Culto
De corte internacional: el explosivo regreso de Magaly Fields

De corte internacional: el explosivo regreso de Magaly Fields

Como un nuevo hito para su corta pero anecdótica carrera, y después de girar por Europa y Latinoamérica, el dúo de rock&roll vuelve para presentar su nuevo álbum de estudio hoy en el Centro Arte Alameda.

Hay algo distintivo de Magaly Fields que se reconoce a simple vista pero no coincide con lo que se escucha en sus discos: son solo dos. En canciones que suenan enérgicas y llenas de rock and roll y punk, es difícil hacerse la idea de que todo eso se sostiene con una batería, una guitarra y voz, pero es cierto.

Por eso, los chilenos Magaly Fields se ganaron un espacio en la escena musical, más internacional que nacional, la misma que les ha abierto varias puertas más que a la mayoría de los grupos chilenos jóvenes.

En pocos años, desde su disco debut Chromatic Days (2014), el dúo giró por Europa y Latinoamérica, grabó, después de ganar un concurso de Converse, en los Abbey Road Studios de Londres, experimentó con todos los géneros y volvió a Chile para hacer su segundo disco Dreaminder, el que será estrenado en vivo hoy, 6 de septiembre, en el Centro Arte Alameda a las 20 horas.

El segundo largaduración de Tomás Stewart (voz, guitarra) y Diego Cifuentes (voz, batería), representa un sonido más maduro y sobre todo más libre.

Después de tocar en lugares tan importantes como el Primavera Sound de Barcelona, en una gira donde tocaron 20 veces en 28 días, y también en lugares comunes como cumpleaños y bares, ambos tienen la confianza para jugar más.


-¿Cómo fue el proceso de hacer este segundo disco?

Tomás: Fuimos a la playa y grabamos las bases. La verdad ya teníamos como 20 canciones hechas. Este disco lo empezamos a cranear en 2016, pero tuvimos que posponerlo por diferentes motivos. Entre medio cambiamos un poco el rumbo, dejamos lo más punk a un lado y nos concentramos en otros géneros.

-¿Y fue muy diferente ese momento creativo? Teniendo en cuenta su experiencia anterior grabando en Abbey Road Studios.

Diego: Sí, en esta ocasión ocupamos otras técnicas para grabar y otros instrumentos. Hay más matices, más producción, mucha más experiencia y mucha más libertad. Eso nos dio Abbey Road. Además, se se estaba dando una onda mucho más madura en nosotros, más rockera y funky, tenía otro groove. El sonido es completamente diferente En el primero uno quiere mucho definir un estilo particular, ver cual es el sello, entonces tiene cuidado de no salirse mucho de ese sello, ahora no importa.

Tomás: Ha sido una etapa de crecimiento enorme.


Foto: Rodrigo Ferrari. Foto portada: Rodrigo Zabala

La experiencia Magaly Fields

La tranquilidad con la que hablan de sus decisiones creativas refleja que existe una comodidad total con lo que están haciendo. Y eso es principalmente por dos factores.

El primero, es que no tienen problemas con la realidad nacional, que, en un fenómeno un poco triste de admitir, pareciera que no le da tanta cabida a su fuerte sonido, a diferencia de lo que les ha pasado en el extranjero. Y sí, no tiene que ver con que sus canciones sean la mayoría en inglés.


-¿Cómo ven la escena actual? A simple vista se podría decir que han triunfado más haciendo giras por Europa que en Chile.

Diego: Es una mezcla de cosas. Chile no es el país más rockero ni con las mejores producciones de rock aunque hay cosas notables.

Tomás: Sí, como Adelaida y Vuélvete loca. Hay bandas buenas, pero el público chileno es más popero y por eso mismo no hay tanta cabida para el rock.

Diego: El rock hace rato que no es el estilo principal de música que se escucha. Aparece el rap, el trap, el hip hop. Muy diferente a lo que está pasando en Brasil, donde nos ha ido muy bien. Allá hay una escena que está yendo en una dirección de rock independiente muy fuerte, ahí estamos nosotros.


El segundo factor que los mantiene seguros es, de hecho, uno que les podría jugar en contra si volvemos a fijarnos en la escena local, y ese es el formato.

El suyo, definitivamente es el vivo.

“Nosotros somos una banda que toca fuerte, y no podemos tocar en cualquier parte. Aquí no hay tantos lugares para tocar. No es porque nosotros queramos creernos el cuento, es porque uno simplemente quiere sonar bien. El vivo es demasiado importante, el vivo es la experiencia Magaly Fields”, dice Diego.


Fiesta amplificada

Magaly Fields ha sabido encontrar ventajas donde el resto no las encuentra. Cuando hablan de la experiencia que significa tocar en vivo sigue sonando extraño que entre dos puedan llenar tan grandes espacios como el Lollapalooza o el Festival Primavera Sound, pero con este disco explosivo, el hecho de ser dos para ellos es un beneficio más que una complicación.

Diego: Que seamos solo dos, a diferencia de lo que se cree, nos da muchas más libertades que que restricciones en vivo. Nos da flexibilidad de transformar la canción, que cada presentación sea una cosa única. Hay que perderle el miedo a jugar. Nosotros lo perdimos así. Ahora, con el Dreaminder también nos dimos la libertad de pedir ayuda.


-¿Hablan de su colaboración con el rapero Bronko Yotte?

Tomás: Sí. La canción “Deep sur” la pensamos para tener un rap dentro, y nos gustaba mucho el ritmo de él. Es seco, profesional. Cuando se juntó con nosotros y le presentamos la canción, pidió un rato para crear su parte y empezó a escribir su letra. Después de media hora la tenía lista. Le salió bien en la primera toma, de una. Nosotros estábamos detrás de la cabina sin palabras, increíble.

Diego: Eso marca un hito para nosotros, fue un buen experimento. Ahora nos atrevemos a probar otros caminos. El disco fue técnicamente eso, probar cosas sobre la marcha. A veces, esas cosas inesperadas son las que salen mejor.


El dúo presentará Dreaminder en su formato preferido, el vivo, por primera vez hoy en el Centro Arte Alameda a las 20 horas. Ahí, su público podrá ver la evolución del punk al funk y al noise, siempre con el rock como esencia, de un trabajo que tiene letras oníricas sobre problemas reales.

Un álbum que es la consecuencia de un grupo que ha sabido hacer sus contactos, cambiar sus sonidos y cautivar diferentes públicos, desde Chile para el mundo.


Sobre el autor:

Magdalena Bordalí |
Periodista. En Twitter es @emebordali