Culto
Las mejores canciones de películas románticas ochenteras

Las mejores canciones de películas románticas ochenteras

Los 80 entregaron cintas que hasta hoy son clásicos de la ficción, como Volver al futuro y los episodios V y VI de Star Wars. Pero también estrenó películas que evocan al amor por medio del baile y, por supuesto, la música.

Top Gun (1986)

La historia de un joven piloto apodado ‘Maverick’ (Tom Cruise), cautivó con la mezcla de acción piloteando aviones y la dosis de romance que se gestó con su instructora Charlotte Blackwood (Kelly McGuillis).

“Danger zone”, interpretada por Kenny Loggins es una de las canciones más recordadas de la entrega, ya que marca las escenas de vuelo. Además destaca “Take my breath away” de Berlin, para dar paso al momento romántico en la cinta.

Footloose (1984)

Un adolescente llega junto a su madre a un pueblo donde está prohibido organizar fiestas y, por ende, bailes. Ren McCormack (Kevin Bacon) soporta el bullying de sus compañeros, intenta conquistar a Ariel Moore (Lori Singer), y convencer al Reverendo Shaw Moore de levantar la regla que prohíbe los festejos.

“Footloose” es la canción ícono que representa el objetivo de divertirse y ser libre, mientras que “Almost paradise” da paso al romance. Esta cinta, a diferencia de las demás, destaca por su banda sonora que en cada escena clave elige un tema recordable como “Holding out for a hero” de Bonnie Tyler o “I’m free (Heaven helps the man)” también de Kenny Loggins.

Flashdance (1983)

Si bien esta película sí muestra una pareja que se conoce, se enamora, se pelea y luego se reconcilia; el punto principal no es este, sino el camino de Alexandra (Jennifer Beals) para ingresar a la Academia de danza profesional.

“She’s a maniac” de Michael Sembello y “What a Feeling” de Irene Cara, brillan en una banda sonora que también adopta canciones pop y rock en las escenas del club nocturno donde Alex trabajaba.

Dirty Dancing (1987)

“Nadie pone a Baby en un rincón” es una de las frases más recordadas del cine. Johnny (Patrick Swayze) y Baby (Jennifer Grey) desarrollan un romance en un hotel de descanso durante el verano. El baile es el motivo que los une, pero poco a poco comienzan a enamorarse hasta que enfrentan los prejuicios de todos para estar juntos.

“She’s like the wind”, interpretada por Swayze, es marca el peak de amor en la pareja, y “(I’ve had) The time of my life” de Bill Medley y Jennifer Warnes es usada para el baile final que cierra de forma magistral esta cinta con el clásico lift.

Pretty Woman (1990)

Si bien no está en la década de los 80 como tal, no se puede excluir la cinta protagonizada por Julia Roberts como Vivian -una prostituta- y Richard Gere como Edward Lewis -un exitoso empresario-. Lo que comenzó como un acuerdo de negocios en el que Vivian sería su ‘pareja’ por una semana, terminó en un compromiso emocional para ambos.

“Pretty woman” de Roy Orbison marca el momento en que Vivian se desmarca del oficio que ejercía y se empodera como la mujer que ella elige ser. Mientras que “It must have been love” de Roxette demuestra que la relación que tuvieron fue más que un negocio con fecha de término.

Mención especial a la canción de la ópera La Traviatta que no solo aparece cuando Edward invita a Vivian a la ópera, también cuando va a su departamento a buscarla y demostrarle que la ama.

Ghost (1990)

Ghost es una película extraña que comienza con el asesinato de Sam Wheat (Patrick Swayze) por parte de un socio, y Molly Jensen (Demi Moore) como la viuda de Sam que es engañada por el mismo socio. Whoopi Goldberg interpreta a Oda Mae, una psíquica que puede comunicarse con el espíritu de Sam, quien lucha por resolver su propio asesinato y salvar a Molly.

“Unchained Melody” de Righteous brothers suena cuando la pareja aún vivía feliz, y posteriormente cuando se reencuentran estando Sam en otra vida.

Sobre el autor: