Culto
Funcionarios de la cartera de Cultura manifiestan su oposición a dichos de Mauricio Rojas

Funcionarios de la cartera de Cultura manifiestan su oposición a dichos de Mauricio Rojas

La Asociación de funcionarios del Ministerio de Cultura y del Servicio Nacional, redactaron dos cartas en contra del ahora ex Ministro, quien se refirió al Museo de la Memoria como "un uso desvergonzado y mentiroso de una tragedia nacional".

El día sábado, La Tercera publicó un perfil de Mauricio Rojas, quien fue nombrado Ministro de Cultura, las Artes y el Patrimonio en reemplazo de Alejandra Pérez. En el texto se menciona que -el ahora ex Ministro- se refirió al Museo de la Memoria diciendo que “más que un museo es un montaje” y que es “un uso desvergonzado y mentiroso de una tragedia nacional”.

Estas declaraciones, que dio en entrevista con CNN en 2016 y que plasmó en su libro Diálogos de conversos, fueron duramente criticados por distintos sectores, especialmente desde el mundo de la cultura.

El día domingo, la AFUCAP (Asociación Nacional de Funcionarios y Funcionarias del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio) y la ANFUDIBAM (Asociación Nacional de Funcionarios Servicio Nacional de la Cultura y el Patrimonio Cultura) dieron a conocer declaraciones públicas en torno a los dichos de Mauricio Rojas, las cuales fueron publicadas por Bíobio.

Declaración Pública Anfudibam

Asociación Nacional de Funcionarios Servicio Nacional de la Cultura y el Patrimonio Cultural
Santiago de Chile, 11 de agosto de 2018.

La Asociación Nacional de Funcionarios del Servicio Nacional de la Cultura y el Patrimonio Cultural, ANFUDIBAM, organización democrática y de clase, mayoritariamente representativa de los trabajadores de la cultura y el patrimonio, afiliada a la CUT y a la ANEF, frente a los dichos del recién nombrado por el Presidente Piñera, Ministro de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, declara lo siguiente, respecto de sus dichos sobre el Museo de la Memoria:

1.- Consecuente con nuestra Declaración de Principios establecida en nuestros Estatutos, que señalan nuestro profundo respeto por la dignidad de la persona humana y por los derechos humanos, deploramos y rechazamos con nuestra mayor fuerza y convicción los conceptos expresados por el Ministro Rojas sobre el Museo de la Memoria.

2.- El rol de la cultura y el patrimonio es justamente mantener viva la Memoria de un pueblo, de una nación, como parte de su identidad y de su historia. El Museo de la Memoria es la institución cuyo rol es, conmemorar a las víctimas de las violaciones a los derechos humanos ocurridas durante la dictadura cívico militar más horrorosa y cruenta acaecida en nuestro país. Régimen brutal de facto donde los aparatos represivos del Estado de Chile, exterminaron sistemáticamente a los opositores al régimen fascista y dictatorial, dejando una trágica y triste huella de detenidos desaparecidos, asesinatos, ejecuciones, torturas y sufrimiento de las víctimas, de sus familiares y de la sociedad en su conjunto.

3.- Desconocer y relativizar esa verdad, -sabiendo que prácticamente no ha habido justicia, incluido el dictador-, es una aberración histórica y política inaceptable para un personero que recién asume la cartera cuya misión es promover, resguardar y difundir la Memoria de nuestra nación.

4.- En consecuencia, demandamos al Gobierno que solicite la renuncia al Ministro Rojas por la gravedad que sus dichos importan al país, a las políticas públicas y a la función del Ministerio en que está recién asumiendo.

5.- Sumamos nuestra voz, con profundo respeto a la memoria de las víctimas que no pueden expresarse, a las Agrupaciones de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos, a todas las Organizaciones, instituciones y personalidades defensoras de los Derechos Humanos, a lo que fue la Vicaría de la Solidaridad de la Iglesia Chilena, a los trabajadores del Museo de la Memoria, a todas las comunidades culturales y pueblos originarios de nuestro país, a los artistas, cultores, intelectuales, escritores, poetas, historiadores, gestores culturales y a todos los hombres y mujeres de Chile que sienten indignación por lo que ha dicho el Ministro Rojas.

– Asociación Nacional de Funcionarios Servicio Nacional de la Cultura y el Patrimonio Cultural.


AFUCAP

La Asociación Nacional de Funcionarios y Funcionarias del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio – AFUCAP, ante las declaraciones del Ministro de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Mauricio Rojas Mullor, a la opinión pública, señala lo siguiente:

Rechazamos y lamentamos que, el elegido por el Presidente Piñera como Ministro de Cultura, de antemano no conozca las políticas de reparación simbólica, en las que el informe Rettig recomienda la creación del Museo de la Memoria y los DDHH, y que constituyen obligaciones para el Estado como garantías de no repetición.

El Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, cartera de la que debería hacerse cargo el Ministro Rojas, tiene como obligación la preservación de la memoria histórica, lo que se materializó en la definición de sus políticas culturales vigentes y creadas de manera participativa con amplios sectores de la comunidad. La ley 21045 que lo crea, indica claramente, este Ministerio debe “Reconocer a la memoria histórica como pilar fundamental de la cultura y del patrimonio intangible del país, que se recrea y proyecta a sí misma en un permanente respeto a los derechos humanos, la diversidad, la tolerancia, la democracia y el Estado de Derecho” y quien se haga cargo de esta cartera de Estado, debe ajustarse a ello y dar continuidad a las acciones, iniciativas, programas, fondos y presupuestos como lo realizado en la Unidad Memoria y Derechos Humanos, el Consejo de Monumentos, Archivo Nacional, Centro de Conservación y Restauración, Fondos, financiamiento al mismo Museo de la Memoria y DDHH, a sitios de memoria como Londres 38, Villa Grimaldi, Paine, Estadio Nacional, entre otros que se implementan en el Ministerio del que debiera hacerse cargo, con más ahínco aun si sus dichos no reflejan, como indicó en su cuenta de twitter, “su pensamiento actual”.

Como funcionarios y funcionarias públicas, nuestro deber es la implementación de Políticas Culturales 2017-2022, la que manifiesta como desafío “la construcción de políticas públicas con incidencia intersectorial y transversal, dispuesta en favor del fortalecimiento de la especificidad de los modos de hacer, de imaginar y de vivir para propiciar reflexiones, producciones y contextos culturales con valores de solidaridad, diversidad, pluralismo y tolerancia, propios para una sociedad democrática y comprometida con el marco de los derechos humanos”. Tanto quien se haga cargo de la cartera como nosotros y nosotras, desde la función pública, tenemos el deber de implementar lo que señalan la ley y la política de Estado.

Esta situación dolorosa, protagonizada por el Ministro de Cultura del Presidente Piñera, se convierten en antecedentes que ensombrecen las acciones que pudiera emprender incluso antes de comenzar su gestión.

– Asociación Nacional de Funcionarios y Funcionarias del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Sobre el autor: