Culto
Rush: asumir que se acabó

Rush: asumir que se acabó

Hace tres años el trío canadiense dio su último show. En diciembre Geddy Lee publicará un libro sobre sus bajos y después de eso, según ha reconocido Alex Lifeson, podrían trabajar en algún proyecto. Pero sin Neil Peart.

La noche del sábado 1 de agosto de 2015, en un repleto Forum de Los Angeles, Rush dio el último concierto de su gira aniversario R40. Al final de ese show ocurrió algo impensado: mientras Alex Lifeson y Geddy Lee se despedían de sus fans, visiblemente emocionados, Neil Peart caminó hasta el borde del escenario para fundirse en un abrazo con sus compañeros de ruta. Fue la primera vez que el baterista, introvertido y poco amigo de las luces y palmoteos en la espalda, hacía algo así. En ese momento, la particular despedida del trío canadiense fue interpretada como el adiós final de los escenarios.



Tres años después de aquel hito clave del largo historial de la banda, parece confirmarse lo que muchos seguidores de Rush aún no logran aceptar: el grupo se acabó. Luego de más de cuatro décadas en la carretera, de 20 álbumes de estudio, otros tantos en vivo y su consolidación absoluta como una banda inclasificable pero con sonido propio —mirada en menos por la crítica mainstream—, “la santísima trinidad del rock” no está precisamente en una “siesta” o en “veremos” como sí lo estuvo después de la tragedia familiar de Neil Peart a fines de los 90. No, Rush se acabó.

Al menos eso es lo que han transmitido en los últimos tres años Lifeson y Lee, mientras que Peart se mantiene en silencio, dedicado a tiempo completo a su hija pequeña y “retirado”. En todo caso, ni Alex ni Geddy han escondido su deseo de armar algunos proyectos juntos. Mal que mal, ambos son vecinos, amigos, compinches, compositores insaciables. ¿Pero Rush sin Neil Peart? En ningún caso, porque aquello sería traicionar aquella cofradía que los hizo distintos al resto.



La pregunta que ronda entre los fans más fans de Rush es si ocurrirá un milagro que los vuelva a reunir. Más que una pregunta, es una expresión de deseo. Por ahora, ni siquiera un álbum de estudio, sin la gira correspondiente, aparece en el horizonte. Tampoco lo que en su momento se especuló: una serie de shows en una ciudad particular para conmemorar algún disco o bien dar rienda suelta a los temas más desconocidos o menos interpretados en vivo. De alguna manera todo aquello ya lo hicieron en el R40, probablemente la mejor y más completa gira de Rush pese a que sólo hicieron 35 presentaciones en Estados Unidos y Canadá. En ese tour no sólo sacaron del baúl temas como “Jacob’s Ladder”, “Hemispheres” y “Xanadu”, sino que volvieron gemas como “Animate”, “Lakeside Park” y “Anthem”. Y en sólo cinco shows, para deleite de los fans más fans, tocaron “Losing it”, tema del Signals nunca antes interpretado en vivo.

En una columna escrita días atrás en el diario canadiense National Post el comentarista Colby Cosh planteó: “Adiós a los Reyes, Rush realmente parece haberse retirado”. La jubilación parece literal y simbólica, apunta Cosh, ya que el domingo Geddy Lee cumplió 65 años, la edad del retiro. Lo mismo hará Lifeson el 27 de agosto, mientras que Peart cumplió 65 el año pasado. Aunque muchísimas bandas con integrantes septuagenarios siguen en la ruta, lo de Rush no pasa por la edad, pasa por las prioridades de Peart.



¿Qué ha dicho Alex Lifeson? “Sentimos que ya tuvimos suficiente”, lanzó el guitarrista en una entrevista con The Globe and Mail, en enero pasado. “No tenemos más planes de gira o grabar discos. Básicamente, estamos listos…”, agregó. Eso sí, Lifeson ha dicho que no descarta un proyecto con el bajista. Geddy Lee, por su parte, le dijo a fines de 2017 a Dan Rather que “no hay planes de gira en este momento, en absoluto. No estoy seguro de que Rush sea el producto de tres elementos que salgan de gira en este momento. Es muy poco probable”. Incluso hasta Dave Grohl salió al baile ante la posibilidad de “reemplazar” a Peart, algo que desestimó por completo.

¿Qué planes tiene “la banda”? Geddy Lee se apronta a publicar un libro sobre su colección de bajos, en principio el próximo 4 de diciembre. El texto, que cuenta con 400 páginas, contiene todos los detalles de su instrumento, con entrevistas a bajistas como John Paul Jones (Led Zeppelin); Adam Clayton (U2); Robert Trujillo (Metallica); Jeff Tweedy (Wilco); Bill Wyman (The Rolling Stones); Les Claypool (Primus) y Bob Daisley (Rainbow). Al mismo tiempo, Alex ha estado concentrado en proyectos junto a artistas como Don Felder, John Mayall, Marco Minnemann y Fu Manchu.

“Ged y yo somos los mejores amigos y hablamos hace pocos días, pero nunca hemos hablado de eso (reunirnos). Ha estado tan concentrado en escribir un gran libro sobre los bajos, pero ya casi está listo. Tengo la sensación de que una vez que haya pasado eso y haya tenido un descanso, haremos algo seguro. No he dejado de escribir música. Si haremos algo acústicamente juntos, no lo sé. No me puedo imaginar que volvamos a la carretera con nada, aunque sería agradable hacer algo en pequeños teatros”, dijo Lifeson en una entrevista que la revista Frets (Guitar Player) publicará en su edición de septiembre.



Sobre el autor:

Alejandro Tapia |
Editor de Mundo de La Tercera. Ha cubierto los más importantes hitos políticos de América Latina de las últimas dos décadas.