Culto
Fotografías y puesta en escena: la nueva muestra de Jorge Brantmayer

Fotografías y puesta en escena: la nueva muestra de Jorge Brantmayer

El fotógrafo chileno exhibirá seis imágenes inéditas en su exposición Ensayos contra la fatiga. La muestra se inaugura mañana en Ekho Gallery, ubicada en calle Merced.

Una pareja está parada en una esquina. Ambos visten ropa formal. La mujer lleva una cartera y una bolsa en su brazo derecho, mientras el hombre sostiene un paraguas que los cubre. La escena parece algo normal, pero sus cuerpos estáticos con la mirada fija en el horizonte están cubiertos de pintura chorreante, como si desde el otro lado de la calle se la hubieran lanzado. Es una de las fotografías que Jorge Brantmayer (63) expondrá desde mañana en la muestra Ensayos contra la fatiga, en Ekho Gallery, en el marco del mes de la fotografía.

“Son distintas situaciones que yo he ido creando en base a cuerpos y pintura. Fotografías que tienen que ver un poco con estados de ánimo míos, con acciones pulsionales. Ensayos de instinto y pulsión”, dice el fotógrafo sobre las seis imágenes de gran formato (2,5 metros x 1,5 metro) que componen la muestra. Un ejercicio que se aleja del retrato documental y la fotografía en blanco y negro que mostró en exposiciones anteriores como Cautivas (2007) en el Museo Nacional de Bellas Artes, o Geografía de la piel (2016) en CorpArtes.

Si bien sus primeros estudios fueron en artes plásticas, especialmente en pintura, posteriormente Brantmayer se tituló como fotógrafo de la Escuela Foto Arte de Chile. A lo largo de su carrera ha trabajado la fotografía publicitaria y autoral. En esta última línea, ha incursionado en el registro documental, pero también en lo conceptual, donde entra este último trabajo.

“Yo necesito estar sacando fotografías todo el tiempo, entonces hay veces donde hago fotografías con inmigrantes o retratos, por ejemplo, pero esto es otra cosa. Son como ejercicios para no aburrirse, para obligarse a estar todos los días haciendo algo y participando con gente”, señala Brantmayer, quien además es profesor en la Escuela de Arte de la Universidad Diego Portales. En ese sentido, Ensayos contra la fatiga es también un ejercicio performático que da espacio a la creación de escenas particulares construidas especialmente para ser fotografiadas.

Fue en julio de este año cuando Brantmayer realizó todas las fotografías de la muestra. El proceso implicó toda una producción: para cada una de las imágenes que quiso montar, debió buscar un lugar adecuado, modelos, construir la escena, y fotografiar. Todo en un mes. “Trabajar bajo presión fuerza a la imaginación, y a encontrar las claves que te faltan para lograr imágenes que representen tu ánimo”, señala el autor sobre lo que significó ese desafío.

En esta nueva serie de fotografías uno de los elementos principales es la pintura, material al que Brantmayer ha estado vinculado desde sus inicios. Su formación como pintor le ha permitido manejar mejor la luz y la composición. “Toda mi fotografía está marcada por un claroscuro que viene prácticamente de la pintura”, dice. Sin embargo la pintura en esta propuesta fotográfica tiene una función muy distinta. “Acá funciona como si fuese brea, como si fuese contaminación. Es como esa sensación de que estás en la calle, pasa una micro y te embarra”, explica el fotógrafo.

El cuerpo es también otro elemento primordial en el trabajo de Brantmayer. Más aún en este tipo de fotografías. El cuerpo como algo que todos tienen en común, y también como receptor de esas sensaciones que busca transmitir. “Todos tenemos un cuerpo, y todos recibimos en nuestro cuerpo el frío, el calor, los temblores, entonces en ese sentido yo puedo ser responsable de lo que recibo en mi cuerpo”, dice Brantmayer.


Citas al arte

A través de los protagonistas de sus fotografías Brantmayer busca mostrar aspectos de la realidad del país. Por eso, sus modelos son gente de todas las edades y razas. Al mismo tiempo, plantea la situación como la oportunidad de vivir una vida diferente a la cotidiana por un momento, y dejar a sus modelos ser protagonistas de una escena inventada. De esta forma, los cuadros que construye van de la mano con su propio imaginario y referencias artísticas. “Hay una fotografía de una pareja jugando ajedrez. Ella está desnuda y él vestido, pero la mujer se ve muy orgullosa y el hombre más disminuido”, destaca Brantmayer. Es una referencia a la fotografía en blanco y negro protagonizada por el artista francés Marcel Duchamp, donde juega ajedrez con una mujer desnuda. Sin embargo, la actitud de los protagonistas de esa fotos es diferente a la tomada por el fotógrafo chileno. “Son citas a la pintura y la historia del arte. Cosas que uno va descubriendo, referencias al trabajo de otros que para mí son importantes”, cuenta el autor.

La exposición estará abierta a público hasta el 15 de septiembre.

Sobre el autor: