Culto
Biblioteca de Hogwarts: tres libros que te convierten en un mago más

Biblioteca de Hogwarts: tres libros que te convierten en un mago más

La editorial Salamandra tradujo al español tres libros que permiten a los fanáticos de Harry Potter expandir sus conocimientos en el mundo mágico y ser un alumno más de Hogwarts.

Quienes conocieron el mundo de Harry Potter a temprana edad, de seguro esperaron con ilusión la llegada de la carta de Hogwarts el mes de agosto cuando ya tenían 11 años, y todos ellos vieron con desilusión la llegada de septiembre sin un ticket para abordar el tren a las 11 AM desde el andén 9 y 3/4.

“Es ficción”, dice la lógica, pero para aquellos que leyeron los escritos de J.K. Rowling y/o vieron las cintas de Warner con los ojos de la infancia, la maravillosa escuela de magia y hechicería era real. Lograr un “wingardium leviosa” con la maestría de Hermione o volar en una escoba con la habilidad que Harry llevaba en la sangre, eran algunas de las tantas hazañas que los soñadores potterian querían alcanzar.

Lamentablemente, los años reafirmaron lo que secretamente sabían: la carta nunca iba a llegar porque se enamoraron de una ficción que es una mera evasión temporal de la realidad (o porque son muggles).

Para aliviar este dolor, además de las novelas propias de la saga canónica, y las películas que se agregaron posteriormente (Animales fantásticos y dónde encontrarlos); existen tres libros que son mencionados en la saga como parte de la bibliografía real de los estudiantes en Hogwarts: Las aventuras de Beedle el bardo -con apuntes de Albus Dumbledore-, Quidditch a través de los tiempos -escrito por Kennilworthy Whisp- y Animales fantásticos y dónde encontrarlos -de la autoría de Newt Scamander.

Claro que aquellos autores son en la ficción, ya que J.K. Rowling es la responsable de estas páginas que traen más del mundo mágico a sus lectores.


Las aventuras de Beedle el bardo

Este libro es mencionado por primera vez en Harry Potter y las reliquias de la muerte, el séptimo y último libro de la saga. Las aventuras de Beedle el bardo es un conjunto de cuentos que Albus Dumbledore hereda a Hermione, con apuntes especiales en cada uno de sus cuentos. En un comienzo no le provoca extrañeza, sobretodo luego que Ron le dijera que su madre le leía historias como Babbitty Rabbitty y su cepa carcajeante, y El mago y el cazo saltarín cuando era niño. Posteriormente comprendió los motivos de Dumbledore para dejarlo en sus manos: la leyenda de los tres hermanos que recibieron las reliquias de la muerte.


Quidditch a través de los tiempos

Esta es una guía completa del famoso deporte del mundo mágico. Su primera mención fue en Harry Potter y la piedra filosofal cuando Snape sorprende a Harry con el libro en sus manos fuera de la escuela. En la ficción, fue escrito por Kennilworthy Whisp, un experto y fanático del Quidditch que repasa su historia y todos los detalles de este deporte. En realidad, su autora es J. K. Rowling, con el fin de destinar su usufructo a la fundación de caridad Lumos.


Animales fantásticos y dónde encontrarlos

Esta es una reproducción -o pretende serlo- del libro con el que Harry estudió la magizoología en Hogwarts. El autor original en la ficción es Newt Scamander -protagonista de las películas estrenadas posterior a la saga principal-, y en la realidad es la autora de este universo J. K. Rowling, también para la fundación Lumos. Si los Cuentos de Beedle el bardo contienen los apuntes de Albus Dumbledore, este texto tiene anotaciones de Harry y Ron, claro que en un tono ‘infantil’ con bromas y dibujos. Animales fantásticos y dónde encontrarlos describe la historia de la magizoología y describe 75 especies mágicas observadas por Scamander en distintas parte del mundo.


Especial Harry Potter
Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov