Culto
Director de TrasEscena: “Los Prisioneros son un referente que todo el continente debe conocer y Ases Falsos me parece fundamental”

Director de TrasEscena: “Los Prisioneros son un referente que todo el continente debe conocer y Ases Falsos me parece fundamental”

El mexicano Joey Muñoz es el director de la serie documental que a partir de hoy retrata a la actual escena musical chilena a los ojos de VICE en Español. "Gianluca es el proyecto más innovador de toda la serie", asegura de lo que vio durante su estadía en Chile, donde también destaca el trabajo de Cómo Asesinar a Felipes, Mantarraya, BYM Records y Lluvia Ácida.

La nueva serie documental TrasEscena pone los ojos de una revista como VICE en la actual generación de música hecha en Chile. Una donde el trap, el pop, el hip hop y la electrónica, como aseguran sus realizadores, han hecho mucho ruido en la región.

Conversamos con Joey Muñoz, el director de los cinco capítulos de la serie que a contar de hoy será emitida por Culto.


-Primero que todo, ¿qué es TrasEscena y cómo podrá verse desde Chile?

-TrasEscena es una serie documental que empezamos en VICE México en la que buscamos plasmar la esencia de escenas o momentos musicales a través de algunos artistas que representan las diversas facetas de un género en particular. También procuramos retratar el contexto socio-político en el que se da cada escena para entender cómo nace un movimiento artístico, como puede ser el rock urbano o el reggaetón mexicano.

“Recientemente VICE México se transforma en VICE en Español y empezamos a abarcar más territorios en Latinoamérica, llevando TrasEscena a Colombia y ahora Chile. Los capítulos de la primera temporada se pueden ver en el canal de Youtube VICE en Español y a partir de hoy cada dos jueves saldrán capítulos de esta nueva temporada en Chile. Serán cinco capítulos en total”.


Foto: @camilomexia

-Entiendo que primero vino un productor mexicano y luego el programa se hizo con realizadores chilenos, ¿cómo fue?

-Yo soy mexicano, fui a Santiago a conocer a varios representantes de distintas escenas, fui a tocadas (tocatas) y me apoyé de productoras locales que me enseñaron a navegar un poco mejor la ciudad. Fue mi primera vez en Chile. Sobre la producción y realización de la serie el equipo fue bastante diverso con chilenos, mexicanos, argentinos y colombianos, pero la realización en sí la llevé a cabo yo apoyado de los hosts (presentadores) de la serie, Ivanna, una artista de Santiago muy metida en la movida musical, y Bene un melómano ingeniero de audio también de Santiago.

“Debo hacer hincapié en que desde muy joven he sido muy fan de Los Prisioneros y a partir de ahí Álex Anwandter, Cristóbal Briceño, Adelaida, Alejandro Paz y varios artistas/proyectos de los últimos diez años, al igual que clásicos como Víctor Jara. Creo que al tener una perspectiva externa mi tarea como realizador fue presentar estas escenas no solo a un público chileno sino a todo hispanoparlante interesado en la música”.

-¿Qué fue lo primero que llamó tu atención de la escena musical chilena?

-Siempre he pensado que la música contemporánea chilena tiene algo que el resto de Latinoamérica carece, una pasión y asimilación de distintos estilos de todo el mundo, una búsqueda por renovar su identidad quizá. Finalmente estando en Chile cuarenta días para hacer esta serie siento que tenía razón al pensar esto, y me doy cuenta que lo que tiene Chile en realidad es un amor a la música, sin prejuicios ni tapujos. Eso es lo que me impresionó, la posibilidad de ir a todo tipo de evento y escuchar todo tipo de música en la misma noche.

-Comparado con las escenas de Colombia y México —las que ya revisó TrasEscena—, ¿cuál piensas que es el estado de la música actual hecha en Chile?

-La diferencia con los capítulos de México y Colombia es la efervescencia. Siendo de otro país en el mismo continente puedo asegurar que para muchos latinos, sobre todo jóvenes, Chile es una incógnita. Y los músicos saben esto. Creo que el estado actual de la música de este país es crítico porque hay mucha más facilidad para los músicos de hacerse notar en Internet y lo hacen con música de calidad internacional. Siempre han tenido el mejor pop, la electrónica tiene una relación directa a su país de origen Hay mucho que explorar en los sonidos de Chile.


La serie asegura en su presentación que “Chile es un país donde la música popular se desenvolvió tarde por la dictadura militar, pero cuando llegó el momento reventó hacia todas direcciones”.

-¿A qué se refieren exactamente?

-Han habido grandes momentos anteriormente pero al ser tan lejano Chile el mercado de música se ha desarrollado sanamente dentro del país y en países vecinos, pero Los Prisioneros por ejemplo nunca sonaron en México fuera de ser el primer video en MTV Latinoamérica y eso siempre me molestó mucho. Ahora es el momento para que la música chilena llegue más allá y lo está logrando.

