Culto
Javiera Parra: “Me hice espacio en un mundo masculino”

Javiera Parra: “Me hice espacio en un mundo masculino”

La solista suma a Titae Lindl y Cuti Aste al aniversario de La suerte, y analiza el presente de Los Tres. “Fuimos parte de algo mágico”, dice.

Una buena dosis de nostalgía se lee en el recorrido más reciente de Javiera Parra. En marzo de 2017 falleció su padre, Ángel Parra, y durante el año, en diversos escenarios, presentó junto a su hermano Ángel Las últimas composiciones, show basado en el disco homónimo de su abuela Violeta Parra. Mientras, puso en pausa a Los Imposibles.

“Me dediqué todo el año a homenajear a mi papá y a la Violeta. Fue muy fuerte en términos emocionales”, dice la cantautora, una de las confirmadas para La Cumbre de 2019, la primera con cartel paritario. Ahora, reactivando su banda, alista los festejos por las dos décadas de su segundo LP, La suerte, una obra de letras sentidas que considera “nuestro primer disco de banda, donde compusimos todo el material y decidimos cómo queríamos sonar”, marcando diferencias con Corte en trámite (1995), producido por su pareja de entonces, Álvaro Henríquez.

La primera cita en que lo celebrará será el 17 de agosto en Concepción, donde abrirá el show de Café Tacvba junto a dos invitados especiales: “Titae” Lindl y Cuti Aste, parte de la primera formación de Los Imposibles junto a Henríquez, y a quienes conoció en la época que se armaba La Negra Ester.


– ¿Qué siente con esta reunión?

– Al Tito (Lindl) lo veo bastante seguido pero hace muchos años que no tocamos juntos, así que me parece entretenidísimo invitarlo, especialmente en las canciones que grabó del primer disco. Y con Cuti toqué hasta el año pasado. La idea es que él esté más de la mitad del show y Titae en tres o cuatro temas. Va a ser muy especial. Para mí el Cuti es hermano, ha estado en todos los momentos de mi vida, en mis alegrías y tristezas. Con el Tito también. A Alvarito (Henríquez) lo he dejado de ver en estos últimos años, pero no por eso le tengo menos cariño y respeto. Puedo hablar por mí y por mi hermano: fuimos todos parte de algo muy mágico.

– ¿Cómo ve el presente de Álvaro Henríquez y de Los Tres?

– Me he enterado de su salud a través de Gonzalo (Henríquez). Me encantaría verlo cuando esté realmente recuperado, lo más pronto posible. Pero estuvimos encima todos esos días, sabiendo por la familia de lo que estaba pasando. Por lo que sé, está todo bien. Y no soy quién para opinar sobre Los Tres, pero estoy segura que cuando Álvaro esté bien lo primero que va a hacer es volver al escenario, él verá en qué formato.

– ¿Qué opinión tiene del cartel paritario que estrena La Cumbre?

– Creo que es bonito abrir espacios como La Matria, visibilizar que en los grandes festivales eso es muy disparejo. Pero también pienso que tienen que ser bandas que merezcan estar, por trayectoria, sonido o aporte. No creo que porque sean mujeres u hombres tengan que estar todos arriba del escenario. Siempre he creído que uno se gana un espacio teniendo un buen material, siendo carismático. Eso es para los dos lados. Me gusta haberme hecho un espacio en ese mundo masculino, aprendiendo un instrumento y sacando adelante mi carrera con argumentos.

Sobre el autor: