Culto
Cuecas, griterío y desorden: así fue la llegada del rey del Pop a Chile

Cuecas, griterío y desorden: así fue la llegada del rey del Pop a Chile

Un breve desfile junto a funcionarios de Carabineros hizo que tanto la prensa como los fanáticos se agolparan para ver a Michael Jackson en su primer día en Chile.

Octubre, 1993. Chile. En aquellos días se promocionaba la película nacional Johnny cien pesos, mientras Robocop 3 era la novedad del cine anglo. La Tercera costaba $200 de lunes a sábado y La Cuarta tenía un valor de $140 en los mismos días. Un pasaje en la intercomunal 24 (San Bernardo, paradero 25 de Gran Avenida, Plaza Egaña, Américo Vespucio) valía $120. Los smartphones no existían. En desmedro de ello, solo algunos afortunados tenían teléfonos satelitales, los cuales tenían un tamaño desproporcionado para la tecnología que conocemos actualmente. Y algo no menor: la industria musical podía gestionarse en base a la venta de cassettes y CDs.

Tras el fin de la dictadura, Chile comenzaba a abrirse al mundo. Los recitales eran muestra clara de ello. Unos años atrás, en 1989, Rod Stewart marcó la senda a seguir en cuanto a presentaciones musicales venideras.

La productora nacional Prodín, encabezada por su dueño Ernesto Clavería, fue quien trajo a Stewart a Chile y quien se aventuró de ahí en adelante con los megaconciertos. Según Clavería, había un artista que era el tope de línea, alguien que podría ser consagratorio para su carrera al mando de Prodín: Michael Jackson.

Con ayuda del argentino Héctor Cavallero, el productor nacional se adjudicó dos presentaciones del rey del Pop en Chile, sumando otra en Perú, mientras Cavallero aseguró presentaciones en su país.

Con una hora de atraso

El lunes 18 de octubre de 1993, a las 17:15 horas, Michael Jackson aterrizaba en el Aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Merino Benítez, en Pudahuel. ¿El motivo?: el “rey del Pop” venía a realizar dos presentaciones en Chile, las cuales estaban enmarcadas dentro de la gira promocional del álbum Dangerous, tour que lo llevó por Europa, Asia y Sudamérica, en este último caso Argentina y Brasil.

Al abrirse las puertas del avión privado, los primeros en descender fueron algunos guardias de seguridad junto a tres niños, quienes acompañaban a Jackson en la comitiva. Uno de ellos intentaba tapar su rostro con el sombrero que traía puesto.

Posterior a ello, la silueta de la estrella musical comenzaba a mostrarse y los gritos en Pudahuel aparecieron de golpe.

Imagen: Archivo de Copesa.

Pantalón negro, camisa roja, lentes y sombrero. Así se presentó Michael Jackson en su primer día en Chile. Al bajar la escalera del jet, usó una sombrilla blanca para atenuar los efectos del sol en su piel.

Algunos niños esperaban al músico en la pista de aterrizaje. Dos de ellos eran hijos de Ernesto Clavería, dueño de Prodín, la productora a cargo de los shows de Jackson en Chile, según afirmaba La Tercera al día siguiente.

A unos metros de distancia, tres parejas del Bafochi lo recibieron con un esquinazo.

Luego de ello, el desorden: MJ caminó por el aeropuerto junto a efectivos policiales, quienes formaron filas a los costados del músico. Fotógrafos y camarógrafos se abrieron paso para tener la mejor imagen, mientras los fanáticos que acudieron a ver a su ídolo gritaban desesperadamente.

Imagen: Archivo de Copesa.

Óscar Águila, coronel en retiro de Carabineros de Chile, fue parte del equipo de Fuerzas Especiales que recibió al intérprete de “Billie Jean”. Al recordar aquel momento, afirma que el público estaba compuesto mayoritariamente de niñas y adolescentes.

“En el caso de Michael Jackson, estaba lleno el aeropuerto varias horas antes de que él arribara”, complementa el exfuncionario policial sobre la reacción que generó el rey del Pop en su llegada, asegurando que ni con Madonna se generó tal nivel de expectación.

Portada de La Tercera del martes 19 de octubre de 1993. Imagen: Archivo de Copesa.

Las primeras actividades que tenía Jackson en Chile eran una visita a niños con leucemia y realizar una presentación el jueves 21.

Sin embargo, nada de ello ocurrió. De ello te contamos más en:

El extraño ambiente que marcó el primer recital suspendido de Jackson en Chile.

Visitas incumplidas a niños enfermos: la polémica que le generó detractores a Jackson en Chile.

Sobre el autor:

Felipe Rojas |
Periodista de La Tercera