Culto
90 años de ciencia ficción… en el streaming

90 años de ciencia ficción… en el streaming

Celebramos los noventa años de la ciencia ficción con estos recomendados.

En julio de 1928, el escritor Hugo Gernsback acuñó un nuevo término para definir las historias que estaba publicando en su revista Amazing Stories. Tomando en cuenta que la fantasía estaba siendo reemplazada por aventuras donde lo más importante era el futuro a través de los avances de la ciencia y la tecnología, lo bautizó “ciencia ficción”. Y la historia de la narrativa entró en el año cero de lo que a la larga sería la especie de relato más popular y rentable del siglo XX y también del siglo XXI. No vamos a entrar en debates acerca de qué es ciencia ficción, pero sí haremos un rastreo por las mejores alternativas en anticipación científica disponibles hoy en las distintas plataformas. Celebramos los noventa años de la ciencia ficción con estos recomendados.

El cuento de la criada, basado en el libro de Margaret Atwood y de la cual se ha escrito ríos de teorías. Una distopía que adelanta un futuro caótico en la que occidente es gobernado por una teocracia autoritaria en el cual el rol de la mujer se ha reducido al de ser reproductoras. El alza de una revolución, para un futurismo que dialoga con el feminismo y la igualdad de géneros como un lúcido espejo. Primera temporada en Paramount Channel y la segunda en su plataforma preferida de streaming ilegal.

Inspirada en la premiada novela de Philip K. Dick, El Hombre en el castillo, la serie homónima The man in the high castle nos traslada a una década de 1960 alternativa en un mundo en el que los nazis ganaron la II Guerra Mundial y Estados Unidos está dividida en dos; el este gobernado por los alemanes y el oeste por Japón. Mientras una guerra fría entre nipones y germanos amenaza la estabilidad del planeta, un grupo de rebeldes de California trafican videos de un misterioso realizador en los que aparecen imágenes de un mundo en el que Hitler fue derrotado. La primera temporada es bastante fiel al libro; la segunda una libertad absoluta y por eso crece en calidad a tal punto que es de lo mejor que hoy puede encontrarse en streaming. Disponible en Amazon Prime al igual que su serie hermana Philip K Dick’s electric dreams, ambas no sólo basadas en trabajos del mismo autor, sino también detrás de ellas idéntico jefe: Ridley Scott, quien adaptara Blade Runner. Electric dreams es una serie de capítulos unitarios que explora la posición del hombre frente a un porvenir incierto dominado por las máquinas y la tecnología. Y es en esta lectura donde la serie de Amazon Prime empalma con la premiada Black mirror de BBC/Netflix, que hay que decirlo está mejor lograda que la de Ridley Scott y que aunque no diga Philip K. Dick en sus créditos, comparte la ideología de las ucronías y distopías paridas por este autor.

Cyberpunk es quizás el subgénero de la ciencia ficción más popular de las últimas décadas. Dentro de los autores cyberpunkies, Richard K. Morgan es de los mejores, siendo su novela más premiada y reconocida, Carbón Alterado, que como serie televisiva podemos descubrir en Netflix bajo el título original de Altered carbon; ella nos traslada a un futuro en que la alta tecnología y los piratas cibernéticos conviven con el tráfico de órganos, con el propósito de alcanzar la inmortalidad, todo bajo la estructura de un thriller policial muy deudor de la serie negra: el detective perturbado, la compañera ruda, mucha femme fatale, abundantes sueños recurrentes en edificios gobernados por inteligencias artificiales. No es una joya pero se deja ver.

También en Netflix, las dos primeras temporadas de The Expanse, acaso la mejor serie que nadie está viendo. Una joya en el subgénero de la space-opera, es decir historias de naves espaciales. Basada en la novela El despertar del Leviatán de James S.A. Corey , diversas líneas argumentales arman el retrato de un futuro donde la Tierra se ha expandido en el sistema solar, lo que ha iniciado revueltas políticas que van desde la independencia de Marte hasta revoluciones sociales y “comunistas” impulsadas por los gremios de obreros y mineros del cinturón de asteroides. Harto concepto científico para una serie que juega con lo probable, lo que puede ser; es decir nada de aliens, ni de saltos a la velocidad de la luz, ni rayos láser. Éxito de culto y crítica pero no de audiencia, la alianza entre Netflix y Syfy Channel canceló este drama en su tercera temporada, pero fue rescatada por Amazon Prime, así que para verla tendremos que saltar de plataforma en plataforma.

Sobre el autor: