Culto
Zapatos Rojos, una intervención para hablar de femicidio

Zapatos Rojos, una intervención para hablar de femicidio

La artista mexicana Elina Chauvet realizará por primera vez su obra en Chile, donde instalará mañana cerca de 500 zapatos pintados, en el Paseo Bulnes. La obra se replicará en Punta Arenas, Iquique y Valparaíso.

Como una forma de generar conciencia sobre la violencia contra las mujeres, el año 2009 la artista mexicana Elina Chauvet (1959) realizó por primera vez su obra Zapatos Rojos, una instalación que hizo en la plaza de Ciudad de Juárez con 33 pares de zapatos de mujeres. Hasta la fecha, ha replicado el proyecto alrededor de 200 veces en Estados Unidos, Argentina, Italia, Noruega y España, entre otros países. Mañana, la artista mostrará por primera vez su obra en nuestro país, la que contará con cerca de 500 zapatos y que estará todo el día en el Paseo Bulnes. El acto se repetirá mañana también en Punta Arenas e Iquique, y el miércoles 14 en Valparaíso.

“El proyecto lo diseñé inicialmente con el objetivo de que se pudiera hablar de la violencia contra las mujeres y estos crímenes tan atroces que sucedían en esos años”, comenta Elina Chauvet. Como una forma de hablar del contexto social, pero también inspirada por la muerte de su hermana quien fue víctima de femicidio, Chauvet ha establecido la discusión y reflexión en cada lugar donde presenta su obra.

Zapatos rojos no solo busca impactar visualmente, sino que también es una instancia de reflexión que va desde recibir las donaciones de zapatos, pintarlos, hasta instalarlos en el espacio público. “Pensaba en cómo hacer algo con pocos recursos y que pudiera impactar de manera importante nacional e internacionalmente. Y bueno, los zapatos fueron el objeto que elegí porque evidencian la ausencia”, señala la artista. Una obra que también involucra a la comunidad en el proceso de pintado, y que quiere empatizar y ayudar a las mujeres que de alguna u otra forma han sido violentadas.

¿Cómo ha visto que se ha abordado el tema de la violencia de género desde que comenzó con su instalación hasta ahora?

Cuando inicié con el proyecto era un tema que casi no estaba en el espacio público, al menos no en México. Estaban las mamás activistas, había protestas, pero no era algo que abarcara a mucha parte de la sociedad. Creo que con el pasar de los años, tal vez he puesto un granito de arena. Las mujeres hemos tenido más valor y disposición de llevar el tema a las calles. Es un tema que ya está discutido mucho en la sociedad, pero ahora lo que está faltando es que los gobiernos puedan hacer algo para detener el problema. Porque realmente es un problema social muy fuerte y muy doloroso. Cada vez hay más femicidios, entonces urgen leyes que puedan hacer algo.

¿Considera que el arte puede ayudar efectivamente a levantar la reflexión de temas como este?

El arte es una herramienta excelente para ayudar a hacer conciencia sobre muchos temas. Ojalá hayan más artistas que hicieran obras de este tipo, porque es un intercambio muy bueno y efectivo, pues el arte sensibiliza.

Sobre el autor: