Culto
Jirafa Ardiendo corre un paso más

Jirafa Ardiendo corre un paso más

Tras nueve años de ausencia, la banda regresa a los escenarios capitalinos el sábado 3 de noviembre en la Blondie, en un concierto de larga duración que podría ser el puntapié inicial de una nueva etapa.

Fue un domingo 2 de agosto de 2009, en la SCD de Vespucio repleta, cuando la llama de Jirafa Ardiendo se extinguió. Un concierto de dos horas y media, en el que interpretaron todo su repertorio y por el que desfilaron invitados como Felipe Cadenasso de Matorral, Leo Saavedra de Primavera de Praga y Ricardo Callealta de Phono, puso fin a catorce años de trayectoria. Desenlace merecido para el grupo, pero que siempre pareció inesperado.

Un año antes aquella despedida, el 2008, los oriundos de La Serena lanzaban Pulmonía, tercer LP de su carrera, trabajo que contenía temas como “Lectura veloz”, “La Tierra es plana” y “Pulmonía”. Con ese disco bajo el brazo, y con la crítica siempre de su lado, emprendieron viaje a Europa, tocando en España y Francia.

Repentinamente, esa cadena de buenas noticias finalizaron, una vez que volvieron a suelo chileno desde Europa, con la decisión de acabar con del grupo. “Teníamos agendado un show en Buenos Aires”, dice Alejandro Pino, el vocalista de la banda, graficando lo abrupto del final. “Hubo un cansancio de tanto tiempo llevar un poco la carrera, llevar el peso de tener una banda, ensayar tres veces a la semana, lo que significó ir a Europa…”, explica Nicolás Moreno, el bajista del conjunto.

Si bien en un principio la decisión de bajar el telón no fue unánime, confiesa Pino, atribuyéndose como posible autor de la idea de acabar con el proyecto, finalmente el cansancio de un agotador 2008, que tuvo el proceso de dar a luz a Pulmonía y la gira a Europa, sumado al desgaste familiar que esto causó, llevó a la banda en pleno a convencerse que era el momento de decir adiós.

“Ahí mismo acordamos hacer algo choro para despedirnos. Nos dimos un buen tiempo, casi seis meses para decidir que hacíamos. Finalmente resultó en este show de despedida en la SCD Vespucio, que para nosotros representó realmente un hito muy bonito final”, recuerda Pino

Pero lejos de que la extinción de Jirafa Ardiendo significara un distanciamiento de los integrantes, la música los siguió vinculando en estos nueve años. “Nosotros nos vimos durante todo este tiempo. Cada uno colaboraba en los proyectos de otros. Y eso habla de por qué se separó Jirafa. Los intereses estaban más atomizados”, agrega Alejandro Pino.

Fue esa inquebrantable relación la que los llevó hace un par de años a plantearse la idea de retomar la banda. Para eso tuvieron que esperar a Arturo Rodríguez, guitarrista de la formación, que estaba radicado en Europa.

La primera señal oficial del regreso la dieron el 2017 vía Facebook, pero no fue hasta 19 de abril del presente año, a través de la misma red social, cuando confirmaron el retorno.

“El año es el clave. Pulmonía cumple 10 años, Persona 15 y el EP 20. Hay muchos motivos para festejar y para nosotros volver a sentir lo que sentíamos con Jirafa”, explica Pino, y añade “Volver a charlar y conversar con la gente que nos va a vernos. Es la zorra esa sensación. Puede sonar a como a conformarse con no mucho, pero siempre fue eso, y no fue más. Todo el resto fue un precioso agregado”.


Cada latido convertido en lección

El paréntesis de 9 años sirvió para masticar el legado de Jirafa Ardiendo, una banda que siempre contó con el beneplácito de la crítica y de una fiel fanaticada que los acompañó de principio a fin


– ¿Cómo valorizan lo que hicieron?

Alejandro Pino: Yo vi la banda a través de otras personas. Uno en los últimos años empezó a mirar de reojo lo que pasa en redes sociales. Vay tomándole el pulso a lo que significaron esas canciones, y te das cuenta que hay gente al que le pegó muy fuerte la banda, y eso no lo notas tú, ¿cómo los vay a notar’? En los conciertos no más, era como la única oportunidad de tomar el pulso.

– ¿Entonces los fans fueron parte importante?

– AP: Fan es como bien rimbombante. Nosotros siempre lo hemos visto harto como comunidad, porque muchas de las personas que seguían a Jirafa, sobre todo en el primer tiempo, hartas terminaron siendo muy amigos de nosotros y colaboradores en los proyectos. Nuestros proyectos fueron bien comunitarios, en todo sentido.

– Y musicalmente ¿Cómo evalúan el trabajo de la banda? ¿Tienen un disco favorito?

– Nicolás Moreno: En general, todos los discos en sí costaban hacerlos Se dedicó mucho tiempo, mucha energía. En fondo quedamos conformes con nuestros discos y representan nuestra idea musical colectivamente. No hay un disco que no me guste.

– Alejandro Pino: Musicalmente nunca tuvimos presión. Recuerdo el Persona, nosotros teníamos canciones y dijimos ¿Cuántos minutos da un CD? Hagamos el máximo, el tope. Y el Persona es el tope de lo que puede darte un CD en capacidad. Y por eso es tan diverso.


De local en la Blondie

Dos meses después de anuncio del retorno, Jirafa confirmaba su primer concierto. El lugar escogido, La Blondie, escenario especial para los músicos y en el que prometen un concierto en el que tocarán todo – literalmente- en vivo.

– ¿Tienen alguna relación especial con la Blondie?

– AP: Absolutamente. La Blondie es un reducto muy emblemático, de la primera época sobre todo. La primera vez que tocamos puede haber sido con Juana la loca. Después hicimos show con bandas de ese momento y con el debut de Babasonicos en Chile, el 98. Ya en esa época, que la Blondie no llevaba muchos años, ya tenía un nombre muy fuerte, entonces tocar en la Blondie el año 98 era algo muy importante y relevante. No por nada elegimos para ser el show principal, el regreso.

– ¿Tendrán invitados como pasó en el concierto de despedida?

– AP: Va a haber ex Jirafas. Va a haber invitados tocando las canciones que ellos aportaron y fueron cabeza en su momento en los discos. Y tenemos un par de invitados que tienen una historia con Jirafa.

– ¿Tocarán canciones del Siesta?

– AP Sí. Van haber canciones de todos los discos, más allá del aniversario y las celebraciones. Del Siesta vamos a rescatar las que son más emblemáticas. Van hacer 26 canciones.

– NM: Vayan con hartas ganas de escucharnos y harta paciencia (ríe)

– ¿Alguna otra sorpresa que se pueda adelantar?

– AP: ¿Sabes cuál es la gran diferencia con los show de Jirafa? Que ahora nos jugamos por tocar todo en vivo. Antes usábamos samplers. De hecho en el último show, de despedida, había pistas que estaban sampleadas. Y ahora lo que queremos hacer es tocarlo todo.

– También tocan Protistas. ¿Cuál es su relación con ellos?

– AP: Hay un sonido, hay influencias comunes. Es un complemento muy bueno. Tienen una vocación por la melodía, que es muy propio también de Jirafa. Hay una mezcla que a las personas que van a ir a la Blondie les hará sentido.

– ¿Y hay más concierto agendados?

– AP: Hay más fechas. El 27 en Concepción. En Pulsar tenemos un formato más acústico, con un meet and greet , en alguno de los días del Pulsar, que no está claro. Y el 17 de noviembre nos vamos al indie project en Coquimbo. Nosotros pensábamos hacerlo super acotado, pero vamos tirar fechas para adelante.

– NM: Quizá hasta marzo abril. Queremos hacer como un concierto familiar que pensamos.

– AP: Tenemos que ir viendo. Ir tomando el pulso a la energía de la banda.


¿Regreso acotado?

“Es un regreso acotado, de pocos meses a partir de octubre de este año, que nos permitirá girar por Santiago y, por supuesto, por algunas regiones”, decía el comienzo del comunicado con el que Jirafa Ardiendo anunció el retorno, concepto que volvería a usar Pino consultado en junio por Culto sobre el concierto de regreso.

– ¿Por qué este regreso acotado?

– AP: Sobre lo acotado hay que verlo. Creo que uno tiene que hacer una segunda lectura. Queremos sacar una reedición, una remezcla, de algún disco de Jirafa, y también queremos hacer canciones nuevas.

– ¿Hay fechas para esto?

– AP: Vamos a salir primero de este proceso de reencuentro. Lo que queremos hacer es tomar ciertos master del disco, Nico los va a trabajar, y hacer canciones, y sacar un disco. Lo más importante es que queremos financiarlo comunitariamente, con un crowdfunding, probablemente.Y eso uno no puede decirlo al principio, porque tenis que ver qué onda hay, tenis que tomarle el pulso a la relación.

– ¿O sea el reencuentro fue súper positivo?

– AP: Yo creo fue bastante positivo. Hasta el momento no nos hemos agarrado

– NM: Hay que ver cómo salimos de los show (ríe)


Las entradas para ver el regreso de Jirafa Ardiendo en la Blondie están disponibles en blondietickets.cl

Sobre el autor: