Culto
Cómo toda una generación escuchó jazz jugando Los Sims

Cómo toda una generación escuchó jazz jugando Los Sims

A principios del 2000, millones de niños y adolescentes se sumían en la simulación de una vida virtual mientras escuchaban sin descanso el soundtrack que se convertiría en sus recuerdos nostálgicos y, por qué no, en su primera experiencia musical.

La instrucción para el músico y en ese entonces director de sonido de la desarrolladora de videojuegos Maxis, Jerry Martin, era clara. Tenía que componer melodías que fueran lo más discretas, suaves y que no distrajeran a los usuarios de su real objetivo: construir y decorar una casa en el nuevo juego de simulación de vida virtual. Y lo hizo, pero resultó en algo mucho más grande de lo que pudo esperar.

En el 2000, lanzar Los Sims fue todo un desafío. Con el éxito comercial de Sim City, el videojuego para construir, desarrollar y administrar ciudades, su creador Will Wright decidió dar un paso más allá. Se preguntó si la gente disfrutaría de simular no solo la construcción de una ciudad, sino de una familia, administrar la economía de un hogar, y apostó por que al público le gustaría la idea.


Y no solo fue una brillante idea. Para el año 2005, Los Sims había vendido más de 16 millones de copias físicas en todo el mundo. Una cantidad que solo tres álbumes que salieron en la misma fecha pudieron alcanzar: Oops i did it again de Britney Spears, Hybrid Theory de Linkin Park y The Marshall Matters de Eminem.

Esa cantidad habla definitivamente de algo: la cantidad de niños que inconscientemente escucharon el soundtrack del videojuego es inmensa, y a casi veinte años de su lanzamiento, esos niños ahora son jóvenes que recuerdan su música con nostalgia y admiración.


El proceso de grabación del soundtrack, específicamente las canciones del “Modo Construir”, fue mucho más sencillo que su repercusión. Jerry Martin Invitó al saxofonista de Doobie Brothers, Marc Russo, y el pianista de jazz John R Burr a construir estas piezas instrumentales. Al contrario de la música que tuvo que crear para la radio de Los Sims, que tenían géneros específicos, este era un misceláneo de lo que ellos quisieran, siempre que cumpliera con no interrumpir al jugador.

Una petición que al principio pareció difícil para Russo, quién también había tocado en la banda ganadora del Grammy The Yellowjackets. Acostumbrado a hacer mucho ruido, crear melodías que fuesen intencionalmente discretas sonaba como un desafío. Pero con la dirección de Martin, quien además vivía a media cuadra de su casa, transformaron ideas volátiles en sonidos concretos y luego llamaron a Burr. Ninguno de los tres tenía idea que estaban a punto de crear las composiciones más exitosas de sus carreras.

Con influencias de jazz contemporáneo, impresionismo, música clásica, imaginación sobre el concepto de esperanza y felicidad ( aunque por momentos sonara extremadamente triste) y la admiración por artistas como Keith Jarrett, nació el más recordado soundtrack de Los Sims. La mezcla casi improvisada de los tres músicos terminó en lo que se conoce como el famoso “Building Mode”.


Cuando mucho después, en 2007, se lanzó el disco de la banda sonora, sus seguidores estaban decepcionados. Dentro de él hay de todo un poco (la música del juego completo dura más de tres horas, así que el disco físico solo se reduce a una selección), pero solo una canción del “Modo Construir”: “Under Construction”. Por eso, los fanáticos de Los Sims decidieron subir las canciones completas a YouTube.

Con aproximadamente 2000 comentarios por canción, la popularidad de esta banda sonora de antaño se ha hecho notar en las redes sociales. En esa sección de YouTube, miles de usuarios han agradecido por la música que marcó sus infancias. Algunos también explican que hasta el día de hoy el “Modo Construir” fue su primer acercamiento al jazz e incluso a la música en general, mientras otros cuentan que en la actualidad, la única música que los relaja, los ayuda a estudiar y hasta los calma de ataques de ansiedad es el famoso soundtrack.



La popularidad de esta composición tomó por sorpresa a Jerry Martin, quien después de recibir cientos de correos de agradecimiento desde el lanzamiento del juego a principios del nuevo milenio, decidió crear una página donde se puede descargar la música del “Modo Construir” en la mejor calidad posible, además de las partituras de las canciones para los que quieran tocar sus propias versiones.


Hacer que más de 150 millones de personas descubrieran por primera vez el piano new age y jazz contemporáneo fue uno de los logros más satisfactorios en la carrera de Martin, y por eso sigue en conversaciones hasta el día de hoy con quienes lo ayudaron a componer el soundtrack. En una entrevista con Another Mag confesó: “Estoy planeando hacer un álbum descargable de Los Sims Build Mode, Volumen 2. No tendría nada que ver con EA Games, es algo personal para John Burr y para mí. No creo que EA lo aprecie ni les importe demasiado a menos que haya miles de millones de dólares involucrados”. Él, así como toda la comunidad, le da una importancia individual a la música que creó para un juego hace casi veinte años atrás, y es esa misma importancia la que lo lleva a querer revivirla, re explorarla y encantar a nuevas generaciones, tenga o no que ver con jugar a ser Dios en este planeta digital del que todos fuimos parte: Los Sims.



Sobre el autor:

Magdalena Bordalí |
Periodista. En Twitter es @emebordali