“No mencionaríamos la dictadura militar si no fuera un tema recurrente en las entrevistas con los artistas, definitivamente influenció su desarrollo y forma hacer música. Como mencionaba en el ejemplo de Los Prisioneros, la Nueva Canción Chilena, la música que hubo durante la dictadura y lo que empezó a salir terminando esta definitivamente sentaron las bases para lo que suena actualmente, pero lamentablemente no penetraron el imaginario continental o al menos no con la fuerza que ameritan. Los Tres fue el primer acto musical contemporáneo en verdaderamente agarrarse del zeitgeist y ahora hay más exponentes que nunca. Como en toda narrativa, hay un punto de partida. En los casos de la electrónica y el rock particularmente ese punto de partida es el antecedente político del país que realmente no permitió que el resto de los países latinoamericanos viviéramos estos momentos y por eso nos pareció apropiado mencionarlo.


Foto: @camilomexia

-Bill Flanagan dice que “el rock no sé si ha muerto, pero está claro que se ha hecho muy mayor. Está en el mismo estado en el que se encontraba el jazz en los 80. Las estrellas han envejecido o fallecido y el relevo no ha llegado al gran público”, ¿encontraron rock actual en Chile?

-El capítulo de rock es muy especial me parece, porque como dicen algunos de los músicos sí hubo un delay en cuanto al rock nacional, sobre todo en cuestión de radios y foros para tocar. El rock que encontramos fue un rock de nichos y subgéneros que a pesar de no ser lo que está en boga, está muy bien logrado y no le pide nada a los íconos del psicodélico o el rock pesado de Estados Unidos. Como dice en el capítulo uno de los miembros de Adelaida: “El rock es más una actitud a estas alturas de la vida, no solo un estilo”. En ese sentido sí, es como el jazz en los 80, pero dile eso a bandas como Cómo Asesinar a Felipes que renovaron el jazz, el rock y el rap en pleno siglo XXI. Recién se ha dado una actitud negativa hacia el rock por parte de un público que disfruta más lo urbano pero en realidad eso es seguir una moda, a todos nos gustó en algún momento el rock y los que lo seguimos disfrutando siempre vamos a encontrar algo nuevo que apreciar en él.

-¿Y qué hay del trap? Leí que hablaban de que además de lo musical suponía una estética.

-Anteriormente mencionaba una búsqueda por renovar la identidad como una de las cosas que notaba de la música chilena, y el trap chileno justamente está dándole una identidad latina a un género tan joven. Lizz, Tomasa del Real y Jamez Manuel, por ejemplo, trajeron el trap y el reggaetón chileno a México y pusieron a bailar a la gente ritmos que antes consideraban malos. Ahora con Nación Triizy el trap chileno va en serio, más pesado que el trap de Atlanta mientras que Gianluca por ejemplo está renovando este estilo como pocos antes que él. Todo esto viene acompañado de una estética agresiva, futurista, vistosa. El trap chileno representa a los latinos del futuro.


Foto: @camilomexia

-Para el hip hop, “comprobamos que esta escena es la más lírica en español”, ¿qué les llamó la atención del hip hop chileno actual?

-El rap chileno siempre ha estado presente en las batallas de gallos. Más allá de los temas y singles, la habilidad del rapero chileno conlleva un manejo espectacular del idioma y cómo no iba a ser así con algunos de los mejores poetas y novelistas siendo inspiración para varios de estos MCs. También me parece muy valioso cómo el rap chileno está retomando la instrumentalización clásica para homogenizar estilos. Durante un show de Mathia Chinaski que grabamos salieron un guitarrista, una trompeta y un theramin para acompañar al DJ. Nunca antes me había topado con un sonido similar, y acompañado de la lírica de Chinaski la experiencia fue única.

-¿Qué artistas chilenos le recomendarían a alguien que no conoce nada de música hecha acá?

-Para mis compañeros latinos, Los Prisioneros es un referente que todo el continente debe conocer. Para quienes quieren empaparse de lo actual, Ases Falsos me parece fundamental para apreciar como una banda que suena comercial puede tener una musicalidad complejísima y una letra llena de furia a pesar de canalizar a Juan Gabriel. Gianluca como mencioné, es el proyecto más innovador de toda la serie, a pesar de ser un poco tímido sonoramente, si uno se da la tarea de desmenuzar sus temas se va a dar cuenta que hay sonidos ahí que por si mismos son disonantes, pero en orquesta funcionan perfectamente, sin hablar de cómo este chico le saca la vuelta a las temáticas del trap que traen consigo muchos tabúes. Lluvia Ácida me pareció un proyecto muy especial ya que no hace música para el escenario ni la pista de baile, sino para dejar huella de la identidad magallánica en el siglo XXI. Cómo Asesinar a Felipes me parece increíble como mencioné anteriormente. Todo lo que hace BYM Records está dominando la escena psicodélica fuera de Chile. Mantarraya es uno de los grupos nuevos más juguetones y nostálgicos que he oído en tiempos recientes. Hay mucho. Harto. Sin más por el momento los invito a ver la serie para descubrir verdaderamente quienes son todas estas personas que le han creado el underground más emocionante de América Latina.


La serie documental de VICE en Español incluye cinco capítulos que serán estrenados por Culto a contar de hoy.

Revisa el primer capítulo sobre electrónica:

Sobre el autor:

Alejandro Jofré |
Editor de Culto. En Twitter es @rebobinars