Culto
Michael Stipe, la voz detrás de R.E.M

Michael Stipe, la voz detrás de R.E.M

Quien fuera líder de una de las bandas estadounidense más influyentes de la últimas décadas del siglo XX, cumple 59 años.

John Michael Stipe, más allá de ser la cara visible de la música anglo, ha utilizado su espacio en el círculo musical para defender sus preocupaciones políticas y sociales. Nacido en Georgia en enero de 1960, comenzó a ver su vida con otros acordes cuando en su adolescencia  la onda punk que reinaba la década de los 70 se hizo parte de su identidad. Músicos como Patti Smith, Television o Wire eran parte del playlist habitual del artista, siendo la inspiración para formar una banda de covers donde encontró su lugar detrás del micrófono.

Fue durante sus estudios de pintura y fotografía en la Universidad de Georgia, cuando Stipe formó lazos con Peter Buck, un aspirante a guitarrista que junto Mike Mills en el bajo y Bill Berry en la batería, dieron vida a R.E.M en 1980. La banda en 1983 gestó el primer álbum de larga duración, siendo Murmur el comienzo de un estilo que reveló una creciente conciencia con preocupaciones socio-políticas, entre ellas temas ambientales y política exterior estadounidense. No es sorpresa que Stipe sea un activo luchador por los derechos humanos, el control de armas y los derechos de los animales.  

Tras el disco debut, el grupo continuó con Reckoning en 1984, con el que alcanzó el top 30 de las listas de la época para luego publicar al año siguiente Fables of Reconstruction, obteniendo visibilidad por cadenas como MTV.  Su mejor época la vivieron en la década de los 90, cuando en 1991 publicaron Out of time, disco que contiene alguno de los éxitos que mantienen viva a la banda como “Losing My Religion” y “Shiny Happy People”. El rock alternativo de Automatic for the people en 1992 fue el que provocó que Stipe, con letras como “Everybody hurts” o  “Man on the moon”, le permitiera ser reconocido como una inspiración para las próximas generaciones de artistas. Tras 31 años unidos junto a 85 millones de copias, R.EM tomó la decisión de terminar su historia en 2011.

Lejos de las luces, Michael siempre ha sido una persona muy reservada, que no se deja llevar por las críticas. Abiertamente homosexual, no fue hasta 2008 que decidió reconocer su orientación sexual para servir de ejemplo a quienes vivían escondidos. Así también, Michael siempre ha sabido cuidar su círculo cercano. Una de sus amistades más largas de la música es la que mantiene con el vocalista de Radiohead, Thom Yorke, quien compuso gracias a un consejo que le dio Stipe. A su vez, el tema del quinteto británico fue influencia del tema “Disappear”, perteneciente al album Reveal de R.E.M.

En los últimos años -y tras el término de la banda- la voz de Stipe ha aparecido para criticar la figura de Donald Trump, luego de enterarse que el presidente norteamericano ocupó “It’s The End of the World as We Know It (And I Feel Fine)” en una actividad realizada en el Capitolio sin solicitar autorización a los creadores, provocando la furia del cantante que los tildó de “hombres tristes, captadores de atención, hambrientos de poder” tras la indignación provocada por usar su música. 

Su personalidad también lo llevó a cerrar Instagram y sus redes sociales, explicando que los usuarios merecen “mejores plataformas para la expresión y la comunión“.

Michael Stipe se mantiene como una voz humanitaria, que tanto sobre un escenario como detrás de este, siempre ha sabido dar vida a su leyenda.

Sobre el autor: