejor actor de reparto para Mahershala Ali.

La película más nominada de estos Globos de Oro, El vicepresidente, sólo se llevó el premio de Mejor de actor de comedia, para Christian Bale, por su transformación en el rol de Dick Cheney, el vicepresidente de George W. Bush.

La británica Olivia Colman, en tanto, se llevó el galardón de Mejor actriz de comedia por su rol de la reina Ana Estuardo en La favorita, del griego Yorgos Lanthimos. Y Mejor película de animación fue para Spider-Man: Un nuevo universo, que superó a Los Increíbles 2 e Isla de perros.

Los ganadores en TV

Como dicta una ley no escrita de los Globos de Oro, el título que se impuso anoche en las categorías de comedia fue una novedad de los últimos meses: El método Kominsky, ficción de Netflix protagonizada por Michael Douglas y Alan Arkin, como dos amigos que circulan por temas como la amistad y la vejez. Con un galardón para Douglas (el sexto Globo de Oro en su carrera) y otro para la serie, dejó atrás a producciones nuevas como Barry de HBO y la tercera temporada de The good place. También a la serie de Amazon The marvelous Mrs. Maisel, que no pudo repetir el premio de hace un año, aunque su estrella Rachel Brosnahan logró obtener el de Mejor actuación en serie de comedia por segunda vez.

Luego de su triunfo en los Emmy, El asesinato de Gianni Versace: American crime story -que llegaba como la más nominada de la noche en TV- confirmó los pronósticos y logró el premio de Mejor miniserie y Mejor actor para Darren Criss (por su rol de Andrew Cunanan, el victimario del diseñador italiano).

Más dispersas fueron las categorías de drama. En su temporada final, The americans al fin fue reconocida como Mejor serie dramática, pero sus actores principales no celebraron. Esos premios fueron para Richard Madden, el recordado Robb Stark de Game of thrones, por el thriller Guardaespaldas; y para la misma Sandra Oh, por Killing Eve, sobre una oficial del MI5 obsesionada con una asesina.

Mientras que HBO sólo obtuvo un premio (Patricia Clarkson por Sharp objects) , otros ganadores fueron Ben Whishaw (Mejor actor secundario por A very english scandal) y Patricia Arquette (Mejor actriz de miniserie por Escape at Dannemora).

Sobre el autor: