Culto
My beautiful broken brain: la tragedia que cautivó a David Lynch

My beautiful broken brain: la tragedia que cautivó a David Lynch

Disponible en Netflix, el documental cuenta la historia de Lotje Sodderland, una mujer que sufre un derrame cerebral y luego comienza a comprender el mundo como su director favorito.

“Un arcoíris abstracto”. Eso es lo que Lotje Sodderland, una mujer de 34 años, fue capaz de ver a través de su ojo derecho luego de haber tenido un derrame cerebral el año 2011. Ese hecho dio pie al documental de su historia: My beautiful broken brain, disponible en Netflix.

Siendo productora de documentales en Londres, Sodderland tenía una vida común hasta que un día todo cambió. El derrame que sufrió la dejó sin poder hablar, escribir y hasta pensar. Pero luego de una larga recuperación comenzó su verdadera aventura: conocer a su nuevo cerebro. El que inevitablemente la iba a unir al director de Twin Peaks.

La documentalista, tras comprobar que después del accidente comenzó a ver una “realidad paralela” a través de su ojo derecho, no tardó en darse cuenta que todo lo que le estaba sucediendo era muy parecido a una película de David Lynch, su director favorito.

En medio de su rehabilitación, su discapacidad comenzó lentamente a transformarse en visiones de un mundo mucho más brillante, intenso y que, según ella, definitivamente eran sus sentidos entrando a otra dimensión, a la que solo pudo acceder cuando su cerebro dejó de funcionar como el del resto de las personas.

No sabiendo si eran alucinaciones o una puerta de entrada a un mundo desconocido, y en medio de su recuperación para volver a hablar, leer y escribir, decidió mandarle cartas a Lynch explicándole lo sucedido.

El historial de exploración de la mente humana del cineasta en sus películas, el surrealismo y el propio cerebro de David Lynch, le dieron a la protagonista una actitud positiva frente a su “nuevo mundo”, y encontró entonces en su tragedia una salida que la juntó con su director favorito, al punto en que él decidió hacerse cargo del documental, siendo el productor.

“El cerebro es realmente fascinante y en gran medida es por la forma en que nuestros cerebros pueden lograr una coherencia total: al encontrar la iluminación y la satisfacción. Seguramente se sentirán conmovidos e inspirados por este viaje de auto-redescubrimiento”, comentó Lynch en la premiere del filme, que fue estrenado en 2016.

Descubriendo los misterios de la conciencia humana, Sodderland conoció a David Lynch y su manera de ver la realidad, con su bello y averiado cerebro.

My beautiful broken brain está disponible en Netflix.

Sobre el autor:

Magdalena Bordalí |
Periodista. En Twitter es @emebordali