Culto
Alejandra Costamagna, finalista del Premio Herralde de Novela

Alejandra Costamagna, finalista del Premio Herralde de Novela

Su libro El sistema del tacto secundó a la ganadora, Lectura fácil, de la española Cristina Morales.

Un viaje, una familia, la figura del padre y la cordillera de por medio. Esos elementos que de algún modo han aparecido en la obra de Alejandra Costamagna (1970) son los que dan forma a El sistema del tacto, su más reciente novela. Un libro, dice, que “me acompañó durante mucho tiempo en silencio” y que resultó finalista del Premio Herralde 2018.

Creado en 1983, el galardón lo han recibido algunos de los más destacados autores contemporáneos de la lengua, entre ellos Javier Marías, Roberto Bolaño y Enrique Vila-Matas.

En esta entrega resultó vencedora la novela Lectura fácil, de la española Cristina Morales (1986). En ella, cuatro primas con algún grado de discapacidad intelectual, se enfrentan a los prejuicios, el machismo y los abusos, así como a la falta de libertad, en la Barcelona actual. “Cristina Morales ejecuta una danza desenfrenada, desbordante de comicidad, en torno a la vida urbana, la cordura, la política y el sexo”, destacó Gonzalo Pontón, que integró el jurado con Marta Sanz, Juan Pablo Villalobos, Rafael Arias y Silvia Sesé.

También puede interesarte

La novela de Alejandra Costamagna, en tanto, transcurre entre Chile y Argentina, entre el pasado y el presente. “Por un lado está la chilena Ania y por el otro, como una suerte de espejo involuntario, el argentino Agustín. Sobrina y tío, piezas de un mismo árbol de ramas resquebrajadas. Ambos mantienen relaciones complejas con sus progenitores, lo que determina sus conductas y condiciona sus futuros inmediatos”, dice Culto. “El relato va apareciendo de manera fragmentada en episodios que van desde los años 70 del siglo pasado hasta las primeras décadas del actual, pero hace también saltos hacia un pasado más lejano, el de las migraciones italianas a comienzos del siglo XX a una Argentina que parecía ser la América productiva y soñada de entonces”, agrega sobre una narración que explora en el lenguaje y en los límites difusos de lo real y lo imaginario en la memoria.

Ambas novelas serán editadas a fin de mes por Anagrama, y la obra de Alejandra Costamagna estaría en Chile en diciembre.

Sobre el autor: