Culto
Charles Aznavour: letra y melodía

Charles Aznavour: letra y melodía

En estos días en que el género romántico parece estar pasando de moda entre muchos artistas, gente como Aznavour son íconos imposibles de dejar de lado. Un artista que sabía llevar la melodía, que lograba llegar a toda la gente y buscaba poner a prueba su sensibilidad, que le hacía cariño a esa sensibilidad.

Tuve la suerte de ir a ver el concierto de Charles Aznavour en el Teatro Caupolicán el año pasado, y lo que vi fue un verdadero fenómeno de la naturaleza. Estuvo sobre el escenario más de dos horas, de pie, impecable. Los que estuvimos allí vimos a un hombre encantador, que aunque hablaba seis idiomas decidió esa noche hablar sólo en francés.

En lo personal, fui un gran admirador suyo. Y más allá de su muerte creo que sus canciones van a quedar, no me atrevo a decir para siempre pero sí por un buen rato al menos. Su trascendencia naturalmente va a ser grande, por su forma de componer y por la belleza de su poesía, que ha quedado para todo el mundo. La canción que dedicó a Venecia, por ejemplo, es una belleza y un ejemplo de cómo construía sus letras. La he interpretado muchas veces. O Buen aniversario, una canción hermosísima, de una mujer a la que le pasa de todo cuando sale a comer. Así eran sus temas, pequeñas grandes historias que desarrollaba en tres minutos. Además, fue un gran pianista, algo que quizás no todo el mundo sabe (Disparen al pianista se llamó su película más conocida).

En estos días en que el género romántico parece estar pasando de moda entre muchos artistas, gente como Aznavour son íconos imposibles de dejar de lado. Un artista que sabía llevar la melodía, que lograba llegar a toda la gente y buscaba poner a prueba su sensibilidad, que le hacía cariño a esa sensibilidad. Lo de ahora es el ritmo, eso es lo que pega ahora, pero hay que tener paciencia, porque tarde o temprano las modas pasan de moda y va a volver a imponerse la buena melodía, la buena letra.

Tal como dije en su momento sobre mi amigo Vicente Bianchi, para mí Charles Aznavour fue un ganador. Con 94 años las hizo todas.

Sobre el autor: