Culto
Un verano sinfónico

Un verano sinfónico

Siete iglesias de Santiago prestarán su privilegiada acústica para el Coro del Teatro Municipal; el barrio Yungay y la comuna de Pedro Aguirre Cerda serán terreno de la Orquesta Clásica de la Usach, y la Quinta Vergara tendrá todos los sábados de enero a una agrupación docta, desde la Filarmónica de Santiago a la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile.

El Coro del Teatro Municipal en las iglesias

Un coro que no cante el “Va pensiero” de Giuseppe Verdi en sus presentaciones al gran público no es un coro con sintonía masiva. Pues bien, el Coro del Teatro Municipal de Santiago sí tiene aquella conexión con la audiencia y comienza el año con una serie de siete presentaciones en iglesias de Santiago donde la popular pieza de “los cautivos hebreos en Babilonia” de la ópera Nabucco es el gran remate de su programa. Antes, en cualquier caso, el Coro tiene preparado un extenso programa subdividido en Obras sacras, Opereta y Opera.

Todo comienza con el conocido “And the glory of the Lord”, de El mesías de Haendel, acompañado con “Panis angelicus” de César Franck y el “Pie Jesu del Réquiem” del compositor británico Andrew Lloyd-Webber (Jesucristo Superestrella). El intermedio lo componen extractos de operetas de Johann Strauss II y Franz Léhar, mientras que la tercera parte incluye segmentos de “La flauta mágica de Mozart”, el emotivo coro “Inneggiamo il signor non é morto” de Cavalleria Rusticana de Mascagni y el mencionado “Va pensiero”.

Esta es la segunda vez que el Coro se presenta en forma solista en iglesias; el año pasado lo hizo alternando con la Filarmónica de Santiago.

Los conciertos gratuitos dirigidos por el maestro Jorge Klastornick son siempre a las 20 horas desde el martes 2 al jueves 10 de enero en las iglesias Los Sacramentinos, Perpetuo Socorro, San Agustín, San Ignacio, Basílica La Merced, Catedral de Santiago y San Lázaro (más detalles en municipal.cl).

El Coro, además, tendrá una participación importante en Opera Mía, tres conciertos junto a la Filarmónica y solistas vocales chilenos del 15 al 17 de enero en el Municipal. Dirigidos por Pedro-Pablo Prudencio, cantarán arias y pasajes de óperas de Rossini, Mascagni, Bizet, Donizetti, Verdi y Puccini.

Nicolás Rauss y la Orquesta Usach a la calle

Foto: Orquesta Sinfónica USACH

La Orquesta Clásica de la Universidad de Santiago, a diferencia de otras agrupaciones, tiene una temporada de conciertos anual gratis. Dirigida por el maestro suizo radicado en Chile Nicolás Rauss (en la foto), suele llenar el Aula Magna del recinto universitario con programas dúctiles donde siempre se mezcla lo tradicional con las apuestas. Y hay, por ejemplo, creaciones contemporáneas, bastantes piezas de compositores chilenos, música no estrictamente docta y, por supuesto, los clásicos de siempre, aquellos que el público nunca deja de pedir.

En enero, la formación de Rauss dará dos conciertos fuera de su habitual sede de avenida Ecuador. El miércoles 16 de enero se presenta en el Teatro Novedades, en pleno barrio Yungay, y al día siguiente va a la Casa de la Cultura de la comuna de Pedro Aguirre Cerda. Ambas presentaciones serán a las 19.30 horas y tienen las mismas obras: obertura “El rey Esteban” de Beethoven, creada por el compositor en 1811 e injustamente poco conocida; los “Jeux d’enfants” de Bizet, una de las pocas obras sinfónicas del autor de la ópera Carmen; tres canciones del compositor chileno Enrique Soro, donde intervendrá la soprano Alyson Rosales; el “Momento andino”, pieza que el recientemente fallecido Vicente Bianchi estrenó en 1951, y el muy llamativo “Músicas retocadas”, arreglo orquestal de varios temas del grupo Congreso realizado por su propio baterista y compositor, Tilo González.

A la semana siguiente, el 22 de enero, el Coro Madrigalista de la U. de Santiago iniciará el Ciclo de Música Antigua en el Aula Magna, con creaciones renacentistas y barrocas de compositores españoles y latinoamericanos. En escena habrá instrumentos antiguos como la tiorba a cargo de Rodrigo Díaz o la viola da gamba por Luciano Taulis.

Cuatro orquestas para la Quinta Vergara

Foto: Patricio Melo

También son libres las entradas para los conciertos de la Fundación Beethoven en la Quinta Vergara. Eso sí, hay que retirarlas antes en el mismo recinto o en la Municipalidad de Viña del Mar.

Y, para ser francos, hay que hacerlo rápido, pues se agotan rápido.

Las presentaciones, todos los sábados del mes a las 20.30 horas, comienzan el 5 con la Orquesta Filarmónica de Santiago que conduce Pedro-Pablo Prudencio. El programa es particularmente amplio y el denominador común son las obras de Shakespeare en que se inspiran; la obertura “Coriolano” de Beethoven (que, en rigor, conoció primero al trágico personaje romano a través de la obra del dramaturgo austríaco Heinrich Joseph von Collin), la obertura-fantasía “Romeo y Julieta” de Tchaikovsky y la conocida suite “Sueño de una noche de verano”, de Mendelssohn.

La Orquesta de Cámara de Chile bajo la conducción de Julio Doggenweiler estará el 12 con la obertura de la ópera “El barbero de Sevilla” de Rossini, el “Concierto para trompeta” de Hummel y la suite orquestal de la ópera Carmen de Bizet.

El 19 de enero es el turno de la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil dirigida por Juan Pablo Aguayo, que parte con “El huaso y el indio” del chileno Juan Casanova Vicuña, sigue con “Encantamiento y tres danzas brasileñas” del compositor paulista Camargo Guarnieri y concluye con la romántica “Primera sinfonía” de Brahms.

La temporada al aire libre en Viña del Mar tiene su punto final este año con la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile (foto) dirigida por el maestro venezolano Rodolfo Saglimbeni. Tocarán un programa bastante ecléctico, que incluye extractos de obras de Handel, Mozart, Vivaldi, Verdi, Puccini, además de la obertura Ruslan y Ludmila y las “Danzas Polovtsianas” de los rusos Glinka y Borodin, respectivamente.

Sobre el autor:

Rodrigo González |
Sub-editor de Cultura de La Tercera.