Culto
Productora de Historia de un Oso estrena corto infantil

Productora de Historia de un Oso estrena corto infantil

Punkrobot realizó la animación que exhibe el CDF contra el acoso en el colegio. La entidad está centrada hoy en el mundo preescolar.

Pipo es un tímido niño que asiste a su primer día de clases y se enfrenta a una situación adversa al ser víctima de bullying por parte de un grupo de compañeros; pero a su vez, es capaz de revertir esta realidad de la mano del deporte. Esa es la temática del corto de animación llamado #NoMásBullying, el que el Canal del Fútbol (CDF) puso al aire este mes, en distintos momentos de su programación, para celebrar el día del niño.

La llegada de Pipo a la pantalla chica, y también a YouTube, tiene el sello de Punkrobot, estudio ganador del primer Premio Oscar de animación en América Latina con la recordada Historia de un oso (2015).

“Nosotros como productora hacemos todo tipo de proyectos de animación, pero nuestro foco ha estado siempre en los contenidos infantiles. Y este, puntualmente, que está enfocado en niños y niñas que les gusta el fútbol y el deporte, con un mensaje muy positivo, que es que el fútbol te puede unir y que no haya más bullying escolar, nos gustó muchísimo”, dice Patricio Escala, productor de Punkrobot.

Escala junto a su equipo fueron los encargados de darle vida a esta historia que dura un minuto y 30 segundos, pero la campaña fue creada en conjunto por el canal y su agencia Kinder+lab.

“Esta pieza se enmarca en nuestra campaña ‘Por suerte hay fútbol’, donde quisimos abordar una temática social presente, como es el bullying escolar. A través de esta animación y la historia de Pipo, queremos mostrar cómo el deporte, específicamente el fútbol, puede ser un aporte en el desarrollo de habilidades sociales, en especial entre los niños”, explica Francisca Mora, subgerente de marketing y canales de distribución de CDF.

Hace diez años que Punkrobot se dedica a los contenidos infantiles, y por eso Escala y su socio, Gabriel Osorio, saben bien que las oportunidades para exhibir su trabajo son cada vez más difíciles. Eso los ha llevado al mercado brasilero, argentino y peruano, entre otros, además de trabajar con Netflix.

Escala va más allá en su crítica al asegurar que “deben comenzar a establecerse políticas de estado sobre cuáles son las obligaciones de los contenidos infantiles en nuestra pantalla. Debe regularizarse el contenido que se les muestra a los niños, ver qué les estamos entregando. Hoy, los niños están viendo muchas teleseries, y a su vez, ellas los integran en sus historias. Pero eso no está bien, porque tienen un contenido muy sexualizado, y que no es adecuado para ellos”.

La mayor dificultad está en conseguir inversión por parte de los canales, por lo que el rol que juega el Consejo Nacional de Televisión (CNTV) es fundamental.

Actualmente, Punkrobot está produciendo su cuarta serie, que irá dirigida al público preescolar, el que según Escala “es el que está más abandonado”. Doce meses llevan trabajando en ella, y todavía falta un año y medio más de producción, antes de que pueda salir al aire. TVN será el que le entregue pantalla a esta iniciativa, y como canal público, Escala cree que “debería ser el socio natural de todos los productores independientes, porque hacemos contenidos de nuestra realidad. La televisión abierta es una herramienta que tiene una gran cobertura, y no podemos dejar de aprovecharla como herramienta para educar. Los canales se rigen por rating, pero no mide a los niños de cuatro años. No saben bien el impacto que están teniendo en ellos”.

Lo más próximo para Escala y Osorio es terminar, durante este mes, la serie animada La leyenda de Zeta & Ozz, para que sea exhibida por Cartoon Network Latinoamérica, señal con la que firmaron un acuerdo en octubre pasado. La producción está enfocada en un target de 8 a 12 años, y cuenta la historia de dos grandes amigos, un zorro extremadamente egocéntrico y un oso entusiasta e infantil, que comparten un irrefrenable deseo de ser idolatrados y pasarlo bien.

Sobre el autor: