Culto
El cine de Cannes que llega a Sanfic: de la ecología a los ídolos del fútbol

El cine de Cannes que llega a Sanfic: de la ecología a los ídolos del fútbol

La nueva versión del encuentro fílmico que va del 19 al 26 de agosto incluye cinco películas de la Semana de la Crítica, una de las muestras más prestigiosas de Cannes. Destaca Wildlife, el debut del actor Paul Dano en la dirección, pero también Diamantino, sobre un futbolista, y Woman at war, acerca de una ambientalista.

El sueño americano siempre se le resistió a Jerry Brinson. En realidad, nunca le llegó. Ni siquiera en los momentos que creyó pudieron ser los mejores de su vida, cuando puso su primer pie en el pueblo de Great Falls, decidido a iniciar una vida desde cero y con todo el futuro a sus pies. Empleado de un club de golf y deportista frustrado, Jerry trató de maquillar con falsas buenas vibras su vida familiar junto a su esposa Jeanette y su hijo adolescente Joe. No pudo ser: un mal día perdió el trabajo, su esposa empezó a flirtear con un vendedor de autos y la fractura en el matrimonio fue fatal.

Los primeros acontecimientos de la película Wildlife parecen indicar que Jeanette se aprovechó del fracaso, pero nada es lo que parece. Naturalmente optimista, Jeanette sólo dejó de tener fe en Jerry, un profesional de la autocompasión que hubiera acabado con la paciencia de una geisha.

Este es el panorama emocional de la primera película como director del actor Paul Dano (Petróleo sangriento), basada en la novela Incendios del escritor Richard Ford. Fue un debut aplaudido por público y crítica en la sección Semana de la Crítica del último Festival de Cannes, muestra dedicada a las primeras y segundas cintas. Wildlife es una de las cinco películas que la Semana de la Crítica presentará en el 14 Santiago Festival Internacional de Cine. La muestra organizada por CorpArtes irá del domingo 19 al domingo 26 de agosto.

Carlos Núñez, director artístico del Festival Sanfic y gestor del acuerdo entre esta muestra de Cannes y el encuentro chileno, dice: “Estamos muy contentos de contar con esta sección que incluye películas premiadas y con vocación de público. Hay una gran diversidad de géneros y son realizadas por directores que están dando mucho que hablar en el mundo”.

Sobre la presencia de estos largometrajes, la directora ejecutiva de CorpArtes Francisca Florenzano dice: “Las películas de la Semana de la Crítica de Cannes que exhibiremos en Sanfic son una instancia única para empaparnos de las miradas de directores de todo el mundo. Nos hablan de realidades tan diversas como los años 60 estadounidenses o las guerras yugoslavas.”.

Calificada como “pequeña gema” por The Hollywood Reporter, Wildlife es antes que nada la crónica de una familia terminal y de las esperanzas hipotecadas de una pareja que ya no fue. El filme, escrito por Dano y su pareja actriz Zoe Kazan, es visto desde el punto de vista de Joe, interpretado por el impasible Ed Oxenbould. En los roles de Jeanette y Jerry, están nada menos que Carey Mulligan y Jake Gyllenhaal.

Un futbolista vacío

Hay muchas maneras de contar la vida de un deportista, pero en Diamantino encontraron una muy particular: Diamantino, la máxima estrella del balompié mundial mete literalmente las patas cuando no convierte un penal en el Mundial. De ahí en adelante su vida es un calvario donde pasa de todo y con todos: líos con los impuestos, crisis de inmigrantes, bravuconadas de la extrema derecha, una agente transexual encubierta, mascotas gigantes.

La película del portugués Gabriel Abrantes y el estadounidense Daniel Schmidt es un delirio visual que sorprendió a todo el mundo en Cannes 2018. Tanto, que finalmente se llevó el premio a Mejor Película en la Semana de la Crítica. En su historia, el ídolo deportivo Diamantino (Carlo Cotta, con un look a lo Cristiano Ronaldo) se transforma en el títere de sus hermanas, que manejan su carrera con perversión. Diamantino no tiene demasiado en la cabeza y su caída en las garras de un oportunista es cuestión de olfato. La película cuenta en tono de comedia, farsa y hasta ciencia ficción una historia de ídolos con pies de barro.

En otro terreno se mueve Chris the swiss, película de la realizadora suiza Anja Kofmel sobre el inescrutable caso de su primo, el periodista Christian Würtenberg, hallado muerto en enero de 1992, durante las guerras balcánicas. Lo hallaron vestido de mercenario, como si el oficio de periodista hubiera sido un accidente en su vida. En la película, Kofmel parte de la premisa de la admiración que sintió desde pequeña por su él y luego reconstruye su historia utilizando material de archivo, entrevistas y, en forma brillante, animación. Ella es la responsable de los dibujos en blanco y negro.

Desde Islandia llega Woman at war, una comedia con agenda social de Benedikt Erlingsson. Su protagonista es Halla (Halldóra Geirharðsdóttir), quien lleva una doble existencia, más parecida a la de un superhéroe que a la de un ciudadano promedio de Islandia. En la ciudad la conocen como una amable maestra de coros, pero en el interior es la justiciera de las causas perdidas: armada sólo de su arco y su flecha es capaz de derribar torres de alta tensión y oponerse a la inclemente destrucción del paisaje islandés por la poca ecológica industria del aluminio.

Las calles de Marsella son el escenario de Shéhérazade, el filme debut de Jean-Bernard Marlin, cineasta que creció en el rudo puerto del sur de Francia y sabe de lo que habla. Aquí cuenta los tropiezos y logros de Zach (Dylan Robert), un muchacho que busca rehacer su vida tras abandonar la cárcel juvenil. Va donde su madre, pero ella lo manda al diablo. Va donde los amigos y se divierte por un rato. Finalmente encuentra a Shéhérazade (Kenza Fortas), una muchacha que se las trae y que quizás le entregue lo que aún no encuentra en la vida.

Sobre el autor: