Culto
Bauhaus: los padres del rock gótico llegan a Chile para celebrar 40 años

Bauhaus: los padres del rock gótico llegan a Chile para celebrar 40 años

El vocalista Peter Murphy y el bajista David J se presentarán en octubre en el Teatro Caupolicán, para repasar íntegramente su influyente primer disco.

Es difícil saber a ciencia cierta si Peter Murphy estaba al tanto de la historia del escenario en el que estaba parado para su cuarto show en Chile, en 2014. Era en la discoteca Blondie, el albergue capitalino por más de dos décadas del under y los sonidos alternativos. Allí, al frente suyo, estaban sus crías más fieles, de punta en negro, quienes veían a uno de sus referentes, la voz tras Bauhaus, la banda que cooperó en la construcción del imaginario fúnebre y atormentado de parte de los habituales parroquianos del recinto de Estación Central. Y es que junto a su influyente grupo, a fines de la década de los 70, ayudó a esculpir el post punk y definió años más tarde un nuevo lenguaje artístico: el rock gótico.

Este género, como tal, nació con el primer single del conjunto: el clásico Bela Lugosi’s dead (1979). Casi diez minutos de una guitarra influenciada por el dub, un bajo agudo y siniestro, una batería repetitiva y la voz cavernosa de Murphy. El sencillo fue compuesto por todos los miembros de la banda: Daniel Ash (guitarra), David J Haskins (bajo), su hermano Kevin (batería) y el propio cantante. Un año después debutarían con un álbum de estudio, In the flat field, obra clave para la posterior masificación del rock de atmósferas sombrías, guitarras hipnóticas y letras existencialistas.

Y para repasar de forma íntegra ese disco y lo mejor del catálogo de su banda madre, el icónico vocalista llega a Chile por quinta vez. Claro que en esta ocasión en un encuentro con matices históricos, ya que será como parte de la gira que festeja los 40 años desde la formación del cuarteto y en compañía de David J, uno de los fundadores de la banda tras Silent hedges. El espectáculo será el sábado 13 de octubre a las 21.00 en el Teatro Caupolicán (Ticketek).

Las otras facciones

A los ingleses, formados en Northampton en 1978, les bastaron sólo cuatro discos para transformarse en referentes musicales de varias generaciones. Ese mestizaje estético y musical (glam, psicodelia, dub y otros) dejó devotos que van desde el punk de Dead Kennedys hasta el sonido industrial de Nine Inch Nails. Pero las batallas internas terminaron por cortar su legado, que mantuvo su esencia original hasta 1985.

De ahí, algunas apuestas entre parte de los ex miembros que alcanzaron dispar éxito, como Tones on Tail (con Ash, Kevin Haskins y el ex rodie de Bauhaus, Glen Campling); o Love and Rockets, integrada por los tres ex Bauhaus, aunque sin Murphy. Grupo que incluso se presentó en Chile en 1996 en el Crazy Rock Festival, en un accidentado show fruto de los escupitajos que recibieron de parte de la fanaticada más dura de Cypress Hill, nombres fuertes del cartel de esa noche.

Pero es la discografía en solitario de Murphy la que ha cosechado mejores críticas. Especialmente por su tercer título, hoy convertido en un clásico de su obra: Deep (1989), donde vienen dos de sus mayores hits, A strange kind of love y Cuts you up.

Con todo, los hombres tras The spy in the cab se quisieron dar una oportunidad en 1998, con una gira de nombre apropiadísimo: Resurrection. De allí salió incluso el disco en vivo Gotham (1999). Pero todo quedó ahí. Eso, hasta que los organizadores del Festival Coachella, expertos en reuniones de viejas glorias de la música, fueron por ellos en 2005 y lograron convencerlos de actuar. Pero todo terminó en 2008 con la publicación de su último trabajo de estudio a la fecha, Go away white.

“Lo hicimos tan bien cuando nos reunimos hace un par de años, que no sé si es algo que debiera hacerse nuevamente. Hay cosas que no tienen que tocarse. Es muy importante conservar el legado y no creo que sea buena idea hacer algo así”, recalcó a La Tercera el baterista Kevin Haskins, en mayo pasado, descartando una eventual rearticulación del cuarteto original. El mismo músico que en 2016 publicó un libro de memorias de la banda (Bauhaus undead), donde escarbó entre sus archivos para dar forma a más de 316 páginas de fotografías y recuerdos personales.

Un objetivo que Murphy pretende ampliar con la reedición en vinilo del catálogo de Bauhaus, pronto a anunciar, y que sellaría los festejos por los 40 años de una de las bandas más innovadoras de la historia de la música popular.

Sobre el autor: