Culto
La Cumbre será paritaria

La Cumbre será paritaria

En 2019, y siguiendo la tendencia mundial, el festival de música chilena tendrá un 50% de bandas y solistas femeninas en su cartel. Francisca Valenzuela, Ana Tijoux y Denise Rosenthal están entre las primeras confirmadas.

Tal como ocurre en los más diversos ámbitos de la sociedad, la presencia y representación femenina que exhiben los festivales de música se ha vuelto un tema de análisis y discusión en todos los rincones del mundo. En España, por ejemplo, se abrió el debate con una cifra aplastante: durante 2017, sólo un 15 % de los artistas presentes en eventos de este tipo realizados en ese país fueron o incluyeron mujeres. Y en Reino Unido, uno de los epicentros mundiales de la música en vivo, 45 festivales se comprometieron el mes pasado a alcanzar un “equilibrio de género” en su programación para el año 2022

Bajo ese escenario, y como una forma de marcar un precedente en la industria local, la próxima versión de La Cumbre, el mayor evento en vivo dedicado a la música chilena, anuncia su primer cartel paritario para 2019. Así, el próximo 12 de enero en el Club Hípico, al menos un 50% de los artistas que se presentarán ante el público serán bandas o solistas femeninas, o proyectos mixtos liderados por mujeres.

“Es algo que venimos desarrollando hace años. Si hay un festival musical que tiene el derecho y el deber de responder en esos términos, es la Cumbre”, explica Juan Andrés Ossandón, director general del evento capitalino que desde su primera versión, en 2007, ha ido adaptando su línea editorial a los cambios y tendencias de la escena. Por lo mismo, la próxima edición será la primera que se realizará bajo el nombre de “La Cumbre”, ya sin el subtítulo “del rock chileno”, en una muestra de su apuesta creciente por la diversidad estilística.

Ahora, tomando nota del debate que se ha instalado en el planeta musical, los organizadores se han propuesto ser el primer festival masivo del país en anunciar paridad de género en su programación y de asumir un compromiso al respecto. “Ya este año la Cumbre tuvo cerca de un 35 por ciento de presencia de bandas o solistas femeninas, o con participación importante de mujeres, por lo tanto llegar a un cartel paritario no sólo es una evolución natural sino que algo relativamente sencillo, dado que la inclusión femenina ya era bastante alta”, comenta Ossandón.

En lo concreto, siguiendo la lógica del “50-50”, el productor anuncia para enero un menú artístico de aproximadamente 40 grupos y solistas nacionales, de los cuales al menos 20 serán representantes femeninas. De esa programación completa, ya hay ocho artistas confirmadas, todas mujeres: las cantautoras Francisca Valenzuela, Ana Tijoux, Denise Rosenthal, Mariel Mariel, Pascuala Ilabaca y Cler Canifrú, además del quinteto Amanitas y Javiera Parra al mando de Los Imposibles, sus históricos compañeros de ruta.

Un listado que no sólo da cuenta de la variedad de estilos que busca sumar cada año la cita veraniega. Además, incluye nombres que desde hace un tiempo abogan por mayor presencia femenina en los espectáculos en vivo, y que han tomado esa causa como bandera. Es el caso de Mariel Villagra -el nombre real de Mariel Mariel-, quien lidera La Matria, un colectivo local de mujeres que trabajan en la música y que busca visibilizar las problemáticas que éstas enfrentan en la industria. La solista, que ya estuvo en la Cumbre de este año, realizó en septiembre de 2017 una fonda feminista y en mayo estrenó La Matria Fest, evento que reunió en escena sólo proyectos encabezados por colegas mujeres.

Lo mismo Francisca Valenzuela, quien ha realizado tres ediciones locales del festival Ruidosa; a estas alturas, uno de los principales referentes de acción feminista en la escena musical de Latinoamérica. Según sus cifras, entre 2016 y 2017 sólo un 10,6% de los proyectos que participaron en festivales de la región fueron exclusivamente femeninos. En tanto, un 78,1% correspondió a músicos hombres o grupos exclusivamente masculinos (y un 11,3% para los mixtos).

“Lo que estamos haciendo es muy orgánico, no le estamos haciendo la pata a nadie”, comenta Ossandón, quien proyecta que la paridad de género se afiance a futuro en La Cumbre. “Creemos que en este país la actividad musical por parte de las mujeres es muy alta y de muy buena calidad, que tenemos una fuerza cada vez más pareja, por lo que el el 12 de enero tendremos una jornada inolvidable en este compromiso con las mujeres de Chile”.

Sobre el autor:

Andrés del Real |
Sub-editor de Espectáculos de La Tercera.