Culto
Bloom: el álbum de Troye Sivan que da voz a la comunidad LGBT

Bloom: el álbum de Troye Sivan que da voz a la comunidad LGBT

Convertido en ícono del movimiento, y con un disco bajo el brazo que abarcaba el miedo y la aceptación, el cantante australiano lanzó su segundo disco, uno en donde explora y celebra abiertamente su sexualidad a través del pop.

Troye Sivan(23), cantante y actor australiano, baila con un crop top, una falda y los labios pintados en medio del video de “Bloom”, pegajosa canción que le da nombre a su segundo álbum de estudio que se lanzó hoy.

En total comodidad con su identidad, canta derribando todos los estereotipos de género que podrían imponerse sobre él.

Definitivamente no es el primer artista que se atreve a hacer esto, ni será el último, menos cuando se habla de representación. Pero, como millennial con una voz lo suficientemente poderosa para hacerse escuchar entre los adolescentes y adultos jóvenes en la era del internet, lugar donde antes fue Youtuber, es un paso que marca un antes y un después.

Lo confirmó luego en una entrevista con el programa The Project, entre risas y sin disculpas. “Bloom” era una metáfora sobre una relación sexual entre dos hombres. Y con esa concreta declaración, dibujó la idea de su segundo disco: ya no es solo la aceptación de la comunidad LGBT, es una celebración y normalización de ella.

Del miedo a la felicidad

Sivan aprovechó siempre todas las plataformas disponibles para difundir su mensaje. Pero cuando comenzó su temprana carrera como Youtuber, donde hacía más comedia que música, quizás no pensó que iba a ser la primera puerta de entrada a ser un nuevo ícono para la comunidad a LGBT.

Allí, frente a sus millones de suscriptores, admitió su homosexualidad a los 18 años e hizo de eso su bandera de lucha y su principal inspiración para cantar. Antes, con su primer disco Blue Neighbourhood(2015), habló del miedo, de los problemas y el drama que su realidad le habría podido traer. En Bloom, toda esa inseguridad se desvanece.

El disco funciona en muchas más formas que solo pop bien ejecutado con colaboraciones de artistas como Ariana Grande en “Dance to this” y la australiana Gordi en “Postcard”. Es también el momento donde Troye Sivan habla sin rodeos y termina de sentir culpa.

Según él, hasta hace poco aún tenía rastros de homofobia internalizada. “En ‘Bloom’ estaba visualizando una idea que tenía para este video musical extremadamente extravagante, y me pillé en el espejo y se me cayó el alma a los pies. Me sentí catorce años otra vez. Me pregunté ‘¿Esto está bien?’ Y, por supuesto, está bien. Es lo que quería hacer. Me sentí genial. Me sentí sexy”, comentó a Variety.

Su música, que hasta ahora ha sido avalada por lo números en los charts con su disco y dos EP’s anteriores rotando en los Billboard 200, viene en una era de visibilización.

Él, junto a artistas como Years & Years, Sam Smith, Frank Ocean, programas como Queer Eye y películas como Call me by your name, seguirán a su modo el legado de estrellas como Madonna y David Bowie, explorando su identidad sin miedo a través de su arte, y en este caso, a través de diez canciones de indie pop.

Para cerrar un año en donde colaboró con Ariana Grande, participó en la película próxima a estrenarse, Boy Erased, junto al actor nominado al Óscar, Lucas Hedges y apareció en el concierto de Taylor Swift como invitado especial ante casi 90 mil personas, Troye Sivan comenzará su gira mundial a fines de septiembre.

Escucha Bloom aquí:

Sobre el autor:

Magdalena Bordalí |
Periodista. En Twitter es @emebordali