Culto
Los periodistas de Netflix: ¿Seguir para creer o En pocas palabras?

Los periodistas de Netflix: ¿Seguir para creer o En pocas palabras?

Este año Netflix añadió dos nuevas series documentales a su catálogo. La primera es En pocas palabras (su título original es Explained) realizada por Vox Media y la segunda es Seguir para creer (Follow this, en inglés) realizada por Buzzfeed. Aunque ambas series están ligadas a las noticias, pero con enfoques opuestos. Dignas de enfrentarse en el ring.

Round 1: ¿Qué temas tratan?

Buzzfeed investiga los fenómenos de moda que surgen o que han logrado visibilizarse en Internet. Este espectro es muy amplio: desde los activistas por los derechos de los hombres hasta los creadores de contenidos de ASMR. Sin embargo, la mayoría de las problemáticas responde a algo que sucede en un país o ciudad en específico. Lo más cerca que ha estado Buzzfeed de Latinoamérica es en el capítulo donde se visitan clínicas de rehabilitación de drogas (muy poco convencionales) en México.

En la otra esquina, Vox decide abarcar temáticas mucho más globales (y no necesariamente contingentes) como la brecha salarial, el mercado de valores, la monogamia y la corrección política. En casi todos los capítulos, se realiza una visión a los orígenes del fenómeno y se entregan testimonios de distintos especialistas.

Si te gusta lo contingente, eres Team Buzzfeed. Si quieres entender aspectos atemporales de la sociedad, eres Team vox.


Round 2: ¿Y quién nos cuenta la historia?

La serie de Vox es narrada por distintas voces, algunas más reconocibles que otras (como Kristen Bell, Jerry Springer o Rachel McAdams). La serie de Buzzfeed nos presenta un periodista nuevo en (casi) todos los capítulos, este periodista se especializa en reportear el tema que nos presenta, lo cual hace lógico que cada capítulo sea abordado por un “especialista” en particular.

La TV convencional tendía a ocupar la figura del conductor para dar unidad entre los episodios. El streaming nos ha permitido ignorar esta convención. Punto para ambas.


Round 3: narrar con creatividad

En pocas palabras es un formato que se centra en entrevistas a expertos y material de archivo (noticias, películas, videoclips, gráficos, etc). Probablemente, califica mejor como un ensayo audiovisual más que como serie documental. Nos presenta una pregunta y distintas respuestas a ella. Entrega una conclusión final, pero tiende a dejar ciertas interrogantes abiertas para ser discutida por la audiencia.

Seguir para creer es más cercano a un docurreality de detectives. Seguimos a un periodista curioso, ávido por investigar un tema (muchas veces nos comenta sus motivaciones personales). Como una serie muy millenial, el periodista googlea primero toda la información posible para conseguir una una tesis inicial pero luego de su primer entrevistado, comenta sus opiniones a cámara. Luego llama a su editor/a, quién le sugiere profundizar el punto de vista buscando a un nuevo entrevistado. Lentamente, nuestro periodista junta las distintas piezas de su puzzle. Cada capítulo termina con el/la periodista escribiendo su artículo para la web de buzzfeed y planteando sus conclusiones o preguntas a la audiencia.

La ficción del reportaje está construida de manera prolija, aunque podamos dudar de la verosimilitud del periodista que habla con su editor por el teléfono, no podemos dudar de la expresión y emoción del periodista ante comentarios o actitudes desagradables de sus entrevistados.

(No puedo decidir un ganador aquí).


Round 4: innovación

Mi gran problema con En pocas palabras es que no es nada nuevo y distinto a lo que podemos encontrar en el canal de Youtube de Vox. De hecho, las versiones de youtube tienden a ser más cortas y después de terminar el capítulo podemos leer los comentarios de los usuarios (algo que considero necesario en cada medio informativo). El otro punto débil de En pocas palabras es el bombardeo de información. Nos entrega una gran cantidad de datos, testimonios y citas excelentes. Sin embargo, en un ensayo audiovisual de 20 minutos es difícil retener todos los argumentos que nos presentan.

Seguir para creer juega de otra manera, nos permite conectarnos emocionalmente con un contenido periodístico sin caer en el melodrama o lo artificioso. Cada capítulo tiene una estructura similar, lo que también lo hace “fácil” de digerir (y de digerir maratónicamente). Otra cosa que considero importante, es que es una serie fácil de narrar si es que quieres conversarla o recomendársela a alguien. Punto para Buzzfeed.


Conclusiones

Seguir para creer es una serie que logra ser “livianita” pero relevante a la vez. Recomendable ya que permite el multitasking mientras la ves. Incluso, puedes encontrar los artículos de los periodistas en Buzzfeed news.

En pocas palabras es una serie densa, exige tu atención. Vas a aprender mucho más que con la de Buzzfeed. Pero ese aprendizaje demanda cierto tipo de entrega y reflexión.

Sobre el autor:

Ángela Godoy |
Directora audiovisual.