Culto
La investigación de la muerte de Frei Montalva será una serie de TV

La investigación de la muerte de Frei Montalva será una serie de TV

Conspiración química es el nombre del proyecto del actor y productor Pablo Díaz, que se grabará en 2019. La producción cuenta con la colaboración de los hijos del exmandatario y su trama se centrará en Carmen Frei.

Sobre el escritorio de Pablo Díaz (39) hay un dossier que pareciera interminable, lleno documentos policiales y judiciales. Es el archivo de la investigación por la muerte del expresidente Eduardo Frei Montalva (1911-1982) y Díaz lo conoce completo. Se hace necesario para el próximo proyecto televisivo del actor y productor, uno que lleva dos años desarrollando: una serie sobre el asesinato del exmandatario.

Hablar de asesinato o magnicidio es algo relativamente reciente. Supuestamente fallecido por una infección tras extirparse una hernia en la Clínica Santa María en 1982, la familia Frei ha acusado desde el año 2000 que su muerte fue planeada por la dictadura. Una tesis que comenzó a sustentarse recién en 2009, cuando seis imputados fueron procesados por el crimen, siendo dictada una acusación contra ellos en agosto del año pasado.

Mientras aún se espera una sentencia, Díaz está en la etapa de escritura de guiones del proyecto que lleva por nombre Conspiración química. “Ya tenemos el arco dramático completo y una escaleta de seis episodios. La idea original es mía y la estoy escribiendo con Andrés Gelós, un destacado guionista argentino de Fox (Cumbia Ninja, 2091, Kdavra), y con Natasha Caravia, que es de su equipo, y también trabajó en Mary & Mike”, explica a Culto.

La serie será el primer proyecto de DDRio Estudios, la reformulada productora del actor, que hasta hace pocos días se llamaba Bowen/DDRio, en sociedad con Álex Bowen, prestando servicios a teleseries y programas locales. Ahora ambos decidieron tomar caminos separados, “en la mejor de las ondas”, dice Díaz, aclarando que de todas maneras trabajarán algunos proyectos en conjunto.

Para desarrollar la historia, Díaz contó con la ayuda de Carmen Frei, exsenadora e hija de Frei Montalva, quien será también el personaje principal de la serie, interpretada por Amparo Noguera. Los investigadores del caso y la periodista Mónica González también asesoraron la trama. “Esta es una historia súper interesante porque estuvo sin resolver casi 36 años. Más que el tema político me interesa lo policial, lo humano”, cuenta Díaz, sobre la historia que seguirá a Carmen Frei y su lucha de décadas de encontrar la verdad.

La idea de llevar a la pantalla chica los pormenores de la muerte del exmandatario y la investigación posterior nació no sólo de un interés profesional de Díaz, sino personal. “Mi abuelo fue muy amigo del presidente Frei Montalva. Eran compadres, padrinos de sus respectivos hijos. Y siempre se quedó con la duda de qué había pasado realmente. Murió el año 2003, siempre sospechando que a su amigo lo habían envenenado, pero nunca lo pudo ratificar”, asegura.

Carmen Frei da más detalles de ese vínculo: “El abuelo de él (Díaz) fue José Luis Del Río, una persona muy respetada y querida por nosotros. El compromiso de Pablo es muy impresionante, porque sin duda para mí es un momento de gran dolor, pero al mismo tiempo de gran tranquilidad, de saber que hay personas jóvenes que quieren recobrar la memoria histórica”.

La exsenadora asegura que tanto ella como su familia han aportado todo lo necesario para ayudar a la realización del proyecto, a través de extensas conversaciones durante dos años. “Cuando hay personas como Pablo con la convicción de que hubo un asesinato terrible, premeditado y hecho con maldad, te anima, porque hay mucha gente joven que quiere conocer la verdad. Para mí ha sido un orgullo trabajar con él”, dice Frei.

La colaboración con guionistas extranjeros no fue una decisión al azar. Díaz se plantea desde un comienzo Conspiración química como una coproducción internacional. “Me puse a pensar cómo se le podía dar un alcance internacional a una historia chilena”, explica el creador, agregando: “nos propusimos que esto sea antes que nada un caso policial. No entrar tanto en la historia de Chile y el quiebre de la democracia, sino cómo un ser humano, nuestro villano, que es Augusto Pinochet, requiere deshacerse de personajes molestos para él, y qué métodos utiliza para eliminar a estas personas. Estamos convencidos que sumando a un director chileno y a un director latinoamericano de renombre, más un talento extranjero, nos da todo para hacer una serie de nivel internacional”.

Sus ambiciones regionales no quitan que la serie postule a los fondos chilenos y se buscará un canal interesado en transmitirlo localmente. Para eso se filmará un teaser con Amparo Noguera en octubre. Pero la ambición tanto del proyecto como de DDRio Estudios es tener un pie afuera. “La idea es convertirse en un polo que atraiga proyectos en etapa germinal, donde acá podamos agregarle valor de producción, y que no tengan un carácter localista sino que estén pensados en coproducción y en un alcance regional”, asegura Díaz.

Sobre el autor:

Matías de la Maza |
Periodista de La Tercera.