Culto
Morrissey en el Movistar Arena: estoy aquí

Morrissey en el Movistar Arena: estoy aquí

El británico llegó a cerrar la cartelera de artistas internacionales del 2018 con un sólido concierto en el recinto del Parque O'higgins. Un show que demuestra la fortaleza del hombre que, a sus 59 años, aún tiene mucho que decir.

Desde que canceló una gira completa por Chile en 2013 junto a una serie de hechos que demuestran una personalidad fuerte y decidida, la idea de que Morrissey cancelara a último momento se posiciona como una idea razonable. Y así mantuvo el hermetismo tras comenzar 37 minutos después de lo acordado en el ticket, cuando en un perfecto español la voz del inglés nos tranquilizaba diciendo: “Estoy aquí”. El último show de la gira “Low in High School” había comenzado.

Con un Movistar Arena repleto, el ex líder de The Smiths daba inicio con “William, it was really nothing” para luego dar paso al clásico del disco Maladjusted (1997), “Alma Matters”. Steven Patrick, más amable de lo normal, entregaba constantes muestras de cariño hacia un tranquilo público chileno que disfrutaba de un artista que brilla por donde se le mire, incluso dando espacio en el concierto para firmar autógrafos entre los afortunados que se encontraban al lado del escenario.

Morrissey estuvo cerca de una hora y 30 minutos en escena, tiempo en el que tocó alrededor de 17 canciones, entre las cuales destacan “Wish you lonely”, “Hairdresser on fire”, su reciente cover “Back on the chain gang” y la potente interpretación de “How soon is now?”, donde el trabajo del gong, el bombo y las luces permitieron una sensación de éxtasis entre los asistentes. Algo que tenemos claro es que Mozz siempre tiene algo que decir. Desde su vestimenta, una camiseta con una vaca junto al mensaje “No + Rodeo” más el hashtag #NoEsDeporte fueron parte de los mensajes que expresó a través de las constantes imágenes que acompañaban a las melodías del inglés. Su apoyo a las chaquetas amarillas al ritmo de “I’m throwing my arms around Paris” o su posición al conflicto social de Venezuela, usando la camiseta de fútbol de país vinotinto y dedicando para our neighbors (sic) el tema “Who will protect us from the police?”, sencillo de su más reciente álbum el cual da vida a esta gira.

Los temas que dieron punto final a este concierto fueron éxitos indiscutidos: “Let me kiss you”, “Everyday is like Sunday” y “The first of the gang to die” fueron el broche de oro que permitió animar al respetuoso público del lugar. A sus 59 años, Morrissey cierra un paso perfecto por la capital donde mantiene su faceta de ídolo de multitudes, siendo Chile un país que siempre esperará un poco más del chico malo de Manchester.

Sobre el autor: