Culto
El revés de El Reemplazante que deja en duda su acuerdo con Netflix

El revés de El Reemplazante que deja en duda su acuerdo con Netflix

La serie tiene una alianza con la firma digital para su tercer ciclo, pero no obtuvo fondos del CNTV.

Dentro del selecto puñado de series chilenas que han sido compradas por Netflix, El reemplazante parecía tener el camino pavimentado para lograr algo inédito: tener un nuevo ciclo de la mano de la empresa de streaming. Luego de adquirir sus dos temporadas (estrenadas en TVN), donde se abordó la historia de un especulador financiero que llega a hacer clases a un colegio con jóvenes en riesgo social, la compañía había generado un acuerdo con la productora local Propalta para producir un tercer ciclo. Pero antes de eso, debía darse un paso fundamental, que ahora, al no cumplirse, tiene en vilo la realización.

En la ceremonia del Fondo CNTV, en que se entregaron más de 4 mil millones de pesos para programas de la TV chilena, no logró alzarse como ganadora con su postulación, que llevaba comprometidos a TVN y Netflix. En la línea Nuevas Temporadas ganaron 62 Historia de un Mundial y la animación Los fantásticos viajes de Ruka, ambas respaldadas por el canal público.

Lograr ese monto -que ya había obtenido en 2011 y 2013-, era definido como “esencial” por los creadores. “Nuestra apuesta se basaba en un escenario positivo. La idea era sumar aportes de tres fuentes: los dos emisores y el fondo”, dicen Ignacio Arnold y Nimrod Amitai de Propalta, agregando: “Se están aplicando las reglas a las que nos sometimos. Lo tenemos claro. Con esto, sufrimos un revés, el proyecto ya no es viable y tenemos que sentarnos con los socios para una solución”.

El regreso tenía a Amitai (junto con Arnold y Javier Bertossi, creador de la idea original) asumiendo el rol de dirección -que antes recayó en Nicolás Acuña y Cristián Jiménez- a la cabeza de un equipo que también incluía al guionista Pablo Paredes. En el teaser, se veía un reencuentro entre Maicol (Sebastián Ayala) y “Charly” (Iván Álvarez de Araya), cinco años después. “Retomábamos a los principales personajes en una situación presente. Sentíamos que comenzar años después potenciaba la historia”, dicen sobre cómo preparan la tercera parte.

En el proceso del Fondo CNTV, los postulantes pasan por dos etapas: de admisibilidad y, luego, una evaluación de contenidos. Al finalizar, El reemplazante obtuvo un menor puntaje que las dos ganadoras. De acuerdo a fuentes del sector, algunos factores que habrían sido determinantes son el cambio en la dirección del proyecto, la distancia de años con los ciclos anteriores y la adquisición que realizó Netflix, además de la participación de esta como productora.

“Desde nuestro punto de vista, sentíamos que era una buena postulación; es una serie muy querida, que tuvo muy buenos resultados y además tenía asociado a una plataforma internacional como Netflix”, dicen sus realizadores, a lo que añaden: “Nuestra idea es seguir dando la pelea”.

Desde TVN, el productor ejecutivo del área de Cultura, Rony Goldschmied, señala: “Nos parecía interesante El reemplazante en la versión que se presentó ahora, porque era un aporte de construir una ficción con sentido. Como no ganó, es probable que sigamos insistiendo el próximo año”.

Sobre el autor: