Culto
Marta Cruz-Coke y Claudio di Girolamo se integran al Ministerio de las Culturas

Marta Cruz-Coke y Claudio di Girolamo se integran al Ministerio de las Culturas

Ambos tienen destacadas trayectorias. La ex directora de la Dibam, asesorará en temas de patrimonio, y el artista apoyará en el área de educación.

Son personas con conocimientos y experiencias. Con trayectorias destacadas, su opinión importa, por eso Marta Cruz-Coke (94) y Claudio di Girolamo (89) fueron convocados para integrar y participar en el nuevo Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, liderado por Consuelo Valdés.

“Estas incorporaciones son un reconocimiento a la trayectoria de estas personalidades que han dado tanto por la cultura, la formación artística y la conservación y valoración del patrimonio nacional”, señala la ministra Valdés y explica que: “Claudio se hará cargo de la formación de los facilitadores de los talleres del programa Cecrea. Marta Cruz-Coke es una pionera, una mujer que se ha destacado en el mundo de las humanidades, en la gestión cultural y será de gran ayuda en el desarrollo del proyecto de la Ley de Patrimonio”.

Sus antecedentes dan algunas pistas de las palabras de la ministra. Marta Cruz-Coke, quien estudió Historia y Filosofía, fue la primera mujer directora de la Dibam (Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos), como también de la Biblioteca Nacional, entre los años 1993 y 2000.

Creadora del Día del Patrimonio, igualmente participó en el inicio del exitoso programa Bibliometro. Lúcida y de pensamiento crítico, entrevistada en junio pasado, por el suplemento Tendencias de este diario, Cruz-Coke contó que mantiene un club de lectura con sus amigas, y fue sincera al decir que: “El nombre Ministerio de las Culturas me parece absurdo. Todos los ministerios que existen en el mundo son ministerio de la Cultura (…) Lo segundo, los errores cometidos en la conformación de este primer Ministerio de Cultura que hay en Chile son muy grandes”.

Mientras que Claudio di Girolamo, pintor, dramaturgo, director de cine, director ejecutivo y conductor de televisión, fue el primer jefe de la División de Cultura del Ministerio de Educación. Por entonces, en 1997, se le otorgó la nacionalidad por gracia.

Ahora su labor tendrá especial dedicación en Cecrea. El programa enfocado en ciudadanos y ciudadanas, de 7 a 19 años, que busca desarrollar experiencias creativas, a través de los centros ubicados a lo largo del país.

“Esta posibilidad de volver a entregar todo lo que pueda es un desafío para mí. No me arrepiento para nada haber estado casi 20 años en educación porque me ha significado una suerte de repensar lo que puede ser la escolarización de la educación en Chile”, comenta Di Girolamo sobre su participación en el Ministerio de las Culturas.

Sobre el autor: