Culto
Mellado es enviado a París: México e Italia están sin agregado cultural

Mellado es enviado a París: México e Italia están sin agregado cultural

Su designación se hace en medio de la insatisfacción en la escena artística por el anuncio de la ex embajadora en Grecia (2010-2013) Carmen Ibáñez como agregada cultural en Buenos Aires, que fue cuestionada por la directiva de Arte Contemporáneo Asociado (ACA).

A 10 meses del cambio de gobierno el destino de la mayoría de las agregadurías culturales en el extranjero es incierto. Este jueves, el curador y crítico de arte Justo Pastor Mellado (69) confirmó su nombramiento como agregado cultural en París, cargo que asumirá el 16 de enero.

“Mi primera tarea será hacer el mapa de las relaciones culturales ya existentes para hacerlas más eficientes, explorar nuevos campos y conectar cosas sobre todo. Para mí, un agregado cultural no es un productor de eventos, es quien hace una diplomacia cultural y eso lo hace a través del discurso de la cultura chilena ante las organizaciones francesas, y frente a la escena cultural entera”, dice Mellado.

Su designación se hace en medio de la insatisfacción en la escena artística por el anuncio de la ex embajadora en Grecia (2010-2013) Carmen Ibáñez como agregada cultural en Buenos Aires, que fue cuestionada por la directiva de Arte Contemporáneo Asociado (ACA), en una carta publicada en La Tercera el pasado 19 de diciembre: “Al no contar con una trayectoria que respalde su designación, sólo nos queda pensar que su nombramiento constituye una suerte de premio a la lealtad o pago por servicios que no se relacionan con las funciones de su nuevo cargo. Por estas razones solicitamos la renuncia de la agregada cultural”.

Mellado, en cambio, goza con una vasta trayectoria en la escena cultural local desde los años 80 cuando – tras estudiar Filosofía Política en Francia- volvió para a trabajar a la par de la Escena de Avanzada. Su último cargo público lo asumió a fines de 2011, en el ex gobierno de Piñera, como director del Parque Cultural Valparaíso, que dejó tres años después en medio de una crisis financiera. Mellado, entonces, se refugió en la investigación artística al frente del Centro de Estudios de Arte (Ceda), espacio formado por su amigo galerista Pedro Montes y hace un año expresó su anhelo de participar en las políticas culturales del gobierno. Ahora ya es un hecho. “Esto no es la crítica de arte, no es el combate, es un trabajo mucho más callado y sistemático. Tiene que ver con establecer lazos de confianza y credibilidad”, resumió .

Eso sí, aún quedan nominaciones clave pendientes en las agregadurías culturales en Italia y México, ambas acéfalas, mientras que otros personeros como la periodista Catalina Herrera en Londres y el escritor Roberto Brodsky en Washington, podrían continuar en sus respectivos cargos.

Hace unos meses, La Tercera informaba que la demora en la designación de estos cargos se debía a una petición directa de Presidencia a la Cancillería de eventualmente eliminar agregadurías culturales con miras a reducir gastos, teniendo en cuenta, además, que ya en su primer mandato, el presidente priorizó a los agregados comerciales, que tienen por misión promover los negocios más que los proyectos culturales bilaterales.

Sobre el autor: