Culto
Del alambre a la naturaleza, las esculturas de Constanza Mayo

Del alambre a la naturaleza, las esculturas de Constanza Mayo

La exposición Naturaleza indómita estará abierta hasta el 27 de agosto en Galería La Sala.

Hace más de 20 años que la escultora Constanza Mayo (46) trabaja con el alambre. Un material cuya técnica comenzó a experimentar mientras estudiaba Artes en la Universidad Finis Terrae. “El último año nos hicieron trabajar con un elemento distinto, algo que estuviera en desuso. Yo encontré un rollo de alambre botado, y de ahí nunca más lo solté. Me fascinó porque es como dibujar en el aire”, comenta la artista, quien hasta el 27 de agosto presenta la exposición Naturaleza indómita en Galería La Sala (Francisco de Aguirre 3720, Vitacura).

La muestra reúne más de 20 obras, entre cuadros y esculturas de pequeño y gran formato. Un trabajo donde el árbol como elemento ha sido el hilo conductor a lo largo de su carrera, que acumula exposiciones colectivas e individuales desde 1994 en adelante, en espacios como Sala Gasco, Galería Artespacio, Centro Cultural La Moneda, Galería Cecilia Palma, entre otros.

Sin embargo, durante el último tiempo también ha incorporado flores, las que terminan de componer el imaginario que protagoniza la exposición. “Le pongo Naturaleza indómita porque siento que el jardín entró al taller”, dice la escultora que hace 11 años vive en Isla de Maipo, donde también tiene su lugar de trabajo. “Originalmente tenía un sector de plantas y uno de esculturas, y ahora está todo mezclado, entonces digo que el jardín se metió al taller. Y pasó a ser mi referente directo”, cuenta la artista.

Desde sus inicios trabajó con el clásico alambre negro, que resultaba más dúctil y económico. Luego, incorporó el alambre galvanizado que le permitía hacer esculturas para exterior sin que se oxidaran, y últimamente ha trabajado el alambre de cobre. “El universo de alambres se me abrió muchísimo con el cobre y los distintos grosores, entonces dependiendo del formato de la escultura es el tipo de material que uso”, explica Mayo.


Grandes dimensiones

Uno de los mayores desafíos que ha tenido que enfrentar Constanza Mayo al trabajar con alambre es el de construir esculturas cada vez más grandes. “El tema del volumen para la escultura es fantástico, porque se nota más la textura, todo se potencia”, comenta Mayo.

A pesar de ser un proceso lento, la técnica que emplea la ha desarrollado a medida que encuentra nuevas ideas o diseños que debe resolver cómo construir. “Aprendí a hacerles un alma, a elaborar un estructura que soporte la escultura. Así, encontré el fierro como soporte, le puse mallas y de ahí encima lo voy bordando con alambre”, cuenta la artista, que este sábado realizará una visita guiada por la muestra, a las 12.30 h, donde dará a conocer más detalles de su trabajo.

Sobre el autor: