Culto
Pinto Wahin: del arco del Barcelona al reggaetón

Pinto Wahin: del arco del Barcelona al reggaetón

El exarquero español, hoy convertido en músico y ganador de un Grammy Latino, habla con Culto de Suave, el tema que compuso y produjo para su amigo Dani Alves.

Son conocidos los casos de futbolistas que han incursionado en la música, como el de Nicolás Trecco y Manuel “Caté” Ibarra en plan cantautores, mientras que en las filas del rock sobresalen Germán Burgos, Alexi Lalas y Marcelo Barticciotto. O incluso en la cumbia, con la voz de Carlos Tévez y Sergio Agüero. Viéndolo en retrospectiva, el mundo deportivo extiende su conexión emocional con el público a través de melodías que intentan incrementar su popularidad global.

En plena fogosidad del Mundial de Rusia, el brasileño Dani Alves, lateral derecho del Paris Saint Germain FC y ausente de la cita planetaria por lesión, se estrenó como cantante con el tema “Suave”, hit bailable del verano del Hemisferio Norte en el que participa su paisano, el cantautor Thiago Matheus, y su amigo español José Manuel Pinto, ex portero del Barcelona y ganador de un Grammy Latino en 2016 -junto a Niña Pastori-, quien además produce el track.

Esta tríada se apalanca en el reggaetón para mostrar un tema de sonoridad hipnótica y minimalista, donde el loop de arraigo brasileño se fusiona con aires flamencos. La fraternidad, cantada en español, es lo que prevalece. “Ahí vino la buena energía que esperamos transmitir a todo el mundo, que la gente no se canse de bailarlo, la entienda y reciba la buena onda que tiene la canción”, explica a Culto, vía telefónica, el ex arquero de 42 años, hoy conocido bajo el nombre artístico de Pinto Wahin.

“Sin quererlo sale la vena flamenco-raíz. Sobre todo se trata de unir culturas, que no tengamos ninguna barrera. Lo bonito es crear colores y eliminar todos los muros que existen”, agrega el español, quien defendió el arco del Celta de Vigo y luego el del Barcelona, entre 2008 y 2014, alternando el puesto con el portero titular de entonces, Víctor Valdés. Ahora, Pinto suma gramófonos a un palmarés que incluye dos Champions League y un Trofeo Zamora al arquero menos batido de la liga española.

Ingeniero, músico e intérprete de lo urbano, de influencia europea, el ex guardameta, fichado por el sello Sony Music, transita un género de arraigo caribeño. “Realmente no me gusta ponerle etiquetas a nada, es como limitar. Cuando me pongo a componer y a producir música no pienso si es caribeño, flamenco, pop, rock o reggaetón”, aclara.

“Soy del sur de España, la cuna del flamenco. Aunque estás influenciado por todo lo que escuchas, en mi tierra se nace con ese conocimiento. A los catorce años empecé a crear mi propia música, vengo de un barrio humilde, de muchísima gente y amigos gitanos. Junto con mi mejor amigo y una radio cassette, escuchábamos música y bailábamos breakdance”, agrega, mientras recuerda que ganó un concurso de freestyle.

Sin querer, desliza que su disco saldrá en octubre: “No te puedo adelantar mucho pero va a causar sensación con lo que se viene”. Prefiere hablar de “Suave”, y lo que representa el tema que le presentó a Dani Alves como una idea, antes que decidieran grabarlo ellos mismos. “La creación es como si fuera un hijo de uno”, asegura.

Dice no estar demasiado al tanto de los nuevos exponentes del reggaetón chileno, como Tomasa del Real, El Pez o Trez3, ni del trap de Gianluca o Drefquila. “La verdad no me llega tanto conocimiento. Hay algunas cosas que he escuchado gracias a mi buen amigo Alexis Sánchez [con quien coincidió cuando el tocopillano jugó en el Barcelona], el chileno, ¿cachái? Pero la verdad no estoy muy metido en la onda de ahí”.

En lo estrictamente futbolístico prefiere mantenerse al margen del pobre desempeño de la Selección de su país en Rusia, luego que la federación destituyera al técnico Julen Lopetegui, dos días antes del Mundial, y lo reemplazara por Fernando Hierro. “No soy de opinar en este tipo de situaciones”, señala. Ni siquiera ha conversado con alguno de sus ex compañeros de equipo sobre esto.

¿Existe un paralelismo entre la vida del arquero y la del músico?

Hay que tener perseverancia y aguante como un portero. Ese que ve el fútbol desde atrás, como experiencia personal, hay que ser muy fuerte de mente. Eres el último hombre, el único jugador que lo hace diferente: juega con las manos y no con los pies.

Sobre el autor: